Diario Uruguay
Cultura

186 años de la Villa del Cerro de Montevideo

FELIZ CUMPLEAÑOS AL MEJOR BARRIO DE LA GALAXIA: GLORIOSA VILLA DEL CERRO, GLORIOSA VILLA COSMÓPOLIS
La gloriosa Villa del Cerro está cumpliendo hoy 186 años, nació como un poblado independiente de la capital, creado en el año 1834.
Denominado inicialmente como Villa Cosmópolis fue diseñado con la finalidad de albergar a los miles de inmigrantes que arribaron a nuestro país.
En 1913 resultó oficialmente anexado a Montevideo debido al avance urbanístico que sufrió la ciudad, por lo que perdió su estatus de poblado para convertirse en un barrio.

Desde acá a puro cañonazo desde la Fortaleza General Artigas se dendió a la patria, “limpiando” cuando europeo (español, inglés y portugués) quiso asumir el control del país.
Aún hoy existe una puerta dentro de la Fortaleza que da al Polvorín de la calle Bulgaria, donde culmina la calle Perú.

Por ese túnel bajo tierra se transportó la Pólvora para los Cañones, lastimosamente al no tener mantenimiento se derrumbó parte del terreno que tapó parte del acceso al túnel.
TODOS los gobiernos que conocí en mis 45 años ignoraron la celebración del 9 de setiembre en mi barrio.
Solamente la Comisión Directiva del Rampla Juniors Fútbol Club y en homenaje a los 100 años de de la institución, se avivó y tuve la suerte de participar de una peregrinación desde la calle Grecia por Viacaba hacia la Fortaleza donde se tiraron 10 cañonazos de salva, en conmemoración a cada década de vida de Rampla Juniors.

Y me pregunto, tanto cuesta hacer lo mismo cada medianoche del 8 al 9 de setiembre? Para qué carajo existen los centros de cultura en el barrio si ni siquiera se les cae una idea para hacer lo mismo que hizo Rampla Juniors.

Y la respuesta es clara, no tienen ni idea de la funación del barrio, por eso no hay ningún tipo de celebración.
Se olvidan que desde acá se defendió la Patria y por eso somos una Nación Libre.
LA FUNDACIÓN DE VILLA COSMÓPOLIS
El 30 de diciembre de 1834 (cuatro años después de adquirida la Independencia de Uruguay) el terrateniente y empresario saladeril Damián Montero decidió adquirir los terrenos de la zona para fundar un establecimiento agropecuario, más precisamente una estancia.

El valor de la tierra por la zona prácticamente carecía de valor, y según las crónicas de la época, llegando al Cerro desde la ciudad (actual Ciudad Vieja) hubo algunas viviendas, una pulpería cerca del arroyo Pantanoso y después de él, un “desierto”.

En ese contexto, decidió fundar una población en la ladera Este del Cerro de Montevideo, con el objeto de revalorizar sus tierras y ofrecerles viviendas para sus peones, quienes ya se habían instalado en la zona.
Con este cometido, fue donde las nuevas autoridades del novel Estado uruguayo para plantearles su iniciativa, que fue fríamente acogida.

El expediente que creó Montero ofrecía detalles de interés, pero la resolución del gobierno no llegaba, pese a las presiones.
En los primeros días de diciembre de aquel año, el Ministerio de Hacienda se expide, y apoya la idea de crear una Villa en el Cerro.

La propuesta fue minuciosa, y Montero, para estimular aún más la decisión gubernamental, donó importantes áreas destinadas para la construcción del núcleo urbano, entre las que se destinaban para la construcción de viviendas, edificios públicos y una iglesia.

El poblamiento de la Villa se haría, según Montero en su expediente, con “colonos del África” (esclavos) que al llegar serían enviados a la zona, alojados en locales a construir, se les enseñaría el laboreo agrícola que se suponía ignoraban y se los pondría a trabajar en los campos.

En cuanto al nombre, Montero expresó que: “Es razonable llamarle Cosmópolis a la nueva población a crear en el Cerro, los llanos al mismo y en la costa de la bahía en aquel paraje”.

Así las cosas, el 9 de setiembre de 1834 se dictó el decreto (signado por Lucas J. Obes y el Vicepresidente Carlos Anaya) que autorizó la creación de la entonces Villa Cosmópolis.

Dicho decreto, entre otras cosas, mencionó que se creó la nueva villa: “Con el objeto de dar a la industria doméstica todos los ensanches que están al alcance del Gobierno y sus recursos; con el de ofrecer a la inmigración extranjera un asilo dotado de todas las proporciones que por el momento puede prometerse a la feracidad de nuestro suelo y su inmediación al primer mercado de la República”.
Fuente: Gabriel Lopez desde su Facebook

Noticias relacionadas

El tango más famoso del mundo está en exposición con una selección de fotografías y documentos de su autor

Eduardo Merica

El creador del Parque Santa Teresa y restaurador de la fortaleza fue homenajeado en Montevideo

Eduardo Merica

VEREDAS de la fundación de Montevideo

Eduardo Merica

Deja un comentario