Search
domingo 24 septiembre 2017
  • :
  • :

Damico, cuando encaró al enemigo público número uno de la OFI

Damico, cuando encaró al enemigo público número uno de la OFI

ARCHIVOCES. Desde Paysandú JUCEDA y su entrevista archivada con Cataldi para FUTBOL URUGUAYO.

Cataldi entrevistado por Damico

“Sé que no cuento con simpatías en el Interior, pero nuestra posición está bien fundamentada”

Un hombre con mucha política futbolera en sus venas. WASHINGTON CATALDI, es desde hace años quién rige los destinos de Peñarol. Pero su vinculación al más popular de los deportes no concluye allí. Su vasta trayectoria en el concierto mundial arranca desde mucho tiempo atrás. Cuando desde los cargos de Secretario General y Delegado titular fue de los más fervientes impulsores de la Copa “Libertadores”. Distinguido para muchos. Criticado para otros. Fue de los oponentes más férreos del pase con consentimiento entre Interior-Capital. Por ello tras arduo “espionaje” accedimos hasta la propia sala de sesiones de la histórica sede de la calle Maldonado. Una charla que tuvo polémica, fundamentos, puntos de vista…

“Sé que Paysandú no me tiene cariño y Salto tampoco, pero sin embargo en otros lugares ocurre lo contrario. Mi posición como la del propio Peñarol está absolutamente fundada. No es una actitud caprichosa ni anti-fútbol del interior”.

 

-¿Fundada en qué hay que ser profesional?

-“Cuando un hombre desarrolla cualquier tipo de actividad con carácter amateur y resuelve en un momento determinado hacer de su amateurismo su profesión, tiene libertad para elegir de qué manera se entrega a lo que quiere. Entonces no es justo que una institución, que alberga-en este caso un jugador de fútbol-a un hombre que va a jugar porque quiere, porque es su deseo y en un momento determinado resuelve hacer de eso un medio de vida, produce trabarlo. En función de lo que creo es la libertad de trabajo y las ventajas en el respeto individual es porque hemos sustentado esa posición. Esto clarifica lo de Peñarol. No es una postura caprichosa, sino que en defensa del mismo jugador, no profesionalizándose las instituciones del Interior, no tienen derecho a cobrar el pase. Todavía lo seguimos pensando. Lo hemos dicho en un Congreso de OFI en el año 1958, y desde entonces no hemos cambiado la tesis. Creemos sí para el caso en que se profesionalicen y que los jugadores estén ligados a contratos con las instituciones, en ese caso tienen derecho a elegir, a negociar el pase, a establecer condiciones. Por ahora nadie puede cercenarle la posibilidad a un jugador. Las trabas son inadmisibles”.
-Y si miramos el fútbol de Paraguay o el de caso de jugadores del Interior de Argentina.

-En Paraguay los jugadores son dueños de su pase.

-Está equivocado presidente, el club debe firmarle el pase para su transferencia, sino no hay pase.

-Bien, pero no se lo niegan.

-Pero hay pase con consentimiento y en nuestro país hay jugadores que han venido en préstamo y gratis, como el caso de Jorge Rodríguez Rodríguez. Y en la Argentina los clubes son legalmente amateurs en el Interior. Talleres de Córdoba tuvo que legalizar su profesionalismo porque ingresó a jugar el “Metro”, pero vayan ustedes a buscar un pase al interior de la Argentina a ver si lo traen gratis.

-No sabemos si es así porque no hemos ido a buscar jugadores al Interior de Argentina. Pero hay otra cosa, a Peñarol y al mismo Nacional le piden cifras que asustan y a los cuadros chicos se los dan prácticamente gratis. Cuando fuimos a buscar a Silva del Atenas de San Carlos nos pidieron un disparate de dólares y a River prácticamente se lo regalaron. Le cortaron su carrera profesional.

-Es que los que tienen el dinero son los “grandes” y además cuando hay una cláusula por alguna venta al exterior hay que ser mago para poder cobrarla.

-Peñarol siempre ha cumplido lo pactado. Por ejemplo al club de Peruena se le dio el dinero que correspondía.

-¿Cómo al club de Venancio Ramos, Saralegui y Paz?

-Sí señor, a este club también se le pagó todo. Hubo, es cierto, un atraso, pero cumplimos con lo firmado y hoy en día no se debe nada.

-Peñarol tiene una mala política en cuanto a ir a buscar jugadores. Fíjese que quisieron traérselo prácticamente gratis a Morales y luego tuvieron que pagarle una suma inmensamente superior a Cerro.

-Cuando fuimos a buscar a Juan Vicente Morales nos salieron pidiendo una suma bien elevada y a Cerro se lo dieron por mucho menos.

-Consideramos que a un jugador que va con mejoras importantes a la capital difícilmente se le niegue el pase. Hay que ver que en el fútbol sanducero se da un premio de N$ 120 por partido ganado. Esto evidencia que no se puede ser profesional.

-Diría yo, aparte de los sueldos..

-¿Qué sueldos? Usted está muy equivocado con el fútbol del interior y en el caso fundamental con Paysandú. -No vamos a discutir sobre esto porque ustedes tienen su tesis y yo la mía.

-¿Por qué?

-No sé puede jugar sino entre iguales, desde el punto de vista profesional para exigir con los pases. No estoy de acuerdo, ni estaba con la postura de OFI ya que es profesional para algunas cosas como en el caso del pase. No enfrenta lisa y llanamente su profesionalismo.

-Usted cree que el fútbol uruguayo puede ser profesional?

-Acá, hablo de la capital, hace muchos años que lo es. Hay muchas instituciones donde sus jugadores son verdaderamente profesionales. Otras no, tal vez porque está mal organizado el fútbol de Montevideo. Tan mal como el de la OFI. Hay demasiadas instituciones. Eso quita la posibilidad de hacer un profesionalismo cabal en Montevideo. Preferiría un campeonato uruguayo, a lo largo y a lo ancho del país con diez instituciones profesionalizadas y con representación de todo el departamento. Como sucede en todos los profesionalismo bien organizados, los europeos, por ejemplo. Conceptúo que un equipo de Paysandú puede ser digno representante. Aclaramos un club del medio. No una selección como se ha intentado. La integración sí de un club de mayor arraigo, de mejor prestigio de instalaciones confortables como funcionales. Prefiero diez clubes representativos de diferentes departamentos y con eso constituir el verdadero profesionalismo uruguayo. En ese caso no podría haber más de tres o cuatro instituciones en Montevideo. Y jugar como se hacen en Italia, España, Méjico, etc. Sin perjuicio incluso, que puedan estar las Ligas Amateurs. Por eso cuando el interior ayuda cabalmente a profesionalizar el fútbol uruguayo estaremos mejor.

-¿La infraestructura del Uruguay da para hacer un fútbol de este tipo?

-Con ese criterio el fútbol uruguayo desaparece del panorama futbolístico del mundo. Las grandes competencias mundiales son a nivel profesional. No podemos establecer un amateurismo porque quedaríamos radiados.

-Sin embargo Rusia, Hungría y otros países son amateurs y siguen compitiendo con el profesionalismo. Juegan en las Olimpíadas y en los mundiales como amateurs.
-No, ya no la juegan más felizmente porque hemos introducido una modificación a raíz de ese amateurismo falso. Son profesionales cabalmente. Los buenos deportistas, en todos los países detrás de la cortina de hierro se asimilan a empleados públicos muchos con grado del ejército y no hacen otra cosa que su deporte. Y cobran el sueldo.

-Bien, no pueden actuar los que jugaron el último mundial, pero pueden hacerlos todos los demás y esos también ante FIFA son legalmente amateurs.

-No, ya no la juegan más felizmente porque hemos introducido una modificación a raíz de ese amateurismo falso. Son profesionales cabalmente. Los buenos deportistas, en todos los países detrás de la cortina de hierro se asimilan a empleados públicos muchos con grado del ejército y no hacen otra cosa que su deporte. Y cobran el sueldo.

“Aquí no se trata de disfrazar a la niña si es mala lo es disfrazada también.
El profesionalismo es limitado pero existe”.

 

-Pero todos somos conscientes de la falsedad de esa posición al punto tal que en dicho órgano, se votó en Buenos Aires y se ratificó en el Congreso de Zurich, que aquellos que intervienen en las eliminatorias y en el propio Campeonato del Mundo no pueden intervenir más en las Olimpíadas. Esto es un estado de conciencia plena que son profesionales. Ustedes me pueden decir también que los futbolistas del Interior que no son profesionales y puedo señar que eso responde a un estado de conciencia. No son profesionales comparados con los de Italia, pero le garantizo que en departamentos aledaños a Montevideo hay instituciones que pagan más que los clubes menores de la Primera División de la capital. Aquí no se trata de disfrazar a la niña si es mala lo es disfrazada también. El profesionalismo es limitado pero existe”.

 

-Está bien, aceptemos que es un estado de conciencia, pero todos siguen jugando contra los legalmente amateurs de los países socialistas y aquí donde hay dos o tres clubes que pueden llamarse profesionales por lo que pagan a sus jugadores, queremos exigir más profesionalismo. ¿Qué entiende usted por hacer profesionalismo en el interior?

-Lo menos, que se tengan las mismas pretensiones de club a club, que vivan como los jugadores y las instituciones que se llaman profesionales y están en Montevideo. Mi posición es absolutamente equilibrada.

 

-Consideramos que en Paysandú no puede haber ningún club profesional, puede serlo sí una selección.

-Esto es un error y déjenmelo discutirlo con ustedes. Creo que Paysandú es la segunda ciudad de la República. Sé que con esto me puedo tirar al resto de los departamentos encima. Si la segunda ciudad del Uruguay no puede tener un club profesional, entonces está muy lejos de esa ubicación que le doy. Debe haber en otros lados que pueden profesionalizar instituciones y han ofrecido hacerlo. Una selección nunca puede ser profesional. La selección creo no despierta el mismo fanatismo durante un largo campeonato. Ocurre lo contrario si fuera un club. Está demostrado en Europa.

 

-Allá puede ser, pero en el interior y en el caso de Paysandú, puede llevar al Parque Artigas en un torneo del Litoral hasta 12 mil personas y si fuera un club andaría por los 3 mil.

-Puede llevarlo la selección porque juega un campeonato corto en el año. ¿Ustedes no creen que un club que esté actuando en un nivel superior no puede arrastrar mucha gente”.

 

-Si fuera con Peñarol o Nacional sí, pero atención que si va Fénix o Rentistas todo cambia. No va nadie.

-Cuando está jugando por el campeonato Uruguayo, porfiando la clasificación para la Libertadores el imán es otro. Los cambios hay que intentarlos. En esto se precisa un golpe de audacia. Hay momentos y gestos que deben encararse con altura de miras. Además, como ustedes los señalaban si entre cinco canchas por una fecha del campeonato de “Honor” se vende un total de 1.600 entradas, Paysandú deportivamente no es la segunda ciudad del Uruguay. Más a mi favor. Si es así, con audacia se intenta un cambio. Habría que buscar una solución distinta. De lo contrario se va a seguir vegetando. Se precisa un golpe de audacia. Incluso el mismo campeonato del Litoral debe cambiar. Es un torneo corto donde no se juega más que una cuestión de prestigio. Se debe alternar un equipo por cada departamento en un verdadero Uruguayo. No lo puede hace una selección porque perjudica la actividad local. Lamentablemente demográficamente somos un enano con cabeza de gigante. ¿Dígame una cosa, Paysandú, no es capaz de ser más que la zona de influencia de Rentistas?

 

-Indudablemente que sí.

-Bueno, si Rentistas puede hacer un fútbol profesional, no me venga a decir que en Paysandú no hay un club que no pueda ser profesional.

 

-Para hacer el mismo profesionalismo que Rentistas, que no tiene cancha, que no puede presentar su divisional especial, más vale nos quedamos como estamos.

-Audacia, eso es lo que te hace falta. No puede ser que Paysandú con todas las industrias que tiene, no posea un club profesional. Sólo en Montevideo las industrias no colaboran (aquí acotó esto el señor Amor).

 

-Allá en Paysandú generalmente las industrias ayudan poco al deporte como para que puedan haber, por intermedio de ellas, un club de fútbol profesional. Esta es una vieja idea de nuestro Diario, pero cuando la exponemos, algunos nos salen al cruce poniendo el grito en el cielo, hablando de que todo es colaboración para obras sociales. Por eso no creemos que tampoco por ese lado, al menos hasta hoy, esté la solución.

-Entonces quiere decir que no hay motivaciones, no hay audacia, quieren seguir con la rutina del Litoral y que eso sea la única aspiración. Yo no los comprendo entonces.

 

-Las aspiraciones son competir con los equipos de la Capital pero a nivel de selección, porque es la que arrastra multitudes, la que puede soportar un elevado presupuesto. No olvide señor presidente, que somos muy pocos en este país.

-Sí, ya se lo dije, un enano con cabeza de gigante. Miren, si el destino me lleva a vivir en el Interior, seguramente que me van a llevar a sentarme en una silla del fútbol y lo primero que voy a hacer, es que un club en un año se haga profesional. Y ustedes verán que dentro de cinco años o un poco más, todos me darán la razón.

agenda

 

-Nadie discute que usted pueda tener cierta cuota de razón, lo que estamos dudando es que si están dadas las condicionantes económicas como para que un club sea profesional en el interior, sin llegar a “fundirse”, porque sólo se puede salvar con la presencia de Nacional o Peñarol.

-Ustedes siempre me dicen Nacional y Peñarol, si es por orden alfabético, está bien, pero en cuanto a ser el más grande, deben decir Peñarol y Nacional.

 

-Usted sabe, nosotros en su tiempo fuimos “manyas”, pero cuando Peñarol votó contra el pase con consentimiento nos “borramos” de hinchas.

-Entonces ustedes no eran buenos hinchas de Peñarol. Si ustedes son católicos y están en desacuerdo con el Papa, no van a dejar de ser católicos.

 

-Lo que pasa es que allí estuvieron mal el Papa y la religión.

-Indudablemente que ustedes tienen su posición y nosotros la nuestra. Pero no se olvide, el único horizonte que tiene el fútbol del interior, es profesionalizar. Y no crean cuando les digan que la “Libertadores” funde. Es mentira. Fue la primera gran oportunidad de competir el fútbol uruguayo con medios 25 o 30 veces más poderosos que nosotros, como son en Europa. Y fuimos campeones del mundo, de clubes, de selecciones, campeones sudamericanos. Todo eso por este profesionalismo que sigue siendo de “alpargatas” pero que también sigue viviendo y nos sigue dando las posibilidades de competir internacionalmente.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario