Diario Uruguay
Museo Chacarero

La primera patada a una pelota oficial de los chacareros

100 AÑOS DE FUTBOL CHACARERO. EXCLUSIVO/Eduardo Mérica para Diario Uruguay. 

HISTORIA DEL INAUGURAL CAMPEONATO Y PRIMER PARTIDO OFICIAL EN EL LITORAL 

El domingo 10 de setiembre de 1922, se inauguró el certamen más antiguo de la Organización del Fútbol del Interior. Arrancó lo que sería el 1°Campeonato de la Confederación de Fútbol del Litoral, y el primer torneo oficial organizado del fútbol chacarero de Uruguay.

Paysandú, entre el 10 de setiembre y el 8 de octubre de 1922, fue sede del primer torneo oficial que se conozca.

Fue una descomunal iniciativa para la época, la idea del doctor Alberto Blas Langón, al poner en marcha desde Paysandú, con rotundo éxito la primera competencia oficial de fútbol del Litoral, jugado en sede en la misma Paysandú. Donde tomaron parte las cinco Ligas de fútbol afiliadas a la Confederación de Fútbol del Litoral. Las que se trasladaron hasta en excursiones fluviales, desde las ciudades de Salto, Fray Bentos y Mercedes, y también en trenes expresos de la existente Compañía Midland, que hicieron de Parada Liebig´s, un pintoresco centro deportivo.

En esta inaugural nota histórica ofrecemos en recuadro – apartado – todos los resultados del primer Campeonato de Fútbol del Litoral del año 1922. Los números dicen mucho, pero ocultan nombres de importantes pioneros, verdaderos constructores del fútbol chacarero que llegó a los 100 años de existencia en el Uruguay.

LITORAL
Padre del fútbol chacarero

El sábado 30 de noviembre de 1946, el doctor Alberto Blas Langón, habló para el diario “El Telégrafo” de Paysandú, sobre la actividad de la Confederación de Fútbol del Litoral, al cumplirse sus Bodas de Plata. El fundador que ocupa un sitial de privilegio en Paysandú, en pos del fomento del fútbol en todo el Litoral del Uruguay, por largos períodos y con un criterio liberal e inteligente, logró retener en su memoria los momentos más culminantes de la primera organización deportiva del fútbol chacarero. Así empezó a narrar sus primeras experiencias corriendo detrás de una pelota:

“Después de varios años de ser Presidente de la Liga de Fútbol de Paysandú y de ver con el entusiasmo que se realizaban los partidos interdepartamentales, así como la necesidad de no perder esa amistad deportiva entre las vecinas Instituciones, consideré que era necesario hacer algo que nos uniera más que aquellos partidos aislados que de cuando se realizaban. Por otra parte el aislamiento en que nos tenían, las autoridades del Fútbol de la Capital, reforzaron mi impresión de que organizado un Campeonato anual entre todas las Ligas del Litoral, se formaría una nueva Institución que siendo fuerte y unida, le daría mayor jerarquía y le demostrarían a aquellas autoridades Nacionales que se constituiría en una vasta zona del país, una fuerza de verdadero valor moral y deportivo.

Desde el instante en que pensé en esta iniciativa me puse a trabajar empeñosamente en esa obra redacté personalmente los Estatutos y puse en conocimiento de la Liga local mi proyecto que fue aceptado inmediatamente. Entablé luego contacto con las Ligas de Artigas, Salto, Río Negro y Soriano desde el primer momento tuve la franca acogida de todas ellas. Hecho esto, lo demás fue cuestión de detalles y así nació la Confederación del Litoral. Una vez que el éxito coronó mi iniciativa traté de que en el Litoral Argentino se organizara una Confederación como la nuestra, con el fin de que todos los años el campeón nuestro jugara con el argentino y entonces haber tenido el gran premio que yo llamaba del Río Uruguay. También este proyecto fue muy bien acogido en las Ligas de Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón y Concordia, pero cuando todo parecía que marchaba bien, surgió no se qué dificultad en la Asociación Argentina y las negociaciones quedaron en un punto muerto. Propuse la formación de la Oficina Permanente de la Confederación.

Este proyecto fue aprobado en el año 1924 pero nunca se le dio forma práctica. Creo ahora más que nunca deben las Ligas preocuparse de su instalación al cumplirse 25 años contínuos de la Confederación, que indican claramente que a nada ni nadie podría conmoverla y estoy seguro que año a año su prestigio aumenta y es reconocida en el país como una Institución fuerte y seriamente arraigada en el ambiente del Litoral Uruguayo.Lo que considero indispensable es que esta Oficina debe tener una sede fija, por razones de orden práctico y a mi juicio Paysandú, debe ser la ciudad indicada para ello. Conozco el cariño y respeto que tienen de nosotros todas las Ligas del Litoral y estoy seguro que ninguna se opondría a ello. A nadie se le había ocurrido esta idea y tuve la satisfacción de ver que a los dos o tres años de funcionar nuestra Institución, se formaran imitándola las Confederaciones del Sur y del Este de la República, pero que desaparecieron muy pronto, para luego de muchos años volver a reaparecer”.

La disputa de la hoy denominada Copa Nacional de Selecciones del Interior, campeonato que se creó en 2003, en forma experimental, bajo el famoso “plan piloto” instituido por la OFI, y que hoy parecería estar consolidado, es el mismo torneo de selecciones que se planteó en 1951.

El hoy llamado Campeonato Nacional de Selecciones es una continuidad del Campeonato de Selecciones del Interior que se comenzó a disputar en 1952, correspondiendo esa edición a la del año anterior (1951), cinco años después de la fundación de la Organización del Fútbol del Interior (OFI). Queremos decir que en realidad y en total se han disputado 60 campeonatos, y la selección que más veces ha obtenido el título es Durazno que lo ganó en diez oportunidades y fue subcampeón en cinco ocasiones, le sigue Tacuarembó que ostenta ocho títulos y fue segundo en dos ocasiones. Paysandú ganó el certamen en seis ocasiones y fue subcampeón cinco veces, y Rivera fue monarca del interior tres veces, en los años 1967-68, 1972-73 y 1984-85.

1922 Edición Inaugural

Noticias relacionadas

Desde el 2011, el dirigente de la OFI, Jorge Vezoli, sigue tan actual:”Habría que revisar la historia para encontrar un caso de autoflagelación y deterioro comparable a este”

Eduardo Merica

Cuando en 1965 la OFI rompió relaciones con 10 clubes profesionales de la AUF

Eduardo Merica

Así titulamos la casi venta de los derechos de TV de la OFI:¿Cae el último bastión de la moralidad deportiva?

Eduardo Merica

Deja un comentario

error: Este contenido esta protegido!!