Search
Sábado 19 Agosto 2017
  • :
  • :




Silvia Techera: Del Ejercicio Periodístico y mi trabajo en las redes sociales y medios tradicionales

Silvia Techera: Del Ejercicio Periodístico y mi trabajo en las redes sociales y medios tradicionales

LA OPINIÓN EN EL URUGUAY. Desde Melo, Redacción STN , Silvia Techera para Diario Uruguay.

Sobre el tratamiento de la denuncia pública que fue realizada por una paciente de Salud Pública, Úrsula Araujo aquí en mi espacio.
Úrsula Araujo es una persona mayor de edad, afectada en su salud, pero con capacidad de ser responsable de sus acciones.

Ante su requerimiento, concurrí a su domicilio, en donde Úrsula expresó su voluntad de hacer pública su situación.

La salud, es un derecho humano, y todos sabemos que no siempre es equitativa, que se hacen innumerables esfuerzos a diario, aquí y en el mundo para salvar vidas y cuidar la vida de las personas, y eso es lo que se debe hacer. Ahora, cuando una persona, que está en una situación vulnerable no es atendida adecuadamente por el sistema, y solicita hacer su reclamo Públicamente por el supuesto mal funcionamiento de un servicio público, tiene que tener garantizado ese acceso.

Si su acusación es falsa, si no corresponde con la realidad, deberán las instituciones responder por ello y está la justicia para garantizar esos derechos.

Cada cual defiende su verdad, o su situación, y nosotros no podemos ignorar eso. En pueblo chico, no es fácil. Cada cual defiende su parte, y está bien.

Yo no publico denuncias anónimas, y lo saben, todos quienes me han escrito, lo saben. Pero si alguien considera hacerlo y expone sus razones que lo haga y que lo asuma.

En esta cuestión, considero dos cosas: la más importante para mí es, por qué esta persona no recibía la asistencia adecuada?. Cómo se controlaba su tratamiento?. Está garantizado todo su acceso a diferentes tratamientos, incluso psicológicos y de contención?. Si se negaba a que sea vista por el servicio externo, a cumplir determinadas indicaciones o a la propia asistencia, que se hizo?. Quién hacía el seguimiento de esa asistencia?.

Correspondía a una paciente con sus patologías realizar una recuperación en domicilio?

Pacientes complicados, siempre existirán, y las instituciones deben estar preparadas para atenderlos, el sistema no se puede “cansar” de un paciente.

Si una persona tiene un diagnóstico de deterioro debido a su patología, no debería transcurrir ese lapso en las mejores condiciones, o al menos las más dignas?. O debe esperar que las agujas del reloj corran sin compasión?. Ese es un punto.

En cuanto a la acusación a la Dra., en esta denuncia corresponde a Ursula Araújo quien lo hace por su propia voluntad, y a quien yo ni siquiera pedí se me dieran nombres. Sin dudas supone una situación delicada para la especialista que no es solo una profesional, sino también un ser humano.

Quiero aclarar que yo no he avalado ninguna denuncia, yo le he dado a una persona el derecho a presentar un reclamo público, de un tema que es de interés público y un derecho humano como la salud.

Al publicar el reclamo de Úrsula, no existió ni existe en mi una “real malicia” de perjudicar a ninguna parte, sino de poner en conocimiento una situación vulnerable y que se solucione. Entiendo que las expresiones vertidas por la paciente pueden afectar el honor y la imagen de la profesional. Aquí la Dra Vázquez hizo su descargo por escrito, prefirió hacerlo así, y también recibió el respaldo y la opinión de otros ciudadanos.

Por considerar que la publicación inicial ha sido escuchada por las partes mencionadas, y que está siendo contemplado el reclamo de atención, la voy a quitar, porque también he hablado con ambas partes de esto. Porque ya no aporta más nada y continúa repicándose. He mantenido contacto y diálogo con representantes del Hospital local, pero no se ha concretado una grabación que me permita publicar su posición.

Si se me ha informado que se está trabajando sobre la situación de la paciente.

SÍ, me he informado del caso, porque no es la primera vez que planteo la situación de salud de Úrsula Araújo, ya lo hice el pasado año en varios niveles y he hablado con muchas fuentes.

Por encima de las acusaciones para mí está lo principal que es la SALUD de un ser humano, no me importa si es Úrsula, Chespirito o el Dr. Vázquez, y que investigue quien le corresponda investigar.

La prensa ejerce una función social de control de la gestión de gobierno amparada por la libertad de expresión.

Mi función no es felicitar por lo que tienen que hacer, sino observar lo que no se hace bien.

En este caso me da la sensación, que ha quedado de forma secundaria el pedido de ayuda y la situación de salud de la paciente Úrsula, poniendo por encima conceptos discriminatorios, homofóbicos, culpabilizadores hacia quien reclama ser asistida.

No es fácil ser transgénero, tener varias enfermedades patológicas, ser pobre y no tener familia en la ciudad donde vives.

Lo que más me entristece es ver comentarios de ese tipo de personas egresadas o que egresarán de la Academia, que además hicieron o harán juramento sobre el ejercicio de su profesión.

La Academia forma a las personas sí, pero no garantiza que estas cometan delitos, que no sean intocables, mejores seres humanos y ciudadanos.

A quienes están preocupados si tengo título o no, queden tranquil@s hay cosas en la vida que no la trae un título, y que escapa a las herramientas que brinda la Academia y que son parte del ser humano.

La carrera de periodismo no está reglamentada en el país, y no hace mucho tiempo que se dicta, sí existe, Ciencias de la Comunicación.

La mayoría nos hemos formado a través de otras capacitaciones, o de la mano de los pioneros de la comunicación y sí que Uruguay tuvo y tiene grandes periodistas. Con o sin aprendizajes académicos .

Según la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre Libertad de Expresión: “El periodismo es la manifestación primaria y principal de la libertad de expresión del pensamiento y, por esa razón, no puede concebirse meramente como la prestación de un servicio al público a través de la aplicación de unos conocimientos o capacitación adquiridos en una universidad o por quienes están inscritos en un determinado colegio profesional, como podría suceder con otras profesiones, pues está vinculado con la libertad de expresión, que es inherente a todo ser humano”.

Cada periodista en Cerro Largo y en el país, con título o no, ha contribuido en su mayoría con el desarrollo y el crecimiento de la sociedad, y muchas veces haciendo lo que deben hacer quienes tienen la obligación.

El periodismo es necesario, porque el periodismo garantiza el ejercicio de las democracias.

El periodismo ha sido y sigue siendo un centinela del cumplimiento de los derechos, y así lo avalan cientos de denuncias e investigaciones en el país.

Hoy, cada vez es más frecuente echarle las culpas al periodismo en general, de las cosas mal hechas, o de las malas e intencionales acciones de algunos periodistas y algunos medios.

Para mí sigue y seguirá siendo un camino de aprendizaje, y en la etapa de avalar nuestro conocimiento estamos, a través de gestiones y acciones de las autoridades e instituciones educativas nacionales.

Nos conocemos mayoritariamente y cada uno sabe cómo ha sido la trayectoria de quienes estamos en los medios de comunicación o hacemos comunicación.

Somos muchas veces la piedra en el zapato, de lo que no se quiere decir, también contribuimos muchas veces y honorariamente con la sociedad.

Tenemos la obligación de ponerle voz a los que no tienen voz, que todas las voces puedan ser escuchadas.

Cuando se trata de instituciones públicas el peso es más fuerte, se trata del Estado, quien debe garantizar el acceso a los derechos de los ciudadanos.

Lo fundamental, que la profesional acusada pueda aclarar su imagen y que la persona cuente con las garantías en su estado de salud. Y que el sistema de salud revea, investigue y proporcione la asistencia que le corresponde a cada uruguayo/a.

Yo lamento si este planteo y reclamo ha dañado a personas, no es ni nunca ha sido mi voluntad.

En cuanto a la Dra. Alejandra Vázquez, ha sido una profesional en el trato hacia mi persona y en el intercambio sobre esta denuncia que le afecta directamente y de la cual espero pueda aclarar su imagen profesional y pública.

Decirle que también la Corte Interamericana de Derechos Humanos Garantiza la Libertad de Expresión a todas las partes en su Artículo 13 y que la legislatura uruguaya también a través de la ley de Prensa.

Agrego además que tengo el máximo concepto y respeto por el trabajo que hacen muchos médicos y operadores del sistema de salud en el departamento y en el país.

Esto no quiere decir que todo está bien, y que no existan irregularidades, que no exista negligencia, etc.

Esto no quiere decir que la atención sea una dádiva, es un derecho y una obligación. Es un servicio que lo pagamos todos los uruguayos y uruguayas.

Planteado el tema de Araújo he quitado la publicación para que no siga generando cosas que no se corresponden con el objetivo.

A Úrsula le digo que ojalá pueda perdonar, que ambas puedan perdonarse, a veces el dolor nos embarga el corazón y nos hace decir cosas que en realidad no las queríamos decir.

Ojalá puedan perdonarse humanamente y recomponer al menos el corazón.

Ojalá el sistema no permita que estas cosas pasen.

Tengo fe que la paciente pondrá lo mejor de si y que Salud Pública hará los máximos esfuerzos por tratarla, y tengo fe en que social y culturalmente los arachanes superaremos algunas cuestiones que nos dividen como civilización

Mi agenda me la marco yo, día a día, con mi esfuerzo, bien, mal o medianamente, noticias no me faltan, yo trabajo a mi ritmo y con mi manera de hacerlo.

Si nos dedicáramos a denunciar el mal funcionamiento del Estado y de las instituciones, de los/as funcionarios públicos en sus diferentes niveles, de las corporaciones, etc, por el mal accionar de algunas cosas, tendríamos que irnos a otro planeta o ser eternamente perseguidos, o directamente dejar este trabajo porque sería muy difícil sobrellevar las presiones.

En donde la corrupción moral y económica se ha instalado en mayor o menor medida en todos los estractos de la sociedad disfrazada de dulce hada que le cumple los sueños a una ciudadanía deslumbrada por su incandecencia.

Hoy sobrevivimos en una jungla de la apariencia y lo bonito, con sueldos de hambre y multiempleo… Periodismo de calidad, medios de comunicación de calidad?

Donde la torta se reparte mayoritariamente en la capital y al interior llega un mísero 3%. Trabajadores full time sí, al servicio de la gente en todos lados, tapando agujeros. Y algunos pagando para que se diga lo que quieren decir y no lo que se debe. Otros siendo serviles a los poderes de turno. Ocultos detrás del maquillaje fraudulento de marionetas de cartón, utilizando y engañando a sus propios conciudadanos.

Gracias a quienes se comunicaron, entre ellos colegas y profesionales de otros órdenes, me entendieron y me apoyaron.

A quienes cuestionaron mi trabajo responsablemente y educadamente, gracias, me han hecho crecer.

A quienes me denigraron: aquí está una mejilla y aquí la otra, con nombre y apellido, no oculta detrás de ninguna triste máscara.
Acepto sin lugar a dudas las críticas, los cuestionamientos y los errores sin lugar a dudas porque soy una persona pública.

Desde todos los sectores, incluso políticos, hay cuestionamiento a los planteos y las denuncias en las redes sociales. ¿Qué sucede? Estamos en medio de una revolución en las comunicaciones, y a veces las redes sociales dicen lo que la mayoría de los medios tradicionales no quieren decir o evitan decir, y lo que otros tantos tratan de ocultar. Otras se ocultan en el anonimato de las redes y dicen las barbaridades más grandes.

Tendrán que trabajar, tendrán que legislar. Y los ciudadanos tendrán que pensar con cabeza propia, analizar, escuchar y sacar sus propias conclusiones. Muchos no están de acuerdo, pero todo lo publican aquí. Antes había un solo emisor, ahora es de ida y vuelta.

Yo he decidido transitar un camino de ejercicio libre del periodismo, pobre económicamente, pero rico en valores y principios que no me llevarán a los grandes escenarios mundiales, pero que en mi pasaje por esta tierra dejará lo mejor de mi como ser humano.

Hago ese ejercicio en los medios que trabajo, los cuales lo hacen responsablemente y tienen convicciones claras sobre el ejercicio del periodismo, por eso trabajo ahí. Y lo hago por mis propios canales.
A todos y todas trato igual en la vida y en mi trabajo, no mido etnia, ni religión ni ideología, si sos rico, pobre, santo o en conflicto con la Ley, y lo saben porque a lo largo de mi vida he tratado de ser consecuente con lo que pienso, acerdadamente o no.

Este espacio de Facebook, hace años que es un espacio de construcción y de ayuda social, ayuda que a veces se publica y que otras veces no, sin pedir nada a cambio.

Y por decisión propia nadie me dice a quien entrevistar y a quien no y con esa libertar vivo y con esa libertad moriré.
Somos lo que vivimos, pasajeros de un tiempo en un lugar. Nada. Nada material nos llevaremos… seremos un día un puñado de cenizas y el recuerdo en la mente y el corazón de los que quedan.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario