Search
martes 12 diciembre 2017
  • :
  • :

Los secretos personales del primer gerente general de la AUF

Los secretos personales del primer gerente general de la AUF

ARCHIVOCES |Luis Casal Beck| FUTBOLURUGUAYO.UY |de fecha 2014.

Es la suya una vida muy poco conocida en sus múltiples facetas. A Celestino Mibelli (1882-1969), se lo recuerda como un político de izquierda, que llegó al Parlamento por el PS, fundó el PCU, y tuvo un importante debate sobre asuntos doctrinales con José Batlle y Ordoñez, Mibelli, fue, además de todo eso, uno de los primeros periodistas deportivos, gerente general de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), durante décadas, y primer secretario de la Confederación Sudamericana de este deporte, en 1916. Un experto en reglamentos, al que denominaban “el Rimet rioplatense”.


 

El 25 de agosto de 1925, centenario de la independencia, fue inaugurado el Palacio Legislativo de Montevideo. En la primera sesión del Parlamento, presidida por Duvimioso Terra, -a la que asistieron el presidente de la República, José Serrato y el titular del Consejo Nacional de Administración, Luis Alberto de Herrera-, los legisladores vistieron de rigurosa gala. La excepción estuvo dada por Celestino Mibelli, diputado del Partido Comunista (PCU), que uso como indumentaria un overol, y se ubicó al fondo del hemiciclo (ver foto). En suma, Mibelli buscaba marcar las diferencias entre dos realidades: la del “proletariado”, a quien representaba, y aquel “mundo burgués”, con sus usos y costumbres, opuesto a sus intereses.

Esa es la imagen que se ha perpetuado. La que figura en los textos de historia. La del dirigente de la izquierda marxista, que en 1916 fue electo Constituyente, junto a Emilio Frugoni,; que a partir de febrero de 1920, ingresó al Parlamento por el Partido Socialista, PS (donde estuvo casi siete años); el que, en un Congreso Extraordinario de los socialistas, iniciado en setiembre de 1920, y concluido, en abril del año siguiente, impulsó con entusiasmo, la adhesión a la Tercera Internacional leninista, y la transformación del PS en PCU. Lo que implicó una reconfiguración en la cartografía de la izquierda uruguaya, con un PCU, y un PS, refundado, después, por Frugoni.

Pero Mibelli tuvo una existencia mucho más rica y compleja. Porque buena parte de su vida estuvo consagrada, paralelamente, al desarrollo del fútbol no solo local, sino que regional. Intervino tempranamente en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), como gerente general. Era un especialista en las reglamentaciones de este deporte, en una época de esplendor. En 1916, al fundarse la Confederación Sudamericana de Fútbol, su prestigio era muy grande, y lo designaron secretario de la flamante organización.

“De overol y ceño fruncido, o de traje y serena expresión, Celestino Mibelli resultó un personaje clave en el acontecer político y futbolístico en las primeras décadas del sigo XX”, como señala Luis Prats en un reciente ensayo (“Goles y votos. La íntima y agitada relación histórica entre fútbol y política en Uruguay”, setiembre de 2013). Prats, un investigador de la historia del fútbol, iniciado en el periodismo en el diario “El Día” de Montevideo, es autor de “La Crónica Celeste” (historia de la selección uruguaya de futbol, desde 1901 hasta 2010).

En “El Dia”, fue donde Mibelli trabajó inicialmente como periodista. En “Capítulo Oriental” (1969), Franklin Morales subraya que “entre 1908 y 1912, se produce la apertura de la prensa al fútbol. Los diarios de entonces, comenzaron a reservar espacios cada vez mayores a su actividad (y los) primeros cronistas del hecho deportivo, luchaban por ubicar notas entre avisos mortuorios y anuncios de remates de (Francisco) Piria. Carecían de sitio en las redacciones, y escribían en mesas de café”. Al primero que cita, en esta crónica revisada por Carlos Martinez Moreno, es a Mibelli, que, paralelamente desplegaba una intensa militancia política en el socialismo.

“Celestino Mibelli era un joven periodista que había trabajado ocho años en El Día, -recuerda Milton Vanger-. En marzo de 1917, lo habian despedido por afirmar que era un “robo” una multa de un peso que se le había aplicado por haber encabezado mal una fotografía. Mibelli, insistió que la verdadera razón fue un artículo firmado por él, y publicado en “El Socialista”, donde describía como “bandera de rapacidad y barbarie”, a la del Partido Colorado, (alegando) que había sido despedido por sus opiniones política”. Entre mayo y julio de ese año, “El Día” publicó un debate entre Batlle y Mibelli, de enorme importancia, en que se revisaron temas ideológicos, en el año de la revolución rusa encabezada por Lenin (ver: “¿Reforma o Revolución? La polémica Batlle-Mibelli. 1917, de Milton Vanger, mayo de 1986).

Por entonces, Mibelli integraba la Asamblea Nacional Constituyente (electa en julio de 1916), y era un dirigente deportivo destacado: gerente de la AUF, secretario de la naciente Confederación Sudamericana de Fútbol. El 30 de noviembre de 1919, el PS alcanzó una alta votación, y obtuvo dos bancas de diputado por Montevideo, ocupadas por Frugoni y por Mibelli. La crisis se desató al año siguiente.

En el 8º Congreso Extraordinario del PS de setiembre de 1920, se debatió la conveniencia o no de que ese partido se adhiriera a la Tercera Internacional leninista. Según Carlos Machado: “Eugenio Gómez, Celestino Mibelli, Julia Arévalo y Rodolfo Sarraillé, sostuvieron la tesis de la afiliación “No significa una alteración mayor de recorrido”, puntualizó Gómez. Emilio Frugoni, opinaba al revés: “es un acto de precipitación”. Finalmente, -recuerda Machado-, el congreso decidió por 1297 votos a favor, 175 en contra y 275 abstenciones (cada delegado computaba los votos que representaba), aceptar integrar la nueva Internacional. Las 21 condiciones fueron conocidas el 8 de octubre, -añade-, reactivando el debate. El 17 de abril de 1921, en una sesión del Congreso en la que Frugoni no estuvo presente, se aceptaron las condiciones, por 1007 votos contra 110. El PS se transformóo en PCU (ver “Historia de los Orientales”, de Carlos Machado1973, “Historia del movimiento obrero en Uruguay. Desde sus origenes hasta 1930”, Germán D´Elía, Armando Miraldi, 1984).

En las elecciones de 1922, Mibelli conservó su banca. En noviembre de 1925, -según “Elecciones Uruguayas” de Julio T Favregat, editada por la Cámara de Representantes en 1950-, el PCU obtuvo 4.838 votos, y el PS, 1.794. Resultaron electos dos diputados comunistas. Ellos fueron, Mibelli y Eugenio Gómez, El PS quedó fuera de la arena parlamentaria. En setiembre de 1926, Mibelli renunció a su escaño, y al año siguiente, resultó expulsado de su partido. “por frecuentes actos de indisciplina”, señala Gómez en su “Historia del Partido Comunista del Uruguay (hasta 1951)”, publicada en Montevideo en 1961.

“Como gerente de la AUF (Mibelli), se convirtió en expertos en los reglamentos de fútbol. Su fama trascendía fronteras, al punto que era conocido como “doctor en futbol” o “el Rimet rioplatense”, señala Prats en su investigación. En ese sentido, recuerda el testimonio de Juan Antonio y Mateo Magariños Pittaluga (“el fútbol heróico”, 1942), donde es evocado como un verdadero “imprescindible” en el funcionamiento de la AUF “sentado frente a su escritorio de gerente, sereno, ecuánime, tolerante y bondadoso, entregando a todo el mundo sus conocimientos, evacuando pacientemente las miles de consultan que se le formulaban”. Recién cuando César Batlle Pacheco, -uno de los hijos de Batlle y Ordoñez-, presidía la AUF (1943-1952), Mibelli renunció a su cargo, por desinteligencias con este político colorado. Uruguay había sido campeón mundial de fútbol en 1930 y en 1950.
CELESTINO MIBELLI FUE DIPUTADO DEL PS Y DEL PC, GERENTE GENERAL DE LA AUF, Y SECRETARIO DE LA CONFEDERACIÓN SUDAMERICANA DE FÚTBOL
Mibelli, la Izquierda y la época de oro del fútbol uruguayo
PRIMERAS CRÓNICAS DE FÚTBOL EN LOS DIARIOS DE MONTEVIDEO

“Entre 1908 y 1912, se produce la apertura de la prensa al fútbol. Los diarios de entonces comenzaron a reservar espacios cada vez mayores a su actividad. Y junto a editoriales, opiniones, notas críticas o colaboraciones literarias de Samuel Blixen, José Enrique Rodó, Julio María Sosa, Carlos Roxlo, Juan Andrés Ramírez y Emilio Frugoni, los primeros cronistas deportivos deslizaban cuartillas de novedosa estirpe.

Tal hecho, la apertura de los diarios al fútbol, tendría una influencia decisiva en el tono de la crónica que aun deportiva se palpa aunque se comprueben variantes.

Aquellos primeros cronistas del hecho deportivo luchaban por ubicar sus notas entre avisos mortuorios y anuncios de remates de Piria. Carecían de sitio en las redacciones, y escribían en mesas de café, Celestino Mibelli, Lorenzo Batlle Berres, Manlio Vitale D´Amico, Rafael Mieres, Justo Darritchon, Pedro J Fruniz, Eduardo Arechavaleta, los hermanos Pereira Bustamante, Arturo Michel, Serafín Baleiton y José Otero, fueron quienes empujaron la bola de nieve.

(“Capítulo Oriental” Nº 12, literatura y futbol. Fascículo redactado por Franklin Morales,y revisado por el Dr. Carlos Martinez Moreno, enero de 1969).

 

DON CELESTINO, Y EL ORIGEN DE LA CELESTE

“Al igual que sus cuatro hermanos (Celestino) Mibelli provenía de esos tiempos heroicos del fútbol uruguayo. En su casa de la Ciudad Vieja se fundó en 1898 el River Plate Footbaal Club, de fugaz pero trascendente pasaje por las canchas. Era un equipo de canillitas y estibadores de la Aduana, que luchó por ser aceptado en la Liga Uruguaya, a comienzos del siglo XX. Enseguida se convirtió en gran adversario de Peñarol y Nacional, y se consagró campeón en cuatro ocasiones: 1908, 1910, 1913 y 1914. Tuvo su cancha, el Parque Lugano, en Joaquín Suárez y Lucas Obes, en el mismo lugar donde hoy se encuentra una estación de servicio. Y la selección uruguaya la debe su camiseta celeste, pues este color fue un homenaje al triunfo de River, así vestido, sobre el entonces casi imbatible Alumni de Buenos Aires, en 1910

(…)

Como gerente de la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol),, Celestino Mibelli se convirtió el experto en los reglamentos de fútbol. Su fama trascendió fronteras, al punto que era considerado como “doctor en fútbol” o “el Rimet rioplatense”. Si bien las normas que rigen este deporte en el país siempre resultaron embrolladas, listas para admitir dos o más interpretaciones diferentes, desde sus orígenes hasta 1936, el fútbol uruguayo presentó una característica única: los fallos arbitrales eran apelados ante la Liga. Un gol, un penal, un off side podrían discutirse ante un tribunal, que resolvía a partir de declaraciones de testigos, en tiempos en que no existían los videos e incluso las fotografías no eran pruebas concluyentes.

Ante situaciones potencialmente explosivas, el gerente se ajustaba los lentes de armazón redonda, estudiaba el tema y aportaba su dictamen, generalmente respetado por todos”

(“Goles y Votos. La íntima y agitada relación histórica entre fútbol y política en Uruguay”, Luis Prats, con la colaboración de Federico Sierra. Fin de Siglo, setiembre de 2013)

 

MIBELLI EN PERSONA

Celestino Mibelli

1882 – Nace en Montevideo

1898 – en su casa de Ciudad Vieja nace el River Plate Football Club.

1908 periodista deportivo en el diario “El Día”.

1916 primer secretario de la Confederación Sudamericana

de Fútbol. Electo Constituyente por el Partido Socialista (PS).

1917 mantiene durante tres meses un debate epistolar en

“El Día” con José Batlle y Ordoñez, sobre cuestiones político-ideológicas.

1919 electo diputado por Montevideo por los socialistas.

1920 Impulsa en el 8º Congreso Extraordinario del PS (setiembre) su adhesión a la Tercera Internacional y su transformación en Partido Comunista. 1297 votan por la afirmativa, 175 por la negativa y 275 se abstienen.

1921 en abril el Congreso aprueba las 21 condiciones. El PS pasa a denominarse Partido Comunista. Mibelli Será su primer diputado.

1922 reelecto diputado del PCU por Montevideo.

1925 reelecto diputado. Ingresa al Parlamento por el PCU, Eugenio Gómez, un peluquero de la zona portuaria, y secretario general de esa fuerza política..

1927 es expulsado del PCU por “frecuentes actos de “indisciplina”, según el testimonio de Gómez. Mibelli se consagra a su actividad como gerente de la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF).

1930 Uruguay, campeón mundial de fútbol.

1950 Uruguay, vuelve a ser campeón mundial de fútbol.

1969 Celestino Mibelli muere en Montevideo.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo “Contacto Deportivo” y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario