Inicio » El día que se fue Federico Moreira, fue indiscutido como campeón y muy polémico como dirigente de la FCU
Deporteca

El día que se fue Federico Moreira, fue indiscutido como campeón y muy polémico como dirigente de la FCU

Federico se aleja del ciclismo

Indiscutido como Campeón Ciclista, muy polémico como dirigente

La carrera deportiva de Federico Moreira fue de las más destacadas en todo el contexto del deporte nacional, extensa y sumamente exitosa, creó en el ambiente deportivo y especialmente en el ciclismo, una admiración pocas veces igualada. Federico Moreira ciclista.

“Prefiero no hablar porque a recomendación de los abogados es lo mejor. Estamos reuniéndonos con gente, llamando a todos y viendo de poder cambiar el rumbo de un pasado lamentable de la federación”

Luego de unos años de su retiro asumió la presidencia de la FCU, como consecuencia de un período de orientación digerencial sumamente conflictivo, de enfrentamientos y denuncias de malos manejos, la figura de Moreira ,debido a su comprobada sobriedad y su reconocimiento popular, pareció la solución más adecuada y así fue que con un buen principio puso el orden necesario, como todo mandato prolongado comenzaron a aparecer dificultades de comunicación, medidas arbitrarias y por sobre todo escasa visualización de proyección mediática, que llevo al ciclismo casi al ostracismo deportivo, del deporte dinámico y popular a un deporte casi sin visualización, reducida su actividad al núcleo participativo, que se mantiene debido a la enorme pasión que tienen los ciclistas.

Para reflexionar, cómo ídolos deportivos indiscutidos pueden volverse tan cuestionados por participar en actividades directrices, deberían tenerse en cuenta, si vale la pena poner tanto prestigio en la controversia pública.

 

“He estado treinta años en el ciclismo y creo que ya cumplí una etapa. Así como cuando fui ciclista en un momento me dí cuenta que había cumplido y tenía que cambiar el rol, acá cumplí otra etapa”.

 

El Periódico salteño Cambio le realizó una entrevista donde asevera su decisión y deja varias interrogantes sobre su actitud con los nuevos directivos, triste final.

Parece que se distancia del ciclismo para siempre, aunque es difícil separar el nombre de Federico Moreira de este deporte. Ya con un tiempo fuera de las decisiones de la federación y a poco de haber vivido la satisfacción del éxito de sus hijos en Uruguay y Europa, el más grande de todos habló sobre este nuevo presente.

– ¿Cómo afecta al ciclismo la suspensión de la Vuelta del Uruguay?
– Yo me enteré hace poco por los diarios. Hace un tiempo que no estoy en la Federación Uruguaya, es más te digo… estamos enfrentados con esta directiva de la Federación. A tal punto que nuestras diferencias van a terminar en los juzgados.

– ¿Los problemas tienen que ver con diferencias en el plano deportivo o también abarcan lo personal?
– Prefiero no hablar porque a recomendación de los abogados es lo mejor. Estamos reuniéndonos con gente, llamando a todos y viendo de poder cambiar el rumbo de un pasado lamentable de la federación. En junio de 2019 fueron las últimas elecciones y a partir de allí tuvimos diferencias importantes con el presidente (Pablo Quintana) y con esta nueva federación.

– ¿Esto quiere decir que habrá un alejamiento de Federico hacia el ciclismo?
– Definitivamente. He estado treinta años en el ciclismo y creo que ya cumplí una etapa. Así como cuando fui ciclista en un momento me di cuenta que había cumplido y tenía que cambiar el rol, acá cumplí otra etapa. Fueron doce años al frente de la Federación Uruguaya, muchas cosas buenas y otras no tanto, pero ahora me voy a enfocar en la otra actividad y a ocuparme de otras cosas que dejé de lado mucho tiempo por el ciclismo, primero por correr y luego por ser dirigente.

– ¿Como integrante del Comité Olímpico Uruguayo, cómo se está viviendo desde aquí la posible suspensión de los Juegos de Tokio?
– Estamos en ‘stand by’, pero no sólo nosotros sino a nivel mundial. Vamos viendo día a día la situación para ver si hay algún cambio ya se a favor o en contra. Se pretende que los Juegos se disputen sin modificaciones, como estaba previsto, pero hay un problema con eso y es que los deportistas van a llegar sin competencia previa, que es algo fundamental, porque no lo mismo entrenar por cuenta de cada uno, que hacerlo en competencias oficiales.

– Pero para todos va a ser igual.
– No, porque hay países que no fueron afectados. En África la mayoría de los países no sufrió ingreso del virus. Por ejemplo imagina los keniatas corriendo con preparación ideal ante europeos que están en cuarentena. Las diferencias van a ser muy grandes.

– ¿En cuanto a la suspensión de la ‘Vuelta’, hay antecedentes de casos como éste?
– No, que yo recuerde no. Desde que empecé a correr no hubo una situación similar. Lo que sí hubo fue suspensiones de etapas. Me acuerdo de una vez que por agua contaminada en Cerro Largo ase cambió el camino y se corrió por otro lado. Pero de suspensión de toda la carrera no que yo recuerde. A nivel mundial sí, en las épocas de la guerra se suspendían todas las grandes carreras.

– Hay un tema ineludible: ¿cómo se vivió el triunfo de Agustín en Rutas de América?
– Y bueno, muy bien, en Salto, con la familia. Fue una gran satisfacción para todos. Él también logró cumplir con una etapa, tuvo todo para seguir una carrera en Europa, fue, pero prefirió estar y correr acá. La de ‘Rutas’ fue una semana muy especial para nosotros, porque Mauricio ganó la primera etapa de la Copa de España, que es una competencia muy importante. Estaba primero en la clasificación hasta que se suspendió. Ganó la primera etapa y con diferencia porque llegó escapado, en la segunda llegó sexto disputando el embalaje, por lo que seguía líder en la clasificación.

– Una lástima que se haya cortado.
– Sí, pero esta es una competencia que va a continuar. Son once fechas a lo largo del año.

– La victoria de Agustín era un hecho que se veía venir,que se iba a dar en cualquier momento.
– Él lo estaba buscando, no se había podido conseguir pero él se estaba preparando siempre para ganar. En años anteriores tanto en Rutas de América como en la Vuelta del Uruguay quedaba un compañero adelante, como en una ocasión que quedó segundo pero tenía que defender el liderazgo de un compañero. Esta vez fue el líder del equipo, él sabía que la carrera no se definía en la crono y peleó todas las etapas. Salvo en Minas, que no definió bien, después estuvo en la pelea en todas las etapas.

Federico Moreira, ya con tres décadas en el deporte del pedal, finalizó diciendo que “de ahora en adelante será bajar la pelota al piso, tranquilo”.