Search
domingo 19 noviembre 2017
  • :
  • :

Gonzalo Abella: “la UP tiene razón en algunas cosas, pero dividir el FA es lo peor”

Gonzalo Abella: “la UP tiene razón en algunas cosas, pero dividir el FA es lo peor”

LA OPINIÓN EN EL URUGUAY. Desde su Facebook Gonzalo Abella.

“La UP tiene razón en todo, pero ya no hay nada que hacer. No vale la pena”

“Si ustedes crecen, terminan como el FA”

En grandes sectores de nuestro pueblo, la desilusión se volvió pesimismo y desconfianza. ´Hay sólo dos antídotos contra este veneno: fortalecer las luchas populares y fortalecer la UP. Sólo caminando juntos se recupera la confianza, y con ella la esperanza y la alegría.

La injusticia y la claudicación entreguista están arriba, y la fuerza potencial para acabar con ellas está abajo.

Pero nuestra inserción real no se da sólo compartiendo una trinchera y fundamentando nuestra propuesta; también nos exige comprender mejor el “Imaginario olectivo” de nuestro pueblo.

El “imaginario Colectivo” es el conjunto de saberes tradicionales y saberes populares no-tradicionales unidos a creencias mágicas o realistas, y a los sentimientos, valores y prejuicios que son propios de la mayoría de los integrantes de una Sociedad.

En una Sociedad dividida en clases, el “Imaginario colectivo” está permeado por las ideas que inculca la clase dominante. Usualmente eso se explica en parte diciendo que “la Historia la escriben los vencedores”. El Imaginario Colectivo es usado demagógicamente por la clase dominante, mostrándose a sí misma como parte inseparable de la gran familia nacional de sentimientos, esfuerzos, creencias y pasiones. Por eso muchos políticos burgueses empiezan su carrera como dirigentes de fútbol, o en las cuerdas de tambores afro de las llamadas, o acompañando las marchas a caballo de las sociedades nativistas. “Soy parte del pueblo” es su mensaje desde allí.

Pero también en e Imaginario Colectivo, coexiste (en unidad y lucha de contrarios) la memoria de la rebeldía pasada que es embrión de la rebeldía presente.

A medida que la clase oprimida se vuelve “clase para sí”, la conciencia de pertenencia de clase se vuelve más fuerte que la confusión sembrada intencionalmente por el Poder en el Imaginario Colectivo. Pero el Imaginario Colectivo no es por ello un elemento descartable, sino una herramienta de la mayor importancia en la construcción de la conciencia política del pueblo.

Dicho de otra manera, el Imaginario Colectivo, su interpretación, es un terreno para la confrontación social.

En momentos de re- acumulación de fuerzas, el mejor conocimiento del Imaginario Colectivo nos permite traducir al lenguaje del pueblo y hasta al refranero popular los grandes postulados que defendemos. Nos agudiza las antenas hacia los anhelos del pueblo y sus propuestas, sus prioridades y sus saberes propios.

No se puede navegar en solitario en el Imaginario Colectivo, porque no somos antropólogos culturales sino revolucionarios fundidos con las causas populares. Conjugando el lenguaje del pueblo, participando en sus fiestas y duelos, no sólo somos más respetados y demostramos que vale la pena luchar, sino que además nos vacunamos contra toda claudicación. Cuando la clase oprimida se vuelve clase para sí y la cultura popular re-crea nuestro mensaje en verbo plebeyo, pasamos a ser esclavos de nuestra nueva grandeza.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario