Diario Uruguay
Todo Deportes

Revelaciones de una actriz agente encubierta del FBI en la película “El presidente”

Caso FIFAgate en DIARIO URUGUAY.

Se trata de la actriz mexicana compone a una agente encubierta del FBI en “El presidente”, una serie sobre el resonante escándalo del FIFA Gate que creó y dirige el argentino Armando Bó.

 

 

La actriz mexicana Karla Souza, quien estelariza junto con el camaleónico actor colombiano Andrés Parra “El presidente”, serie de Amazon Prime Video creada y dirigida por Armando Bó e inspirada en el escándalo de sobornos multimillonarios que se conoció como el “FIFA Gate”, dijo a Télam que en el fútbol “los jugadores principales no están en la cancha”.

“Los más poderosos están entre bambalinas y ellos son los que manejan todo”, completó Souza en referencia a los dirigentes y empresarios que administran el suculento negocio de los derechos de televisación y marketing del fútbol y que constituyen el corazón del relato de la serie compuesta de ocho capítulos de una hora que llegará el viernes a la plataforma de streaming.

El “FIFA Gate”, que explotó en 2015 pero que el FBI estadounidense investigaba desde 2011, constituyó un cimbronazo para el órgano rector del fútbol mundial y desnudó un complejo entramado de coimas a importantes dirigentes para favorecer a determinadas empresas de Estados Unidos y Latinoamérica en el otorgamiento de derechos de mercadotecnia, patrocinio y distribución de distintas competencias.

Según la pesquisa, en el centro de la telaraña se encontraba Julio Humberto Grondona, quien por más de 35 años fue presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y vicepresidente senior de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIIFA), aunque había fallecido inmaculado casi un año antes de que estallara el escándalo, en julio de 2014.

 

Pero “El presidente” de la serie no es Grondona (que encarna de manera brillante Luis Margani, recordado por “Mundo Grúa”) sino el chileno Sergio Jadue (Parra), un joven y pusilánime dirigente de poca monta de un pequeño club de Segunda División que, casi por casualidad, acabó por convertirse en el mandamás del fútbol trasandino.

Su carácter e inexperiencia lo posicionaron como el objetivo perfecto del FBI y de la agente Lisa Harris que interpreta Souza, quien se asegura de no darle más opción que ser el delator e infiltrado más relevante de la investigación.

 

Karla Souza: “En el fútbol los jugadores principales no están en la cancha”

La actriz, conocida previamente por su personaje de Laurel Castillo en la serie criminal “How to Get Away with Murder”, conversó con Télam sobre las claves de esta historia.

Télam: Entre tantos personajes que tiene “El presidente”, la agente Harris es la única que no existió de verdad; ¿cómo encararon su construcción?
Karla Souza: Tuve la oportunidad de crear el personaje que yo quería porque no hay información acerca de la agente del FBI que haya realmente infiltrado la FIFA. Pude tener rienda suelta. Todo lo demás sí está inspirado en hechos y en personajes reales. Harris es como el comodín de lo que creemos pudo haber sucedido; se hace pasar por Rosario, la camarera de este hotel en Paraguay, en Luque, donde funciona la Conmebol.

T: ¿Cuál es el peso y la influencia que tiene esta mujer sobre Jadue?
KS:
 Es una relación muy divertida la que se crea entre los dos. Al principio Jadue piensa que es una camarera, y alguien que le está dando consejos de vez en cuando, pero ella le va a dejando más y más información sobre cómo manejar su situación, ya que Jadue es una persona que no está muy dentro de la Conmebol al principio. Gracias a la agente Harris él va adquiriendo más poder y en el momento en el que es descubierta empezamos a ver una faceta nueva. Lo que era en apariencia una amistad, se vuelve un poco como una relación de “bullying” de Harris hacia Jadue. Ella lo entrena para poder ser un “topo”, para poder mentir, para poder llevar información muy específica al FBI. Lo divertido es que ella también tiene una necesidad y una vulnerabilidad que de una forma muy extraña Jadue llega a llenar también.

T: El del fútbol es un ambiente muy masculino y esta historia tiene algunos personajes femeninos determinantes, como el de Harris y el de Nené (la mexicana Paulina Gaitán), la esposa de Jadue que lo fuerza a buscar más y más poder.
KS:
 Una de mis dudas al entrar a un mundo tan masculino era cómo se iban a tratar y delinear estos personajes femeninos. Tras leer los primeros tres capítulos y hablar con Armando Bó me di cuenta de que estaban creando un personaje complejo y tridimensional y que realmente, y aunque parece ser un mundo masculino, las mujeres llevan la batuta dentro de la historia. Que saben más de lo que la gente hubiera pensado y que Jadue está siendo manipulado por estas dos mujeres.

T: A pesar de que se registraron detenciones y hubo un gran escándalo a nivel mundial, poco parece haber cambiado en el fútbol. ¿Existe forma de transparentar ese ambiente?
KS:
Creo que lo que ayuda a que siga como si nada es la pasión que la gente tiene por el fútbol; les importa más ver a su equipo y a sus jugadores favoritos a que haya justicia y castigos. Lo que me doy cuenta en esta serie es que los jugadores principales no están en la cancha, los más poderosos están entre bambalinas y ellos son los que manejan todo. Desde la venta ilegal de tickets, los comerciales, quién juega con quién y en qué momento, son muchas más manipulaciones de las que yo pensaba.

T: En otra época este tipo de historia hubiera sido contada por estadounidenses, con artistas norteamericanos hablando un mal español. ¿Está cambiando la mirada sobre la capacidad de la industria latina?
KS:
 Estamos viendo eso cada vez más. El mundo quiere ver contenido bien hecho sin importar el idioma. Lo vimos con “Parasite”, lo vimos con “Roma”, lo hemos visto con otros proyectos que son tendencia que están en hebreo. Cada vez más la gente está dispuesta a leer subtítulos como nosotros lo hemos hecho muchos años. Las fronteras se están borrando gracias al entretenimiento y a la necesidad de ver cosas no tan trilladas. Estados Unidos tiene fórmulas que quizás muchos estén cansados de ver y quieren algo más auténtico y local, y contado a través de la gente que lo vivió. Por eso es importante esta historia sobre la Conmebol con actores que realmente son de esas regiones y no ver a un gringo hacer todos los papeles latinoamericanos, que es lo que antes sucedía.

Noticias relacionadas

Solamente 9 uruguayos hay de 49 jugadores extranjeros en el fútbol colombiano 2020

Eduardo Merica

Cómo nació el básquetbol en el Uruguay

Eduardo Merica

La futbolista sanducera Pamela González y su ida al Granada C F de España

Eduardo Merica

Deja un comentario