Inicio » 1995. Diario Uruguay nació dentro de un diario papel, en un proyecto llamado “La Republica Entera”
Destacada Memorias de Porley VOCACION FM

1995. Diario Uruguay nació dentro de un diario papel, en un proyecto llamado “La Republica Entera”

NACIMIENTO DE DIARIO URUGUAY EN LA WWW. Desde Redacción digital Eduardo Mérica 

Fue el 20 de diciembre de 1990, cuando Tim Berners-Lee puso en línea la primera página web del mundo, dando origen a la WWW. La dirección fue: http://nxoc01.cern.ch/hypertext/WWW/TheProject.html. Nació como un sistema de intercambio de datos entre los 10.000 científicos que trabajaban en el CERN. No tenía colores, imágenes, ni videos. Tampoco había gráficos ni animaciones, solo textos, hipertextos y un conjunto de menús.

Así de sencillo fue que en diciembre de 1990 se creó la primera página web del mundo, pero no fue hasta el año 1993 cuando este sistema se liberalizó, permitiendo a todo el que lo quisiera, crear su propia web.

Visto lo visto, no hace falta decir lo mucho que ha cambiado el panorama web. Pues bien, en 1995, en Uruguay -ese año- casi nadie tenía una web, digamos que no existía para las empresas periodísticas.

Pero una noche (18 de abril de 1995) en la Redacción del diario La República, en plena tarea recibimos un mensaje de Edgardo Martirena (Jefe de la sección deportiva), que antes de retirarnos “había alguien que nos quería conocer”; ese alguien terminó siendo el primer gurú cibernético que nos introdujo en el mundo digital.

Se trataba de un duraznense con poco tiempo de regreso en suelo uruguayo, luego de residir por muchos años en Suecia. Que con una sorpresiva invitación de parte del Sub Editor Rodolfo Porley, tuvo la genial idea de presentarme la primera computadora instalada en la sala ocupada por infinidad de máquinas de escribir; como una herramienta útil para el futuro de la prensa. Estamos hablando del imponente monitor de la primer época que no tenía colores, ni fotos, ni videos. Tampoco había gráficos ni animaciones. Solo textos, hipertextos y un conjunto algo confuso de menús, que en pocos segundos se trató de una experiencia personal que no resultó para nada decepcionante. Donde Porley nos expresó: “Esto es una computadora, y si te gusta vas a aprender sin hacer cursos de ningún tipo”.

 

Esa noche fue la más larga que tuvimos en una redacción de un diario y fue tan atrapante la práctica que desde el primer instante que empezamos nos familiarizarnos con el PC y así conocimos sus características y elementos básicos. Aprender a utilizar lo básico y lo más revolucionario en ese momento: el uso del correo electrónico.

Recordemos que hasta ese día el fax tenía su uso vigente  también muchas veces frustrante, cuando colocábamos mal la hoja de papel en el local de ANTEL, y no llegaban las noticias del país a la central de  Montevideo.

En la práctica, en la clase primaria y veloz del periodista Rodolfo Porley, pudimos sentir el inigualable sentimiento de una tecnología moderna y sofisticada que fascinó nuestras manos: Treinta años después lo confesamos: No nos resistimos a abandonar los facsímils o telecopias y hasta el fax, que durante mucho tiempo y a partir de la década de 1980 fueron indispensable en cualquier medio de prensa.

Gracias al gesto de Porley, de compartir el conocimiento de una herramienta desconocida, hoy podemos contarles que tuvimos el privilegio de ver “El auge y caída de la máquina de fax”, porque volvimos a nuestra casa sabiendo que enviar un fax ya no sería tan habitual como un email.

Pero pongamos las cosas en contexto. En esa época todavía no existían ni Windows ni Google Chrome, y las escasas computadoras personales que había en el mercado funcionaban de una manera compleja y poco visual. Porque Internet tan solo servía para usar el correo electrónico y transferir archivos. Y las conexiones eran analógicas, lo cual significaba que había que armarse de paciencia para descargar la información.

No nos importó el cambio que debíamos hacer personalmente tras la experiencia vivida -la noche anterior- de unas pocas horas en la mesa de trabajo porque luego fuimos capaces de adaptarnos a las tecnologías digitales que surgirían en poco tiempo en Montevideo, y que serían una de las razones que explican la persistencia de haber creado un proyecto como DIARIO URUGUAY online, sobre la capacidad de la tecnología para mejorar la operatividad e impulsar la productividad, atreviéndonos a interactuar en dúo para cambiar el periodismo convencional por el digital.

Aquello fue inolvidable, ser “elegido” para no olvidar nunca más lo que describimos como “la magia” de ver un documento transmitido instantáneamente a otra parte del mundo… Lo abstracto del universo digital, lo tangible adquirió un atractivo especialísimo… tener la información, literalmente, de todos lados en nuestras manos. No pudiendo negar la finalidad de la palabra Internet; permitir el intercambio libre de información entre todos sus usuarios. Así lo hicimos continuamente y simultáneamente hasta hace un ratito… y nos damos cuenta, a pesar del paso de los años, que Internet sí puede transferir… arrebato, delirio, entusiasmo, frenesí, vehemencia, arranque, preferencia, querencia, inclinación, cariño, amor, predilección…

LA REPÚBLICA ENTERA DEL PERIODISTA RODOLFO PORLEY

“Descripción de principales aspectos de actividades desde los inicios como comunicador, en mi ciudad natal Durazno, en el centro de Uruguay. Con experiencias en trece países, 35 medios y otras tantas funciones, con una veintena de roles profesionales multi-mediáticos, incluyendo investigación y una creciente interacción con la enseñanza. Signado por un compromiso ético-social voluntario.

Abonado desde la mitad de este periplo con la búsqueda, ya sin fin, de un pensamiento crítico-autocrítico creativo, con ayuda del pensamiento de la complejidad moriniano y de la nueva transdisciplinariedad, gestada desde 1994 en dos congresos mundiales. Como conjunción de avances de enfoques sistémicos y holísticos donados por la revolución contemporánea del saber. Todo lo cual en paralelo a la utilización profesional de instrumental emergente de la revolución tecnocientífica, en sentido innovador y no consumista, al servicio de la intercomunicación humana, principalmente en redes de colaboración. Como transistores que permitieron fabricación estándar de primeros grabadoras de mano, télex computarizados y enlaces satelitales pre-Internet en 1983, logro intercontinental de una virtualidad real, y un uso periodístico de la telemática, pionera en cubrir todo un país (1991-1994)

Puede ser útil este repaso si se comparte que la historia de una persona se resume por su experiencia, por lo que ha hecho de su vida, las apuestas que ensayó, equivocó, corrigió y/o reproyectó. En el caso, produciendo y siendo producido en y por un laberinto, en cuyas búsquedas aprendió que no había otras salidas que profundizar el adentro, hallando más niveles de realidad, con un realismo relacional, relativo y múltiple, según pensamiento de complejidad moriniano”

JUVENTUD PORLEYLIANA

“A los 15 años, comunicador social en el gremio liceal. A los 17, profesional para todos los medios que en 1963 tenían el servicio de la Agencia Nacional de Informaciones ANI. Cubrí en paralelo, y en lapsos durante los tres primeros años que continué en Durazno, corresponsalías directas de tres diarios de circulación nacional. Los siguientes siete años ya fueron en la redacción capitalina de solo uno de ellos, diario El Popular, donde tuve la oportunidad de crear y potenciar en Uruguay la primer crónica jurídico policial. Con una fructífera red de fuentes en el Foro judicial y académico, sin precedentes, estrategia necesaria en un primer lustro de avance del autoritarismo policíaco militar, con desbordes de poder en reiterado desacato y menoscabo del Poder Judicial y la vigencia de los DD.HH., incluido ataques a la comunicación cual récord mundial”.

EL ADELANTADO DE LA REPÚBLICA

Anticipación de Internet en cobertura nacional

“En los `90, previo a las páginas www que explosionaron Internet desde 1994, usé la telemática en experiencia de cobertura de Uruguay. Pionera en 1992 a nivel planetario en cubrir periodísticamente todo un país, ayudando a instalar entre corresponsales el uso de computadoras enlazadas por teléfono (La República Entera favorecidos por la red chasque.apc.org del Instituto del Tercer Mundo y los primeros avances en UdelaR, a cuyo CDC empero le costaba un tiempo mas valorizar y generalizar el correo electrónico). Rápidamente me cautivó la fertilidad de las emergentes experiencias humanas en redes de colaboración horizontales, desjerarquizadas y descentralizadoras. Tratar de entenderlo y sistematizarlo supuso encarar una aproximación sin fin a la revolución contemporánea del saber. Y con ello reforzar la creatividad desde rupturas de paradigmas del conocer y el hacer en todos los órdenes y a la incierta e inacabada construcción de nuevos paradigmas, con una filosofía que sobre todo es una forma de vida, según pude concluir recién al perfilar mis 70″.

PIONEROS EN CREAR UNA RED DE LA OFI QUE NO FUE ACEPTADA Y NO IMPORTÓ AL EJECUTIVO DE 1995