Inicio » Australia obligaría a Facebook y Google a pagar obligaría a pagar por contenidos elaborados por la prensa local
Helarte

Australia obligaría a Facebook y Google a pagar obligaría a pagar por contenidos elaborados por la prensa local

La decisión de Facebook de retirar los contenidos de actualidad de su plataforma en Australia es una respuesta a una legislación que obligaría a los gigantes tecnológicos a pagar por compartirlos, una situación que en otros países entusiasma a las organizaciones de noticias, hoy en crisis, sobre todo por la pandemia.

Después de que Facebook decidiera retirar los contenidos de actualidad el jueves, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, señaló su voluntad de seguir adelante con la legislación a pesar de todo.

El gobierno australiano busca que las empresas tecnológicas remuneren a los medios por el uso de contenidos

ESTO DEBES SABER:

-El proyecto de ley, que ha irritado a Facebook y también a Google, obligaría a pagar por la publicación de contenidos elaborados por la prensa local e internacional. Con esa legislación, el país oceánico pretende abrir una vía para el pago de unas noticias que ahora se comparten de forma gratuita en esas plataformas, que se quedan con gran parte del pastel publicitario

-La normativa solo se aplicaría en Australia, pero los reguladores de otros países están estudiando detenidamente si el sistema funciona y puede aplicarse en otros países.

-Microsoft –que podría ganar cuota de mercado con su motor de búsqueda Bing– ha respaldado la propuesta y ha pedido explícitamente a otros países que sigan el ejemplo de Australia, argumentando que el sector tecnológico tiene que dar un paso adelante para apoyar el periodismo independiente.

Google y Facebook están “muy cerca” de alcanzar acuerdos con los medios de comunicación australianos para remunerarlos por su contenido, informó este lunes (15.02.2021) un alto cargo australiano

-Los legisladores europeos también han hablado favorablemente de las propuestas australianas mientras elaboran su propia legislación sobre el mercado digital en la Unión Europea.

-La medida de Facebook también ha suscitado interrogantes sobre la “soberanía digital” de los países, porque algunas páginas en la red social utilizadas para alertar a la población de incendios, inundaciones y otras catástrofes se vieron afectadas por error.

-El proyecto de ley plantea que los gigantes tecnológicos lleguen a un acuerdo con los medios de comunicación para pagarles por la información que publican gratuitamente en la plataforma. De no hacerlo será un tribunal el que actúe como intermediario y decida el volumen de remuneración.

El gobierno australiano elabora un “código de conducta vinculante” para regir las relaciones entre los medios de comunicación tradicionales -en apuros financieros- y los gigantes de internet, entre los que destacan Google y Facebook, que captan una parte notoria de los ingresos publicitarios.

LO QUE NO QUIEREN

Facebook y Google se oponen a las regulaciones en todo el mundo que amenazan con remover su modelo de negocio que les ha permitido convertirse en algunas de las empresas más grandes y rentables del mundo.

Las dos empresas afirman que no tienen ningún problema en pagar por las noticias y, de hecho, ya pagan a algunas organizaciones por sus contenidos. LO QUE NO QUIEREN es que se les diga cuánto tienen que pagar.

Los principales grupos de prensa australianos, News Corp y Nine Entertainment, han estimado que estas compensaciones ascenderán a cientos de millones de dólares anuales.

En la regulación australiana, un árbitro independiente podría decidir si los acuerdos alcanzados son justos, para garantizar que las tecnológicas no utilicen su poder publicitario para dictar las condiciones.

La legislación europea fomenta los acuerdos entre redes sociales y medios tradicionales.

El proyecto de ley, en su forma actual, garantiza que los contenidos informativos generados en Australia por organizaciones informativas generadas en Australia pueden y deben ser remunerados y esto debe hacerse de forma justa y legítima”.

El código de conducta vinculante elaborado por el gobierno australiano exige a Google y Facebook negociar con cada medio una remuneración por el uso de su contenido. Si no hay acuerdo decidiría un árbitro.

REACCIONES

-La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) ha denunciado la “alarma” que supone un “giro peligroso” para “censurar el flujo de información” y considera que cortar el acceso a la información vital a todo un país en la oscuridad de la noche es inconcebible”, ha lamentado su directora, Elaine Pearson.

– “No existe ningún requisito de que ningún subsidio otorgado a los editores se gaste en la recopilación de noticias”, señala el periodista Casey Newton en su newsletter ‘Platformer’.

El gobierno australiano asegura que seguirá adelante con la ley, que fue aprobada por la cámara baja del Parlamento el miércoles.

Otros países, como Canadá y Reino Unido, ya han expresado su interés en adoptar algún tipo de medida similar.

 

 

Fuente: clasesdeperiodismo