Search
Jueves 29 Junio 2017
  • :
  • :

El imperialismo norteamericano gendarme mundial y su jefe actual el Sr. Trump

El imperialismo norteamericano gendarme mundial y su jefe actual el Sr. Trump

LA OPINIÓN EN EL URUGUAY. Desde Montevideo Ruben Abrines Collins para Diario Uruguay.

Desestimar y afirmar que el imperialismo norteamericano no existe como el principal enemigo de la paz en el mundo, dicho por boca de académicos, profesionales del periodismo y políticos, es suicida y flaco favor le hace a la paz, a las democracias y a los estados destruidos, arrasados, donde son expropiados compulsivamente sus recursos de vida junto a sus culturas milenarias.

Los bombardeos Preventivos del señor Trump a Siria y Afganistán, después de merendar con torta de chocolate con su colega chino, fueron una acción premeditada imperialista a cuenta de más, y dejó clara una nueva sentencia mucho más grave contra Corea del Norte, para ocuparse cuando tuviera un tiempito. Los enemigos internos y externos del señor Trump se equivocaron fiero antes y vuelven a equivocarse nuevamente, al tratarlo de loquito suelto, falto de experiencia política internacional, irredento amante, bocón y excéntrico marido millonario.

El imperialismo norteamericano está atravesando una crisis de conducción, entre otras cosas, porque el mundo no se resigna a seguir siendo tutelado por los Obama mucho menos por los Trump, que no dan garantías a sus socios mayores israelitas, europeos, y otros estados asiáticos.

Decenas de gobiernos y estados entraron en pánico ante las simplezas, nada originales, de sus afirmaciones, aquello de primero los EEUU.

Prometió recuperar el prestigio norteamericano en decadencia, sobre el axioma primero EEUU y mucha vocinglería en la construcción del muro fronterizo con México, sabiendo que es imposible detener las mareas humanas si deciden ir al cualquier lugar que crean mejor.

Las migraciones fueron y serán la historia del desarrollo de la humanidad por conquistar la tierra y transformar sus recursos y mejor vivir. Señores y señoras acepten lo obvio. Olvídense si el señor Trump obtuvo menos votos que la belicosa señora Clinton, a pesar de tener como su mentor al ex presidente Obama, y desoyó y echó por tierra la propaganda desmesurada de las bondades del neo liberalismo impuesto a sangre y fuego a gran parte del mundo con gobiernos cómplices, de nefastas consecuencias para pueblos, gobiernos y estados de todo el planeta.

El sistema norteamericano no puede aceptar la llegada de un presidente que no sea beligerante, que le tiemble la mano a la hora de orquestar y poner en ejecución acciones terroristas en cualquier parte del mundo. Si se les va la mano después de los ataques al supuesto enemigo y hay víctimas civiles y niños y mujeres, será siempre simplemente un daño colateral del fuego amigo, bondad de la democracia norteamericana.

En estos días, acá nomas en Uruguay, oí un catedrático de historia internacional decir lo que estaba ocurriendo con los bombardeos que lleva adelante EEUU en distintos lugares, a cuenta de más previstos, que no era intención desatar una nueva guerra, simplemente quieren mantener el viejo orden que se estableció después de la segunda guerra mundial. Otro, un periodista enterado, afirmó que los gigantes como Rusia, China y supongo que Paquistán, Israel, Corea del Norte, son gigantes con pies de barro incapaces de poner en riesgo la supremacía norteamericana como gendarme del mundo y que por lo tanto, a pesar de lo triste y lamentable blablablá.

Si no fuera una afirmación profundamente reaccionaria sería sólo un pecado político desconocedor de los riesgos que corre la humanidad con el poderío atómico desparramado después de la desaparición de la Unión Soviética en manos de estados y gobiernos civiles iguales y peores que los criminales militares de los EEUU. EEUU es el único estado terrorista, como tal, no existen otros estados terroristas a lo largo y ancho de todo el planeta y mucho menos capaces de poner en riesgo la paz mundial a un costo de vidas humanas insospechado.

Es el único estado gendarme y no se resigna a perder ese privilegio ganado a prepotencia, golpes de estado y guerras en todos los continentes. Y va a continuar cada día más su brutalidad hasta el último hálito por mantener su supremacía y hegemonía, si antes la humanidad no encuentra una amplia alianza universal de pueblos y gobiernos que sea capaz de colaborar a imponer la paz y el derecho de los estados a vivir según su saber y entender, sin amenazas, sin injerencias, sin persecuciones políticas e ideológicas.

No recomiendo ver algunos paneles de televisión uruguaya y oír voces multiplicadas por todos los medios del mundo, a riesgo de seguir siendo engañados como niños en la puerta de la escuela creyendo que Venezuela, Corea, Rusia, Siria, Afganistán y vaya a saber uno cuáles otros, mañana nos dicen, son los enemigos de la humanidad



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario