Inicio » En qué nos estamos convirtiendo
VOCACION FM

En qué nos estamos convirtiendo

RECIBIMOS Y PUBLICAMOS Desde Montevideo

Ethel Kapelius

Lo llamativo es que nos tuvieron miedo, porque cada vez somos más, por eso los policías estuvieron cercándonos a nosotros, en lugar de cercar todo el lugar, como correspondería a un acto solemne.

UNA REFLEXIÓN SOBRE LA CONMEMORACIÓN DEL 25 DE AGOSTO, 2021 EN LA PIEDRA ALTA, FLORIDA
¿Ven el pastito? Limpito. Al irnos, quedó exactamente igual. Nadie rompió nada, nadie le pegó a nadie, no hubo borrachos, ni piñas, ni botellas rotas, ni nada distinto a cualquier paseo de un grupo de adultos con niños. Gente educada, que fuimos a gritarle un par de cosas a una barra de inmorales corruptos que vendieron desde nuestra agua hasta nuestro cuerpo a unos criminales que se están adueñando, también, del resto del mundo.

Lo llamativo es que nos tuvieron miedo, porque cada vez somos más, por eso los policías estuvieron cercándonos a nosotros, en lugar de cercar todo el lugar, como correspondería a un acto solemne. Después de todo, si fuésemos en algo peligrosos, ellos no sabían si acaso podíamos entrar por otro lado, no? La cuestión era mostrar a la población, luego, a través de la caja boba y llenos de mentiras, que nosotros debíamos ser restringidos en nuestros movimientos, dando a entender que debemos ser repudiados de alguna manera. Son mensajes subliminales, vio usted… o tal vez no. Porque si ya llegó a la segunda d0sis, es posible que ya no entienda nada…

Es tan así, que nos acordonaron con policías que se pararon frente a nosotros sin agredirnos, ni provocarnos, en actitud relajada. Ellos vieron desde el inicio qué clase de gente tenían que “reprimir”. No hubo el menor incidente. Ni la mínima falta de modales de nadie.

Y puse algunas muestras de eso en mi muro. Baste decir que tuve que bloquear a varios, de tantos insultos. Entre lo que leí, hubo
“qué falta de respeto”
“váyanse a Venezuela o a Cuba con sus ídolos”
“ponen en peligro la democracia”
y paré de leer. Estas personas no tienen idea de quiénes somos y lo que estamos intentando frenar. Si los medios masivos les dicen que se trata de política partidaria, se lo creen; si les dicen que somos antivacunas, también. Si les dicen que somos asesinos seriales, seguramente también se lo van a creer… porque ya no pueden razonar. No es que antes pudieran, pero tal vez tenían chances.

Ya no.
El odio se instaló y ha sido tele-dirigido (sí, desde la tele) a todo aquél que cuestione, que intente mostrarles que están siendo cómplices, que están entregando a sus familias, que están muriendo y no de “cepas” sino de pin-chazos. Pero no se dan cuenta.

A propósito, cuando van las femi-testiculares a 18 de julio, y cagan iglesias, rompen vidrieras, roban, destrozan autos y sacuden las tetas al aire, ¿estas personas les reclaman más “educación”, o “respeto por los bienes privados y públicos”? ¿o las mandan al mundo comunista? Si estarán mareados. Ni siquiera se han enterado de que estamos en contra de la agenda globalista, que fue la que impuso el modelo comunista en todo el mundo, incluso en los países que ellos creen “democráticos”. No se han dado cuenta de que la democracia, si es que existió, ya pasó a mejor vida…
hace mucho tiempo.

¿Les daría un ataque si se enteran de que estamos en la tercera guerra mundial, y que debido a la negación contumaz que hacen de la realidad, y por ser cómplices, es la ÚLTIMA???