Search
sábado 23 septiembre 2017
  • :
  • :

Tomá pa´ vos: Ediles de Salto ahora tienen sueldo

Tomá pa´ vos: Ediles de Salto ahora tienen sueldo

LA OPINION EN EL URUGUAY. Editorial del diario decano de Salto.

En el año 1994 dirigentes de todos los partidos, porque bien dicen que por la plata baila el mono, manejaron la iniciativa de proponer cambiar la norma de la Constitución de la República que establece que los ediles, deben ser honorarios para pasar a percibir una retribución por su labor. La propuesta, levantó en aquellos años una ola de indignación dado que en general la ciudadanía, está harta de los costos que tiene el Estado por los sueldos que ganan los legisladores y la serie de privilegios y beneficios que gozan, además de las partidas para gastos de representación, secretaría, viáticos para viajes, etc, etc. Finalmente a la propuesta, la ciudadanía simplemente le dijo No.

Sin embargo, aplicándose aquello de “Hecha la ley, hecha la trampa”; los señores ediles de casi todo el país se las ingeniaron para otorgarse un sueldo encubierto, disfrazado, ya mediante partida de secretaría, traslados, gastos de representación, etc. Es así que un edil de Montevideo, hoy por hoy, recibe mensualmente unos $ 120.000 de los cuales, no debe dar cuenta de cómo los gastos. A ello, se le suman los beneficios de secretaria y otros rubros que representa dinero porque no gastar significa ganar dinero también.

De esta forma, familiares, amigos, militantes amigos, se ven beneficiados. Y de esta “avivada” nadie se queja y todos usufructuan. Ya progresista populista, de centro o conservador medio o recalcitrante, a todos les gusta engordar el bolsillo y si es con mínimo esfuerzo mejor. También se benefician familiares, amigos, militantes.

Hasta el jueves pasado por la noche, la Junta Departamental de Salto, era una de las más dignas y honrosa en respetar la norma constitucional. Salvo el beneficio de la exoneración de patentes, servicio de telefonía celular y un pasaje por mes a Montevideo, no tenia otro beneficio. La labor del legislador departamental, como desde hace más de siglo, era honoraria y la verdad es que salvo los que querían hacer carrera política , pocos se interesaban por ejercer el cargo, que es electivo. En el futuro, con sueldo, quizás haya más aspirantes que nunca.

Pero si vamos a los números, podemos comprobar que estos “gastos de representación” de $ 15.000 para los titulares y $ 3.000 para los suplentes, en lo que restan del quinquenio, costará bastante más arriba de los 700 mil dólares y en cinco años, fácilmente se llegara a gastar en ello, la importante suma de un millón y medio de dólares. Dinero que deberá ser aportado por los vecinos de Salto, ya que ese costo, llevará a que se eleven los costos de contribución inmobiliaria y urbana, y algunos otros impuestos y tasas municipales. Es que alguien tendrá que pagar: ¿y quien mejor que Juan Pueblo?

Por cada sesión ordinaria, dos cada mes, según tiene establecido la Junta Departamental de Salto, cada edil titular, por solo presentarse y permanecer en su banca, percibirá unos $ 7.500 es decir los programados $ 15.000 al mes. Si hay sesiones extraordinarias, que no siempre las hay en cada mes, serán simples aportes gratuitos de los ediles al departamento.

El extinto prestigioso constitucionalista Eduardo Jiménez de Arechaga sostenía en su pensamiento, que consideraba completamente inconveniente el mantenimiento del sistema que establecía que el cargo de edil fuera honorario. Para ello, argumentaba que no solo porque todo trabajo debe ser remunerado, sino que porque el eficaz cumplimiento de esas funciones, exige una extraordinaria dedicación y por ello debe ser pago.

El mismo, consideraba por lo tanto, que el denominado “gasto de representación” no es anticonstitucional, pero desde nuestra óptica, en esta momento, no solo es inconveniente y oneroso, sino también inoportuno. Como es notorio, el departamento de Salto fue endeudado en mil millones de pesos a pagar en 15 años, monto que ahora se ve incrementado en este algo más de medio quinquenio en una cifra cercana a un un millón de dólares.

Pero, no nos olvidemos que es un gasto no planificado, inesperado y sobre el cual, nadie advirtió o le dijo al pueblo de Salto que iba a surgir, tras esta iniciativa aprobada por la mayoría de los ediles de las dos principales bancadas. Debemos recordar, por ejemplo, que en el caso de los diputados o de los intendentes, no se fijan sus salarios, sino que se lo fijan los integrantes de la anterior legislatura, al laudar los salarios antes del cese del gobierno que se va, tras las elecciones nacionales y departamentales. No se auto compensan, como si se hizo aquí, en una forma si se quiere inmoral. Porque así, el edil, deja de estar al servicio del ciudadano sino que el ciudadano ahora debe trabajar y aportar para que se le pague al edil.

En concreto es otro muy mal mensaje que los políticos, emiten a los ciudadanos y se abona así, el descreimiento en la dirigencia y las instituciones.

 

Fuente: La Prensa



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario