Search
Sábado 22 Julio 2017
  • :
  • :




Sigamos… “Es grave lo que están fomentando con todo ahínco militante Almagro y la OEA” Sigamos…

Sigamos… “Es grave lo que están fomentando con todo ahínco militante Almagro y la OEA” Sigamos…

LA OPINIÓN EN EL URUGUAY.Desde Montevideo Ruben Abrines Collins para Diario Uruguay.

El Secretario de la OEA Luis Almagro más rápido que un rayo cayó en el más grande de los desprestigios a escala internacional, por ofrecerse a encabezar, gustosamente, la alcahuetería al imperialismo norteamericano.
Está poniendo en peligro la paz del continente y se crean las condiciones sobre las calientes relaciones de varios países limítrofes con Venezuela, encendiendo una mecha que arde sobre antiguos conflictos donde aún hablan las armas.

Se puede no comulgar con el gobierno de Venezuela, pero lo que no se puede es pedir represalias, sumadas a otras acciones punitivas, a pedido de gobiernos enemigos acérrimo de un gobierno legítimo.

La forma descarada en que lo encabeza el secretario general de la cochina OEA resulta repulsiva y peligrosa.
Negar las conspiraciones contra Venezuela con la complicidad de varios gobiernos corruptos y facinerosos, como los de Brasil y México, el inefable y obsecuente gobierno de Macri en Argentina y otros, es suicida y, además, pretenden arrastrar al gobierno de Uruguay.

Las calles, las plazas, caminos y veredas son el ámbito natural y más democrático que tienen los pueblos para dar sus más legitimas opiniones, mucho más cuando aparecen flaquezas democráticas por todos lados junto a la tentación autoritaria de los estados dejando en manos de los aparatos represivos el criterio de discernir qué es lo correcto y que no.

Ante las amenazas ciertas si no salimos a denunciar en las calles, en los muros, mañana podremos ser juzgados como cómplices, junto a quienes vacilan y pagan tributos incluyendo al gobierno y todo el FA.
Es grave lo que están fomentando con todo ahínco militante Almagro y la OEA, armar un conflicto que de producirse después sería mucho más grave salir de él.

Porque se monta sobre resabios de sectores proyanquis, de derecha, fascistizantes y golpistas, de Chile, Perú, Colombia, Brasil, Paraguay, y Uruguay por supuesto que también está dentro de los planes del imperialismo y los bien dispuestos a hacerle los mandados a las oligarquías criollas.

Si no fuera trágico lo que podría ocurrir de avanzar las provocaciones contra Venezuela, estos personajes serían una anécdota.
Como lo hizo este perverso uruguayo para quedar incrustado en la OEA.
Abusó del prestigio que le dio ser canciller de un gobierno noble, de una fuerza política noble, como el FA, en el arranque de un proceso de cambios tibios y medidos hasta el colmo de la paciencia popular.

La canciller Venezolana en la misma OEA, donde denunció una vez más, lo que todos sabíamos y otros muchos en Uruguay callaron cobardemente hasta ahora, prefirieron ocultar vergonzosamente sus desnudeces políticas e ideológicas y, con cuidado, todo este tiempo, su complicidad.

Ya habrá tiempo de ajustar las riendas con estos y otros conversos menores.
Fue un alegato incuestionable el que realizó la canciller de Venezuela, con documentos, en defensa de su país agredido impunemente por Almagro y la corte de otros cancilleres que se prestaron a seguir amenazado con total impunidad.

Queda demostrado una vez más que por ser viejo no se es más sabio y el exceso de confianza mata al gato: fue lo que le ocurrió a José Mujica cuando le afirmo al gobierno de Venezuela que jamás este provocador e inmoral atentaría contra las instituciones legitimas de su gobierno.
El imperialismo y sus gobiernos socios en la OEA desde hace mucho tiempo pierden terreno, cosechando desprestigio en este continente, sumados a las debacles de su política exterior en el resto del mundo.

¿Es sólo Venezuela quien está en la mira del imperialismo en América Latina?
Por supuesto que no.
El principal objetivo es desmontar el costoso proceso de liberar el continente de las guerras y el temor al proceso de paz encauzado por la guerrilla más antigua del continente y el gobierno de Colombia. que le quita protagonismo y millones de dólares del buche.

Perdieron la iniciativa histórica desde hace mucho tiempo, esta es la hora de los pueblos y nada mejor se les ocurrió que armar un conflicto militar no sólo para derrocar un gobierno legítimo, asediarlo, provocarlo y si no, excluirlo como lo hicieron con Cuba décadas atrás.
Ese tren de la historia ya pasó y no pasa dos veces.

En Luis Almagro con la OEA encontraron un paladín miserable, obsecuente, cuyo único objetivo es crear las condiciones para otro acto ilegitimo y excluyente a cualquier costo, con las mismas afirmaciones de raíz anticomunista, igual que en la década del sesenta se hizo con otro uruguayo a la cabeza de su secretaria general.

No innovan absolutamente nada, repiten la historia, ayer como tragedia y ahora como comedia, serán derrotados, sin dudas, por la voluntad popular y la acción de la mayoría de los gobiernos con dignidad.

¿Quiénes se harán cargo de esta cuña que metió el imperialismo y la veleidad de algunos hombres que creen se puede resolver en soledad, a puro olfato personal, sin medir las consecuencias de su posibles errores que luego serán pagados puntualmente con sangre y al contado por los pueblos?
Esa miserable organización llamada OEA debe desaparecer y con ella Almagro.
El FA todo, el gobierno uruguayo y las organizaciones populares deben desmarcarse con valentía, como corresponde, con independencia, sin cálculos políticos mezquinos.

La paz está por encima de todo y aquí en este continente necesita de todo menos más conflictos de los que ya tenemos.
Nuestro costoso proceso por emparejarnos socialmente, con este regalo, los que mayoritariamente en Uruguay votamos por el FA, debemos dar la cara y asumir con valentía revolucionaria, democrática y autocrítica, sin tapujos, en nombre de los que hicieron la “chamboneada”, por si no se enteraron, que entre otras cosas va la paz en este continente.

No hagamos como el señor Trump en los EEUU.
A nadie se le ocurra levantar un muro de aislamiento interno y externo. Los frenteamplista en su mayoría rechazan estas conductas agresivas y descaradas contra pueblos y gobiernos hermanos.

“Como te digo una cosa te digo la otra”.
No creo que nadie de toda la oposición hubiera recomendado en aquel momento a Luis Almagro, ni siquiera para barrer la cancillería, ahora, con seguridad, lo harían con mucho placer… igual no hay que temer, últimamente siempre se equivocan.

Si alguien cree que soy anti gobierno por lo que escribo, se equivoca.
Si alguien cree que estoy de salida del FA, se equivoca.
Si alguien cree que por qué digo que Mujica y Tabaré presidentes se equivocaron en elegir a quien sería “su” canciller y digo que no estoy de acuerdo, dejo de ser frenteamplista, se equivoca.

Se equivocan si creen que tenemos temor al viejo de la bolsa y a las ventajas que podrá sacar la oposición, se equivocan.
Hay lugares de donde no se vuelve, miren a la oposición como le cuesta volver, no hagamos algo parecido.
Hay retorno de la oposición si se vacila a cada paso, hay retorno de la oposición si hacemos igual que ellos de la política una cosa de súper entendidos entre cuatro paredes de los palacios.

Y ahí sí, no habrá cabildos abiertos, ni gobierno de cercanía que te salve en la hora de los hornos.
No se pierda más tiempo en imbecilidades y caprichos de ancianos, dicho con todo respeto.
Nosotros, no somos muchos, tampoco muy pocos, como siempre seguiremos nuestro camino, aprendiendo a sacarnos el lastre de los tránsfugas, traidores y cuidarnos, como decía Artigas, de los hombres veleidosos.
El camino esta trazado, la voluntad, la razón y el tiempo dicen, será nuestra recompensa.
Sigamos.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario