Inicio » Confirman deterioro de libertad de expresión en Uruguay: “El Estado uruguayo ya no es el gran protector de las libertades”
AHORA Destacada VOCACION FM

Confirman deterioro de libertad de expresión en Uruguay: “El Estado uruguayo ya no es el gran protector de las libertades”

Nuevo informe regional confirma deterioro de libertad de expresión en Uruguay

 

La red Voces del Sur divulgó la semana pasada su Informe Sombra sobre la situación de la libertad de expresión en 14 países de la región en 2021, en el que se da cuenta del aumento significativo del número de casos de amenazas y restricciones a la libertad de expresión. En su mayoría (70%) son responsabilidad de organismos estatales o funcionarios públicos.

En el caso de Uruguay, el informe consigna los 70 casos registrados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021, con un alarmante aumento de los procesos penales o civiles a periodistas y los casos de discurso estigmatizante por parte de voceros gubernamentales.

El informe de Voces del Sur también señala el aumento de alertas de género en el país, que se incrementaron en un 150% entre 2020 y 2021, lo que implica un agravamiento del efecto diferenciado que estos hechos tienen sobre las periodistas mujeres.

“El Estado uruguayo ya no es el gran protector de las libertades”, se titula el capítulo referido a nuestro país, en el que se da cuenta del aumento del 89% en el número total de casos registrados en el año 2021 en comparación con el año anterior. “Los datos de 2021 señalan claramente que ya no es posible considerar al Estado uruguayo como un modelo a seguir en materia de la protección de las libertades fundamentales en América Latina”, indicó el documento presentado el miércoles 7 en Ciudad de México.

 

 

 

“Es innegable que el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou ha propiciado antagonismo hacia la prensa”, lamenta el documento, que menciona el aumento de los casos de discurso estigmatizante contra periodistas, en medio de un ambiente de hostigamiento e incremento de la judicialización. “El clima de enfrentamiento que se ha mantenido desde el partido en el poder en contra de periodistas nunca disminuyó desde las elecciones de 2020 y se agudizó con la pandemia de la COVID-19”, añadió.

Este nuevo informe dando cuenta del deterioro de la situación de la libertad de expresión en Uruguay, se suma a los que ya se habían publicado por parte de las organizaciones internacionales Reporteros Sin Fronteras y Artículo 19, además de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

La presentación del documento se dio en forma casi simultánea a un nuevo caso de hostigamiento, esta vez protagonizado por el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, contra la periodista de TV Ciudad, Macarena Vico.

Luego de una pregunta de la periodista sobre la reciente reunión del exasesor presidencial Nicolás Martinelli con la tabacalera Montepaz, semanas antes de la aprobación de un decreto que retrocedió en la política de control de tabaco y benefició a la empresa, Delgado se acercó al rostro de Vico y le recriminó por haber planteado esa consulta, en una actitud que además tuvo un claro componente de género. “No busques al pedo ¡Te mandan eh!”, le dijo Delgado, sin saber que las cámaras seguían encendidas, por lo que sus expresiones quedaron registradas y se viralizaron rápidamente en las redes sociales.

Si bien el funcionario pidió disculpas pocas horas después, el caso confirma el ambiente de hostigamiento que algunas figuras del gobierno han mantenido en las últimas semanas contra las personas periodistas de TV Ciudad. Algunos días antes, había sido el presidente Luis Lacalle Pou quien durante una visita a la sede del opositor partido Frente Amplio se refirió a los periodistas de ese canal como “locales”, atribuyéndoles pertenencia a dicha colectividad política. A su vez, la senadora oficialista Graciela Bianchi recurre de manera permanente a este tipo de afirmaciones, y en su red social Twitter pocas horas después del incidente con Delgado volvió a escribir en ese tono: “¿En TV Ciudad hay periodistas?”.

A juicio de Cainfo, y más allá de la disculpa que es digna de mención, la actitud de Delgado confirma el ambiente de hostigamiento que tanto en actividades públicas como en redes sociales se vienen produciendo contra periodistas desde hace al menos dos años por parte de integrantes de todos los partidos políticos. Los hechos adquieren mayor gravedad y trascendencia cuando los protagonizan miembros del gobierno, con altos cargos y mayor exposición pública y mediática.

Como ha señalado Cainfo en sus recientes informes, estas actitudes de hostilidad hacia la prensa han tenido como consecuencia el aumento desmesurado de demandas contra medios y periodistas, y un ambiente de creciente descrédito hacia la labor periodística, con el consiguiente deterioro de la calidad democrática.

Una región en declive

El panorama regional en los 14 países incluidos en el informe de la red Voces del Sur es sombrío. “En 2021, la Red VdS registró 4930 alertas por violaciones de la libertad de expresión, la libertad de prensa, y el derecho de acceso a la información”, plantea el documento. Cuba con 1129 casos registrados, Nicaragua con 701, Colombia con 638 y México con 626 son los países que encabezan la lista.

México sigue siendo el país donde se asesinan más periodistas. Durante 2021 fueron 9 los casos registrados. También hubo un caso en Colombia, Guatemala y Honduras respectivamente.

Cuba, Nicaragua y Uruguay son los países que presentan los porcentajes de aumento interanual más pronunciados con 228%, 149% y 89% respectivamente.

A nivel general, son los Estados los principales agresores de periodistas y medios de comunicación, cuando en realidad deberían ser sus garantes: el 72% de los episodios tienen a los Estados como responsables. “Estas formas de violencia se ejercen principalmente por y desde las instituciones del Estado. Los datos confirman inequívocamente el deterioro de la situación de estos derechos fundamentales en la región”.

Cuba es el país donde el Estado protagoniza el mayor número de ataques a la prensa (99%) y le siguen Nicaragua (92%), Brasil y Uruguay (73%) y Venezuela (70%).

El 40% del total de casos correspondió a la categoría “Agresiones y ataques”, el 17% a Detención arbitraria y el 14% a Discurso estigmatizante. Las categorías que siguen en número son Restricciones en el acceso a la información (9%), Uso abusivo del poder estatal (8%), Restricciones en internet (7%) y Procesos civiles y penales (4%). En suma, en la región hay al menos una agresión cada dos horas contra personas periodistas.

Voces del Sur (VdS) es una red regional de organizaciones de la sociedad civil que promueve y defiende la libertad de expresión, la libertad de prensa y el derecho de acceso a la información en América Latina. Con la reciente incorporación de Costa Rica y Paraguay, la red ya tiene presencia en 16 países, y Cainfo es su miembro en Uruguay.

La Red VdS monitorea las agresiones en contra de estos derechos fundamentales mediante una metodología consensuada y alineada al Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, Meta 16.10, Indicador 16.10.1, de la Organización de Naciones Unidas.

Lee el informe completo acá: Los efectos diferenciados de la violencia contra la prensa.