Inicio » EEUU: los primeros estados en prohibir el aborto son Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur y otros 23 se podrían sumar a la prohibición
AHORA Destacada

EEUU: los primeros estados en prohibir el aborto son Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur y otros 23 se podrían sumar a la prohibición

Minutos después de que el Supremo de EEUU levantara el blindaje federal al derecho al aborto, tres estados ya prohíben la interrupción del embarazo y, al menos, otros 23 lo pueden hacer a corto plazo.

Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur ya no permiten desde este viernes el aborto por la ley que habían aprobado con anterioridad y que entra en vigor tan pronto como se hizo pública la decisión de la Corte.

La organización Planned Parenthood, que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva de Estados Unidos, y el Instituto Guttmacher, advirtieron este viernes que otros 23 estados pueden poner en vigor con rapidez la prohibición al aborto.

Los estados de Arkansas, Idaho, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming también han aprobado leyes prohibiendo el aborto que entrarán en vigor tras la sentencia del Supremo.

En el caso de Idaho, Tennnessee y Texas, la prohibición a la interrupción del embarazo no entrará en vigor hasta dentro de 30 días, según los datos del Instituto Guttmacher.

Otros estados, como Arizona, Georgia, Iowa y Michigan, tienen restricciones preparadas que ya pueden entrar en vigor.

 

El derecho al aborto en Estados Unidos

Más de 20 estados conservadores tienen preparados ya proyectos de ley que prohibirían o restringirían el aborto tras la ruptura del blindaje a nivel federal.

Refuerzo al aborto

En estos momentos, sólo 16 estados (California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington), así como el Distrito de Columbia, han adoptado leyes que refuerzan la protección del derecho al aborto.

En total, al menos 36 millones de mujeres en edad reproductiva podrían perder el acceso al aborto según Planned Parenthood, que calificó la decisión de “devastadora” sobre todo para las personas más vulnerables de la sociedad como “las comunidades negras, latinas e indígenas, las personas con discapacidades, las que viven en áreas rurales, jóvenes, inmigrantes y quienes tienen dificultades financieras”.

 

Fuente: huffingtonpost