Inicio » El arquitecto melense Luis Livni, soñó y cumplió algo bastante innovador: la apertura de las puertas de las casas propiedad del Estado
Ramón Mérica Veredas

El arquitecto melense Luis Livni, soñó y cumplió algo bastante innovador: la apertura de las puertas de las casas propiedad del Estado

VEREDAS CAMINADAS POR RAMÓN MÉRICA para DIARIO URUGUAY.

“El Día del Patrimonio es una fiesta nacional estipulada por decreto del Poder Ejecutivo. Además, estamos propiciando una ley que identifique al segundo sábado del mes de setiembre para que todos los uruguayos nos reencontremos con lo que es nuestro, es decir el patrimonio”, explicó el arquitecto Baltasar Brum, Director General del Ministerio de Educación y Cultura.

“el Uruguay tiene manifestaciones culturales tan importantes como el Carnaval… pero que sólo es una manifestación, lo que buscamos con el Día del Patrimonio es que la galería sea tan grande que  todo el mundo se sienta identificado”

“Día del Patrimonio”: un caudal cultural de obligada referencia

Más de 100 atractivas actividades, renovadas propuestas y coloridos espectáculos organizó en todo el país el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para la edición 97 del “Día del Patrimonio”. Se estima que unas 450.000 personas recorrerán el sábado 13 las principales atracciones de hondo contenido cultural y turístico de Uruguay. Para el MEC, el “Día del Patrimonio” se ha constituido en la máxima manifestación cultural del Uruguay. El MEC, con la colaboración del resto de las entidades estatales y agentes privados, preparó un gran festejo nacional para el “Día del Patrimonio”. Muchas propuestas y no pocas actividades darán vida y color a nuestros bienes históricos, que ponen de manifiesto un imponente caudal cultural y que son una obligada referencia de los uruguayos.

“EL Día del Patrimonio es la posibilidad de ver esos edificios que nos hablan de nuestro pasado, que fueron hechos por uruguayos que tuvieron la virtud de proyectar el país hacia delante, y lo más importante es que son una especie de ejemplo para ver cómo esos uruguayos planificaron el futuro”

“El Día del Patrimonio es una fiesta nacional estipulada por decreto del Poder Ejecutivo. Además, estamos propiciando una ley que identifique al segundo sábado del mes de setiembre para que todos los uruguayos nos reencontremos con lo que es nuestro, es decir con el Patrimonio”, explicó el arquitecto Baltasar Brum.

Comienzo requieren los emprendimientos. Y para el origen del festejo, hay que remontarse hasta el año 1995, cuando al ex presidente de la Comisión de Patrimonio, el hoy fallecido arquitecto Luis Livni, soñó y cumplió algo bastante innovador: la apertura de las puertas de las casas propiedad del Estado, que normalmente estaban cerradas al público, acompañado por la realización de espectáculos.

“Lo que busca el Día del Patrimonio, es que tomemos conciencia de nuestras raíces culturales”

EL PROTOTIPO

“Esa fue una actividad casi de prototipo” dice el arquitecto Baltasar Brum para agregar que “ese día el ministerio chequeó las primeras posibilidades que había de realizara una fiesta nacional, comprobando que casi 20.000 personas recorrieron ese año los edificios, en un momento en que no había mucha difusión y movida cultural en ese sentido”. Esa idea, que en sólo 24 horas había demostrado su viabilidad, no tardó en plasmarse en algo más concreto. Aquello que había sido un prototipo, con apenas dos docenas de edificios abiertos, se fue transformando realmente un día de fiesta nacional. “Así en una primera experiencia a nivel de todo el país, en 1996, se logró 350 mil visitas”, afirma Brum. Para el jerarca “los festejos populares en nuestro país son más bien íntimos, y salvo algún festejo futbolístico, o el carnaval, que no tiene la masividad de todo el país, no existía hasta ahora una fiesta nacional que se volcara hacia la calle”.

EL OBJETIVO

El razonamiento lleva directamente al planteamiento del objetivo que se persigue con la organización de actos de esta naturaleza. El arquitecto explica que “en nuestro país hay un hilo conductor que es la Cultura, y esos elementos patrimoniales culturales con las raíces que nos hacen ser verdaderamente uruguayos, más allá de ideas filosóficas, políticas o religiosas”.

“Lo que busca el Día del Patrimonio, es que tomemos conciencia de nuestras raíces culturales”, concluye agregando que “es bastante sorprendente que en la medida en que uno comienza a tomar conciencia de esto, se encuentra una importante serie de valores que son muy profundos y que nos unen a todos, ese es el gigante que queremos despertar”. Brum asegura que el “hecho de que ese día de puertas abiertas todos los uruguayos podamos recorrer nuestros edificios es muy republicano y muy democrático porque son precisamente eso, nuestros edificios”.

EL REENCUENTRO

El hilo conductor que representa la Cultura, y que muchas veces es intangible, se vuelve tangible,, “uno lo comienza a ver en esos edificios”, se entusiasma Brum “en la sumatoria de muchas cosas, entonces ese Día del Patrimonio es la posibilidad de ver esos edificios que nos hablan de nuestro pasado, que fueron hechos por uruguayos que tuvieron la virtud de proyectar el país hacia delante, y lo más importante es que son una especie de ejemplo para ver cómo esos uruguayos planificaron el futuro, en momentos en que nosotros tenemos que hacer lo mismo, de cara al Siglo XXI”.

Concluyendo sobre el desafío planteado, el arquitecto Brum asegura que “el Uruguay tiene manifestaciones culturales tan importantes como el Carnaval, al que yo respeto y que además me gusta, pero que sólo es una manifestación, lo que buscamos con el Día del Patrimonio es que la galería sea tan grande que  todo el mundo se sienta identificado con eso, y eso es único regionalmente ni hablar, y además en el mundo no se conoce una experiencia de este tipo, primero porque es nacional, organizado por ministerio, pero además buscamos que se vaya transformando en un día tan simbólico que la gente que habitualmente viaja, elija este momento para venir, porque es uno de los momentos más interesantes para estar en Uruguay”.

EL INTERIOR

En esta edición, está prevista la realización de intensas actividades en los departamentos de Colonia, Durazno, Florida, Lavalleja, Maldonado, Paysandú, Rocha, Río Negro, Tacuarembó, Treinta y Tres y Salto, que incluye la apertura de museos, edificios públicos, fortalezas, muestras fotográficas, espectáculos musicales, exhibición de vestimenta de la época, funciones teatrales, recorridas guiadas, exposiciones plásticas, talleres de artesanía, danzas y hasta concursos de dibujos y poesías para los más chicos.

 

(Archivo DIARIO URUGUAY publicación de Setiembre de 1997)