Search
jueves 21 junio 2018
  • :
  • :

La OFI, al desnudo en el Parlamento uruguayo

La OFI, al desnudo en el Parlamento uruguayo

Museo Chacarero. Investigación Eduardo Mérica para FUTBOL URUGUAYO.

 

EL DIA QUE LA OFI SE DESNUDO EN EL INTERIOR DEL PALACIO LEGISLATIVO

Este es un aporte vital para entender en esta transcripción el fiel reflejo de que mucha gente no solo ha perdido el pelo sino también la cabeza, y que es hora que comience un tratamiento ideal para una acción definitiva de cambio en el fútbol de Uruguay.

A continuación le brindamos todo lo que se dijo y que quedó archivado en el Palacio Legislativo, cuando los principales dirigentes de la Organización del Fútbol del Interior fueron invitados por algunos legisladores para que expusieran la absoluta realidad que vive el fútbol nacional. Un momento en la historia de OFI, muy bien aprovechado…

 

INVESTIGA DIARIO URUGUAY

 

“Particularmente, no tenemos relación con la empresa Tenfield, así como tampoco recibimos dinero ni tenemos contrato alguno por transmisiones, lo que nos excluye de ese problema, por llamarlo de algún modo. Sin embargo, es evidente que nos preocupa el andamiaje general del fútbol uruguayo y el relacionamiento existente con la Asociación Uruguaya de Fútbol, tal como lo hemos manifestado en todas las oportunidades que hemos tenido.”

“Para los clubes del interior lo más difícil es la vinculación con los jugadores; y el reclamo permanente que tenemos de los clubes es la gran cantidad de incumplimientos que hay por parte de los clubes profesionales, por cuanto no pagan determinados acuerdos, sobre todo de venta de jugadores. Como ustedes saben, a los jugadores se los va a buscar cada vez más jóvenes, por lo que esa permanente migración de jugadores de fútbol profesional hacia el exterior, de la que tanto habla la AUF, nosotros la vivimos a temprana edad…”

“…tenemos muchos problemas con los captadores que mandan los cuadros de Montevideo -como Danubio, Defensor, Nacional y Peñarol- que tienen gente instalada en los distintos departamentos, ven el baby fútbol y recomiendan a los jugadores, que tienen 14 ó 15 años, a los que los clubes traen dos o tres veces por semana, para luego volver a su departamento. Así van haciendo un descarte y allí es dónde está el problema.”

“Hoy en día, por ejemplo, está el tema de la FIFA, los derechos formativos y el famoso Fondo de Solidaridad, que es una de las posibilidades que los clubes del interior han encontrado para obtener algún dinero importante, pero siempre ha sido a través de un reclamo directo a la FIFA. En el proceso anterior, todos nuestros reclamos se guardaron en un cajón y nunca aparecieron. No sabemos si se cobró o no, seguramente han recibido algo de dinero, aunque, lamentablemente, los clubes del interior nunca vieron esa plata.”

“El caso de Tacuarembó es muy claro: tiene más de cien jugadores juveniles y todos los años hace una especie de renovación de futbolistas. Concretamente tiene seis divisionales juveniles, pero no tiene ningún jugador juvenil propio; todos son jugadores de los clubes del departamento y del fútbol del interior, y no hacen ninguna clase de aporte. En muchas oportunidades hemos reclamado y sugerido que esas instituciones, si son profesionales, formen sus jugadores y no recurran a este procedimiento que, en realidad, funciona como una especie de bolsa de trabajo…”

“Se encuentran presentes el Gerente y el Protesorero, quienes podrán corroborar que, de acuerdo a nuestras estimaciones, hemos perdido cerca de US$ 600.000 por los aportes que deberían haber realizado los clubes profesionales por el uso de esos jugadores y que no han hecho. Tenemos un convenio con la AUF según el cual se debe efectuar un pago por los pases a préstamo o pases OFI – AUF.”

 

SEÑOR PRESIDENTE.- Habiendo número, está abierta la sesión.

(Es la hora 15 y 46 minutos)

La Comisión Especial de Deporte da la bienvenida a los representantes de OFI.

Quizás estén enterados por la prensa de lo que pretende esta Comisión, que viene trabajando desde hace tiempo, luego de ser creada por primera vez en el Senado en este Período, pues ya desde el anterior, junto con el señor Senador Baráibar, trabajamos en el ámbito de la Comisión Especial para el Deporte de la Cámara de Representantes.

No caben dudas de que estamos preocupados por los mismos temas que ustedes, es decir, por la situación económico-financiera del fútbol en general, que naturalmente involucra a la Asociación Uruguaya de Fútbol, así como determinados planteos de la Asamblea de Clubes -cuyos representantes también han sido recibidos en este ámbito- de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, de la empresa Tenfield S.A. y de la Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol. Hoy queremos continuar con esa ronda de contactos y escuchar los planteos de los representantes de OFI porque, obviamente, quienes recorremos el interior sabemos lo que significa para los distintos departamentos el esfuerzo que se realiza para que el fútbol siga adelante.

Es un gusto, pues, contar con la presencia de ustedes, escuchar el pantallazo que nos puedan brindar y, en función de ello, formularles las preguntas que estimemos del caso.

Cabe aclararles que lo manifestado aquí quedará registrado en la versión taquigráfica. La idea de esta Comisión es formar una Mesa para empezar a discutir los temas de fondo, sobre los que, seguramente, en algunos coincidiremos y en otros no. Les adelantamos que, a los efectos de hacer aportes en ese sentido, hemos invitado a concurrir a este ámbito al señor Ministro de Turismo y Deporte -que ha formado parte de esta Casa- quien lo hará el próximo 1º de setiembre. Después de culminar esa ronda de contactos y de integrar esa Mesa, les enviaremos las versiones taquigráficas de las reuniones que hemos tenido para que ustedes tomen conocimiento de los temas tratados.

Por lo tanto, les cedemos el uso de la palabra.

 

SEÑOR ALIANO.- En mi carácter de Vicepresidente de la Organización de Fútbol del Interior, quiero señalar -en función de lo manifestado por el señor Presidente de esta Comisión- que hemos tomado conocimiento por la televisión de las distintas versiones manejadas sobre el tema, como, por ejemplo, la del doctor Corbo.

Es obvio que la preocupación es común en cuanto a la situación que permanentemente refleja la prensa en cuanto al fútbol profesional.lamarlo de algún modo. Sin embargo, es evidente que nos preocupa el andamiaje general del fútbol uruguayo y el relacionamiento existente con la Asociación Uruguaya de Fútbol, tal como lo hemos manifestado en todas las oportunidades que hemos tenido.

No obstante, si lo comparamos con la vinculación anterior, debemos decir que ha mejorado notoriamente, sobre todo desde el punto de vista de la vinculación y del trato permanente con sus autoridades.

En el período anterior el relacionamiento era muy malo, sobre todo por un tema de incumplimiento, así como por una cantidad de situaciones que se daban y que hacían difícil el diálogo, el que inclusive estuvo cortado, por lo que tuvimos que solicitar la intervención de las autoridades. No cabe duda de que esto ha cambiado. Justamente, con el doctor Corbo el trato ha sido otro y hemos tenido permanentemente un mayor acercamiento.

Sin embargo, a veces el tema no pasa sólo por las autoridades, sino por una cantidad de factores que inciden, como, por ejemplo, el relacionamiento con los clubes. Para los clubes del interior lo más difícil es la vinculación con los jugadores; y el reclamo permanente que tenemos de los clubes es la gran cantidad de incumplimientos que hay por parte de los clubes profesionales, por cuanto no pagan determinados acuerdos, sobre todo de venta de jugadores.

Como ustedes saben, a los jugadores se los va a buscar cada vez más jóvenes, por lo que esa permanente migración de jugadores de fútbol profesional hacia el exterior, de la que tanto habla la AUF, nosotros la vivimos a temprana edad.

La mayoría de los jugadores que integran el baby fútbol, luego pasan a OFI, pero en ese período que hay entre que el jugador deja el baby fútbol e ingresa al fútbol del interior o profesional, se pierde el vínculo y, si bien sigue perteneciendo al mismo club, aparecen contratistas o gente inescrupulosa -por decirlo de alguna forma- que busca sacar tajada llevándose a esos jugadores.

De esa manera, se da una gran pérdida para los clubes del interior, que con la mejor buena intención a veces apuestan a un jugador y luego no se da.

Podemos citar el ejemplo de Enzo Scorza, que fue un caso muy conocido, que toda la vida jugó en Sarandí Universitario y el día que el jugador cumplió la edad y debía pasar al fútbol del interior, al Sarandí Universitario de Rivera, vinieron unos contratistas que hablaron con los padres, a quienes esto les pareció muy bien, cortando toda vinculación con el club.

 

SEÑOR BARÁIBAR.- Justamente, ese aspecto nos importa en particular. Tengo entendido que el baby fútbol, con sus peculiaridades, mantiene la vinculación con el club y luego el jugador entra en las divisiones formativas de OFI. Entonces, quisiera saber a qué edad se termina el baby fútbol y a qué edad se da la incorporación a las divisiones formativas de OFI. Además, me gustaría conocer cuál es el estatuto del jugador en ese período intermedio.

 

SEÑOR ALIANO.- A los 13 años se pierde la vinculación con el club de baby fútbol y el lapso que queda en el pasaje es de un año, para el cual habría que buscar una solución, sobre todo pensando en que aquellos clubes que siguen el proceso no pierdan al jugador. Ahí es, justamente, cuando aparecen las ilusiones de vender a un jugador y hacerse rico con eso, por lo que se traslada hasta a la familia. Es más: a veces se lleva al jugador al exterior.

Por ejemplo, en el caso de jugadores que viven en la frontera, es muy fácil hablar con la familia, sacarle documentación brasileña y llevarlo a jugar a cuadros como Gremio o Internacional de Porto Alegre. Hay infinidad de casos que han pasado y siguen pasando. También se manda al jugador a otros destinos del exterior.

 

SEÑOR SUÁREZ.- Lo que menciona Aliano tiene que ver, específicamente, con los grandes jugadores, pero además tenemos muchos problemas con los captadores que mandan los cuadros de Montevideo -como Danubio, Defensor, Nacional y Peñarol- que tienen gente instalada en los distintos departamentos, ven el baby fútbol y recomiendan a los jugadores, que tienen 14 ó 15 años, a los que los clubes traen dos o tres veces por semana, para luego volver a su departamento.

Así van haciendo un descarte y allí es dónde está el problema. No se trata solamente de que se lleven a los padres o al gran jugador, sino que también se arrasa con otros jugadores, dejando el descarte.

 

SEÑOR HERRERO.- En primer lugar debo señalar que soy Tesorero de OFI.

En segundo término, y a propósito de todo esto, quiero decir que una selección Sub 13, del departamento de Flores -estamos hablando de niños que no han cumplido 13 años- perteneciente a ONFI -Organización Nacional de Fútbol Infantil- tuvo la oportunidad de viajar a Venezuela, logrando allí una muy buena actuación. A consecuencia de ello, enseguida nos visitaron representantes de instituciones de Montevideo quienes, luego de hablar con los padres de estos jugadores, se llevaron a la mayoría.

En definitiva, los clubes de Trinidad no pudieron retener a dichos futbolistas porque los padres negociaron el traspaso. Estamos, entonces, frente a una situación dramática.

 

SEÑOR ALIANO.- Precisamente, ese es uno de los grandes temas que nos preocupa y que genera una diferencia tremenda, sobre todo, a nivel de los clubes del interior. Son jugadores que muchas veces hacen un gran esfuerzo para estar preparados, a quienes se les da el apoyo necesario, pero cuando lo logran, se van.

El proceso siguiente es el vínculo con el fútbol, porque una vez que esos jugadores pasan a ser profesionales, se generan otros problemas. Hoy en día, por ejemplo, está el tema de la FIFA, los derechos formativos y el famoso Fondo de Solidaridad, que es una de las posibilidades que los clubes del interior han encontrado para obtener algún dinero importante, pero siempre ha sido a través de un reclamo directo a la FIFA.

En el proceso anterior, todos nuestros reclamos se guardaron en un cajón y nunca aparecieron. No sabemos si se cobró o no, seguramente han recibido algo de dinero, aunque, lamentablemente, los clubes del interior nunca vieron esa plata. Es una situación bastante complicada.

Yendo a otro aspecto, podemos decir que hoy en día hemos llegado a un acuerdo con el famoso tema del pasaporte del jugador. En este momento hemos implementado dicho pasaporte que resume el historial del futbolista desde sus orígenes, es decir, su pasaje del fútbol infantil al profesional. Por lo tanto, hemos tratado de que cuando el jugador se vende al exterior vaya con su historia, lo que permite que la FIFA reconozca esos derechos y en el momento que se realiza la transferencia se pague por los derechos formativos del jugador.

Esto es importante, sobre todo por el Fondo de Solidaridad que es lo que en realidad se puede cobrar, ya que el derecho formativo sólo lo cobra el último cuadro donde estuvo el jugador. Ahora bien, al Fondo de Solidaridad sí tienen derecho todos los clubes que participaron en el proceso formativo del jugador.

 

SEÑOR SUÁREZ.- Incluye también el último año de ONFI, sin embargo esta organización nunca recibe nada.

 

SEÑOR ALIANO.- Es importante la influencia del jugador porque si él tiene conciencia de su proceso en su club, partiendo desde el fútbol infantil, y exige que eso se cumpla, así sucede. Un caso a citar, por ejemplo, es el del jugador Lugano, quien básicamente influyó para que se pagara ese reclamo a su club de origen. Fue así que el club recibió US$ 170.000, y debe ser uno de los pocos casos.

 

SEÑOR SEGURA.- El club de baby fútbol infantil recibió US$ 30.000.

 

SEÑOR ALIANO.- Todo esto se inscribe en una espiral bastante importante que viene creciendo.

Otro de los temas que hemos estado reclamando a la Asociación Uruguaya de Fútbol es el relativo a los famosos pases transitorios que se crearon con el proceso del llamado a integración del fútbol uruguayo. Los clubes del interior se formaron y, en primera instancia, hubo una negociación en la que se establecía que por cinco años esos jugadores iban a pasar de su club natural -por decirlo de alguna manera- a uno profesional.

Es el caso de Tacuarembó, por ejemplo, donde los clubes amateur aportaban sus jugadores a clubes profesionales. Durante cinco años, esos jugadores no tenían que aportar ninguna compensación económica por ese pase. Lo que ocurrió es que al llegar a los cinco años, ese proceso continuó porque la AUF interpretó, según su libre y espontánea voluntad, que eso era permanente. Nosotros consideramos que, en realidad, OFI está subvencionando al fútbol profesional.

El caso de Tacuarembó es muy claro: tiene más de cien jugadores juveniles y todos los años hace una especie de renovación de futbolistas. Concretamente tiene seis divisionales juveniles, pero no tiene ningún jugador juvenil propio; todos son jugadores de los clubes del departamento y del fútbol del interior, y no hacen ninguna clase de aporte.

En muchas oportunidades hemos reclamado y sugerido que esas instituciones, si son profesionales, formen sus jugadores y no recurran a este procedimiento que, en realidad, funciona como una especie de bolsa de trabajo, por decirlo de alguna manera.

Los jugadores están ahí y los usan; luego, cuando no les sirven, los descartan; si hay alguna chance de venderlos, lo harán. Hasta ahora, creo que Tacuarembó no ha logrado vender ningún jugador; a lo sumo, hizo alguna negociación. Se encuentran presentes el Gerente y el Protesorero, quienes podrán corroborar que, de acuerdo a nuestras estimaciones, hemos perdido cerca de US$ 600.000 por los aportes que deberían haber realizado los clubes profesionales por el uso de esos jugadores y que no han hecho.

Tenemos un convenio con la AUF según el cual se debe efectuar un pago por los pases a préstamo o pases OFI – AUF. La Asociación Uruguaya de Fútbol tiene que hacer un determinado depósito por los pases, y con ello se cubre buena parte de nuestro presupuesto. No obstante, al hacer uso del sistema que mencioné, no hacen ninguna clase de aporte. Para nosotros, que tenemos un presupuesto anual de aproximadamente US$ 300.000, US$ 600.0000 representa una cifra realmente importante.

 

SEÑOR LAPAZ.- Con mucho beneplácito estamos hoy aquí conversando con las autoridades de la Organización de Fútbol del Interior. Como ex Presidente de la liga decana del fútbol del interior, donde justamente en el mes de setiembre se habrá de realizar el congreso electivo de OFI en la liga departamental de fútbol de Soriano, con sede en la ciudad de Mercedes, y como ex Consejero de OFI -donde participé en la década del noventa- reitero que con mucho gusto escucho a la delegación que hoy nos visita.

Para enfocar el tema por el cual se ha convocado a los representantes de OFI, me gustaría saber cuál es la situación de la Organización en general y de las ligas o sectores, en particular, frente a la realidad actual del fútbol. Les contamos que, como es lógico, ya hemos recibido a las autoridades del fútbol de Montevideo. Quisiéramos conocer en qué situación se encuentra desde el punto de vista económico la otra cara del fútbol, la del interior, teniendo en cuenta que ya está por cerrar el ejercicio, justamente, porque en el mes de setiembre se realiza el nuevo congreso y la elección de autoridades, que podrán ser las actuales o no.

 

SEÑOR ALIANO.- En este momento, nuestra situación desde el punto de vista económico es positiva, pues tenemos un balance que cerró con un superávit de US$ 70.000. Reitero: desde el punto de vista económico, creo que estamos bien. Además, se han cambiado algunos criterios. Anteriormente, la Organización tenía una estructura de confederaciones.

Precisamente, esas confederaciones del sur, del este y del litoral organizaban los campeonatos regionales. Hoy, ese proceso ha cambiado; si bien se mantienen las confederaciones como organización colectiva, los campeonatos son armados por la propia OFI.

Es así que se organizan cuatro campeonatos al año: el Nacional Sub 15 -que empieza ahora- el Nacional Sub 18, el Nacional de mayores a nivel de selecciones y el Nacional de clubes campeones, que está por terminar. Precisamente, ya se jugó la primera final en Maldonado entre Atlético Fernandino y Wanderers de Artigas. De esta forma, prácticamente hay actividad durante todo el año organizada por OFI.

A su vez, permanentemente hemos contribuido en lo que tiene que ver con los kilómetros recorridos. En los últimos años, dado el aumento del precio del petróleo y del gasoil, este es uno de los grandes problemas que debimos enfrentar. Si no me equivoco, hace cinco años comenzamos con un precio de US$ 20 el barril. Hoy, por ese concepto, tenemos una cifra sumamente importante que repercute en todos aquellos campeonatos que requieren de traslados, en tanto no debemos olvidar que nosotros organizamos campeonatos en todo el país. Desde ese punto de vista, podemos decir que en los últimos años el único apoyo que hemos recibido fue del Ministerio de Turismo y Deporte, más allá de que no hablamos de cifras muy significativas sino, promedialmente, de US$ 5.000.

No obstante, vale resaltar que para este campeonato el aporte fue mucho más importante, alcanzando los US$ 23.000. Normalmente, las ayudas que recibíamos consistían en vales de combustible, etcétera. Lo cierto es que hemos recibido un mayor apoyo que, quizás, obedezca a que se conoce un poco más la realidad de esta Organización o la cristalinidad de sus eventos.

Sin dudas, una de nuestras aspiraciones es que existiera un mayor respaldo a nivel oficial. Tengamos en cuenta, también -como ya expresamos- que tampoco contamos con el apoyo de la televisión. Según tenemos entendido, alguna congregación de deportes recibe algo de dinero a través de la Lotería.

Estamos convencidos de que somos la mayor organización deportiva del país por la cantidad de ligas, clubes y jugadores que nuclea. Por tal motivo, entendemos que, en la medida de las posibilidades, sería bueno que contáramos con algún tipo de apoyo oficial. Naturalmente, conocemos la situación del país y las dificultades que hay en todos los sectores. Otro aspecto importante a recalcar es que toda esta actividad es honoraria, salvo en escasas excepciones.

 

SEÑOR LAPAZ.- Según tengo entendido, esta Organización comprende 63 ligas, algo más de 600 clubes y, aproximadamente, 80.000 jugadores. Me gustaría saber cuántas personas trabajan a nivel de la Organización de Fútbol del Interior, porque están los empleados directos y aquellos que trabajan en las distintas ligas y sectores, llámese jueces, boleteros, porteros, etcétera.

Por otro lado, cuando el Vicepresidente hacía referencia al apoyo oficial, creo que aludía, específicamente, al Gobierno Nacional porque no podemos olvidar el aporte que realizan las Intendencias.

 

SEÑOR ALIANO.- No creo que ninguna selección pueda participar en un campeonato si no recibe apoyo de la Intendencia respectiva, ya sea colaborando con profesionales, preparadores físicos, técnicos, transporte, instalaciones -casi todos los estadios son de propiedad municipal- etcétera.

Actualmente hay 800 jueces registrados, pero no debemos olvidar que hay algunos que actúan un poco al margen por distintas circunstancias. Por más chica que sea la institución, no tiene menos de dos categorías juveniles y, por lo tanto, no pueden contar con menos de cien jugadores porque, además, la actividad se desarrolla durante todo el año. Normalmente, esas instituciones tienen un técnico, un preparador físico y dentro de lo posible -a veces no- también un quinesiólogo; en definitiva, se trata de cuatro o cinco personas allegadas a cada club.

Estamos hablando de, por lo menos, tres o cuatro mil personas, a las que hay que agregar los jueces, los porteros, los boleteros, etcétera. Por lo tanto se alcanza una cifra bastante interesante de personas, que podríamos estimar entre cinco y diez mil. Asimismo, hay que tener en cuenta los temas relativos al espectáculo propiamente dicho, como es el que tiene que ver con la presencia policial; si bien hubo mucho apoyo por parte de cada localidad -con el aporte de los policías que acuden por el Servicio 222- e, incluso, otros que no cobran por su trabajo, también hemos tenido que hacernos cargo de ese tema. No hay que olvidar que actualmente casi todos los partidos requieren de la presencia policial.

 

SEÑOR PRESIDENTE.- Con relación a ese tema, quisiera saber cuáles son las exigencias por parte de OFI con respecto a la presencia de funcionarios policiales en los eventos deportivos. Supongo que eso lo determina el Ministerio del Interior, pero me gustaría saber cuántos policías se considera necesario que actúen en cada evento.

 

SEÑOR ALIANO.- Eso depende del tipo de partido y de la exigencia que haya a nivel local en cuanto a garantías y seguridad.

 

SEÑOR SUÁREZ.- En algunos lugares los clubes pagan el Servicio 222 a la Liga antes de los partidos; por ejemplo, un lunes se paga por los jueces y la Policía para los partidos del fin de semana, y al lunes siguiente se paga por el Servicio 222. En general, los clubes no están atrasados en el pago del Servicio 222 e, incluso, algunos han tenido problemas porque los propios policías eligen los partidos a los que acudir. Pero, repito, no hay deudas por el Servicio 222.

 

SEÑOR ALIANO.- Ciertamente, siempre se ha cumplido con el pago del Servicio 222. Por ejemplo, yo soy de Rivera y sé que hasta el año 1995, hasta que se realizó la Copa América, no se cobraba por parte de la Policía y el servicio se brindaba en forma gratuita. Obviamente, eso cambió con la Copa América, que significó una entrada de dinero muy importante, y generó una exigencia por parte de muchos sectores.

 

SEÑOR SUÁREZ.- En el caso de Maldonado -yo soy de ese departamento- hubo problemas porque este año la Jefatura fue la que tomó la determinación de la habilitación de las canchas. Eso generó un problema extra, que los clubes no tenían y por tal razón se marcaron algunas canchas que no iban a ser habilitadas. Entonces, a través de la Intendencia se logró una colaboración para esos clubes a fin de que pudieran habilitarse sus canchas.

Sin embargo, subsistía el problema de que algunos integrantes del Servicio 222 elegían los partidos a los que asistir y ocurrió que en algunos sólo había tres policías y los jueces se vieron obligados a suspender esos eventos. Creo que el problema del Servicio 222 constituye una complicación en algunos lugares, pero en otros no.

Ahora bien, siempre hemos escuchado que existen deudas por ese Servicio; sin embargo, el fútbol del interior no tiene deudas por ese concepto y sí, en cambio, hemos tenido algunos problemas con el servicio que se ha prestado en algunos partidos.

 

SEÑOR LAPAZ.- Con respecto al tema de la Policía, obviamente, la situación no es la misma que se da en Montevideo, ya que las Jefaturas son un poco más sensibles, fundamentalmente, con respecto a las divisionales inferiores. Por ejemplo, cuando no se cobra entrada, asiste algún funcionario policial pero no contratado por el Servicio 222, sino simplemente a fin de colaborar. Además, la organización de los eventos es distinta y tampoco en todo el interior se da de la misma manera.

En algunos casos, los clubes son los organizadores del espectáculo, pero en otros de eso se ocupa la Liga y posteriormente, de acuerdo con lo recaudado por fecha, la propia Liga le paga a los clubes y también se hace cargo del pago del Servicio 222. Además, la Liga es también la que trata directamente con la Jefatura, dependiendo de cómo sea la organización dentro de cada sector en el fútbol del interior.

También hay que destacar que la situación de las divisionales inferiores del interior es distinta a la de las de Montevideo -cuando estuvo el Presidente de la AUF en esta Comisión, reconoció que van uno o dos agentes- porque no hay que pagar a la policía, sino que colaboran, pero sin recibir un aporte por el Servicio 222.

 

SEÑOR ALIANO.- Normalmente sucede eso cuando no se cobra entrada para asistir al espectáculo.

 

SEÑOR LAPAZ.- Aclaro que en las divisionales inferiores del fútbol de Montevideo tampoco se cobra entrada, aunque sí por el Servicio 222.

 

SEÑOR ALIANO.- Otro factor interesante para hablar es el fútbol profesional, tema al que los señores Senadores hicieron referencia. En cuanto al fútbol del interior -que conozco- corresponde señalar la situación que han tenido que sufrir los clubes que pasaron por el profesionalismo y que han quedado al margen. Por ejemplo, está el caso de Deportivo Maldonado, que perdió su Estadio y, actualmente, tiene embargada la sede, y el de Frontera Rivera Chico, al que también le embargaron su sede, en este caso porque no cuenta con más nada y tiene deudas que superan largamente los US$ 500.000.

 

SEÑOR SUÁREZ.- Este es un tema diferente pero, evidentemente, son contados con los dedos de las manos los clubes profesionales del interior que están haciendo campaña para poder mantenerse. Tacuarembó Fútbol Club, que está en Primera y no produce jugadores porque los lleva de su departamento a jugar en Primera División, es el único que queda en este momento, porque Cerro Largo subió y, por ende, va a enfrentar los mismos problemas que atravesó Tacuarembó el año pasado.

En el 2007, este equipo fichó noventa y dos jugadores del departamento y a Cerro Largo le va a pasar lo mismo, porque va a tener que presentar todas las categorías, ya que el Estatuto de la Asociación así lo indica.

Entonces, con Cerro Largo también vamos a tener el problema del trasiego de jugadores. También es cierto lo que señaló el señor Aliano en cuanto a que los equipos del interior que tuvieron su pasaje por el fútbol profesional por licitación no vivieron las mejores experiencias e, incluso, hasta el día de hoy deben una gran cantidad a la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Los otros que en este momento están militando en la Divisional B tienen razón al decir que Deportivo Maldonado es una institución que, si bien ingresó a la Asociación en el año 1995, en siete años tuvo un problema tan grande que lo llevó a perder el Estadio Ginés Cairo Medina -donde se disputaron campeonatos del interior y en su momento practicó la selección uruguaya- que era emblemático para el fútbol del interior, y se debió rematar.

Aclaro que en este momento el Deportivo Maldonado está jugando en el profesionalismo en Segunda División y, evidentemente, su sustento económico es muy limitado. La mayoría de los clubes que en este momento están en la Divisional B van a tener grandes problemas.

Por ejemplo, el caso de Durazno es atípico, porque la persona que hizo el gerenciamiento era el Presidente de la institución, el señor Nannini, de nacionalidad argentina. Nannini ya abandonó su cargo y se está moviendo para el lado del Rocha Fútbol Club, comprando jugadores y llevándolos a la Argentina. Por ejemplo, Plaza de Colonia -que es una institución, no una selección, al igual que Deportivo Maldonado y Atenas de San Carlos- va a tener grandes problemas para comenzar por lo que está debiendo.

Evidentemente, nos encontramos con que los equipos del interior que en su momento fueron integrantes de OFI -son los casos, por ejemplo, de Deportivo Maldonado y Atenas- ahora tienen problemas y tendrán muchos más si se toma en cuenta los salarios que tienen que pagar, dado que no van a disponer de los ingresos suficientes para mantenerse en la divisional.

A nosotros nos preocupa mucho -este tema fue abordado en parte por quienes me acompañan- el convenio de pases que tenemos con la Asociación Uruguaya de Fútbol, sobre el que estamos tratando de negociar nuevamente, porque su artículo 19 ha desangrado -por decirlo así- a nuestra Organización.

No obstante, ahora hemos logrado arreglar un poco la situación a través de la implantación de una medida cautelar, tomada el año pasado, que consiste en que los jugadores que pasaban a los equipos profesionales tenían que volver al mismo equipo amateur.

Antes, la situación era diferente, porque el jugador pasaba al equipo profesional y éste se lo daba a cualquier otro; no había ningún tipo de control. Entonces, con esta medida cautelar y mediante el buen relacionamiento que nuestra Organización tiene con la AUF, logramos que la situación se entendiera.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que nosotros implementamos el pasaporte del jugador antes que la AUF, requisito que la FIFA exigía para que los países tuvieran la posibilidad de respaldar al jugador cuando se realizara el pase.

Creo que el gran problema que tenemos por delante es el convenio con la Asociación Uruguaya de Fútbol. Es más, de acuerdo con la nueva estructura que hay en la Asociación, se ha creado una segunda divisional amateur que va a tener dos ramas: la metropolitana y la del interior que, deportivamente, otorgará la posibilidad de ascender a la Segunda División profesional a un equipo del interior del país.

Entonces, como se acabó la licitación, habrá que negociar sobre cuáles serán los equipos del interior que jugarán y cómo se harán los pases en esa Liga. En este sentido, cabe mencionar que está estipulado un ascenso a partir del año 2010 y, si bien las negociaciones con la Asociación Uruguaya de Fútbol están encaminadas, los tiempos se acortan. En definitiva, también se está trabajando sobre este problema que tanto nos preocupa.

 

SEÑOR ALIANO.- Otro tema que nos inquieta es la logística; concretamente, la situación en la que han quedado los estadios, sobre todo aquellos que han sido utilizados para el desarrollo de la Copa América. Precisamente, ayer visitamos el estadio de Maldonado y nos asustó, porque hay una tribuna inhabilitada y goteras por todos lados. Sobre el estadio de Paysandú mejor ni hablar, porque es el que está en peores condiciones y creo que tiene una sola tribuna habilitada.

Realmente, nos preocupa mucho esta situación porque en ellos se invirtió mucho dinero.

(Dialogados)

Pues bien, el tema del uso de esos estadios ha sido otro de los puntos que le hemos reclamado a la Asociación Uruguaya de Fútbol, sobre todo pensando en el futuro, cuando vengan selecciones de otros países a jugar partidos amistosos. Creo que el éxito que tuvo el campeonato juvenil en Flores muestra que existen posibilidades de hacer las cosas como se debe.

 

SEÑOR BARÁIBAR.- Me gustaría saber de quién dependen los estadios de Rivera, de Maldonado y de Paysandú.

SEÑOR ALIANO.- Son municipales.

SEÑOR LAPAZ.- El de Salto no lo es.

SEÑOR ALIANO.- El único estadio que pertenece a la Liga es el de Salto.

SEÑOR BARÁIBAR.– Entonces, en materia de mantenimiento de los estadios, las que tendrían la primera responsabilidad son las Intendencias. Luego ellas podrán hacer convenios con la AUF, con la OFI, etcétera.

 

SEÑOR ALIANO.- Es cierto, de ello no cabe la menor duda, pero el tema es otro. Esto es un poco como lo que les pasó a los cuadros profesionales: son embalados hacia una determinada situación. Acá es claro que a los clubes del interior les pintaron un panorama de éxitos y logros deportivos, al punto de hacerles creer que jugando la final en Japón en dos días se es campeón del mundo.

Esto es lo que en el interior del país genera mucha irrealidad en la gente, que se confía, porque ignora cuál es la situación. Por ejemplo, nosotros sabemos que Cerro Largo, que recién empezó en Primera División, enfrenta un presupuesto mensual de US$ 45.000 y no tenemos duda de que en un período de dos años va a deber mucho dinero. Eso es clarísimo.

Entonces, así como en su momento se buscó la manera de que esas instituciones jugaran y usaran el estadio, ahora procuramos que no se las abandone y se les dé vida. Entonces, tenemos que fomentar la realización de partidos organizando campeonatos juveniles u otro tipo de eventos que den un movimiento diferente. Uno percibe que es necesario hacer algún tipo de cambios.

 

SEÑOR LAPAZ.- Luego vamos a recibir a los árbitros y al Colegio de Árbitros de la Asociación Uruguaya de Fútbol. Tal vez, sería interesante que quienes nos visitan nos dijeran cuál es el salario que están recibiendo las ternas a nivel de la Organización de Fútbol del Interior, más allá de que cada liga arregla por su lado. También sería interesante que OFI nos proporcionara un registro en el que figuren todos los jueces.

En general, el número de jueces está en función de los que normalmente actúan en los campeonatos a nivel de la OFI, pero a nivel de cada liga debe haber aproximadamente 30 ó 40 jueces. Entonces, si multiplicamos 40 por 60, estamos hablando de 2.400 funcionarios que, a su vez, también están inscriptos en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y en el BPS.

 

SEÑOR SEGURA.- El campeonato que está por iniciarse es en el que se paga menos: son 10 Unidades Reajustables para la terna y a veces se paga un plus por los viajes largos.

 

SEÑOR PRESIDENTE.- Les agradeceríamos si después nos proporcionaran la documentación que contiene estainformación.

 

SEÑOR HERRERO.- También debemos mencionar algo que es muy importante. A los chicos que se va a buscar al interior -y a temprana edad- se los desarraiga. Se los trae a Montevideo y casi un 95% luego vuelven al interior, fracasados. Entonces, hay un problema social que es terrible porque es muy difícil reinsertarlos en el lugar, después de haber estado en Montevideo.

 

SEÑOR ALIANO.- Con el agregado de que, cuando esos jugadores vienen a Montevideo, normalmente abandonan los estudios y todo. Muchas veces uno escucha que los van a poner en una Universidad o en una escuela privada, pero eso nunca se da porque llega el campeonato y el preparador físico les exige que entrenen en doble turno, etcétera y, entonces, no hay quien estudie. Esa es una realidad.

 

SEÑOR HERRERO.- Por eso, pensamos hacer -sobre todo, en nuestros campeonatos juveniles- un blindaje que consiste en no dejar ir al chico, por lo menos, hasta tanto no termine el campeonato. Ha ocurrido, por ejemplo, en Paysandú y en Cerro Largo, que se van en medio del campeonato; hay mucha desesperación por encontrar, digamos, “la perla”.

 

SEÑOR MUJICA.- Vamos a tener que legislar porque, si no, ustedes están peleando con un escarbadientes frente a estas realidades.

 

SEÑOR HERRERO.- No se deja que los jugadores terminen el campeonato de su liga.

 

SEÑOR MUJICA.- Estamos todos locos. Por un lado, se está votando y sacando decretos contra la explotación de los menores, al punto que se le quiere sacar el hijo a un padre porque el niño pastorea con las vacas en la calle y, por otro, tenemos esta problemática. Una cosa es la libertad de trabajo y otra cosa es lo que aquí se planteó. Tiene que haber una edad tope.

 

SEÑOR ALIANO.- Además, a veces les hacen firmar documentos que son verdaderos contratos de esclavitud, en virtud de los cuales a los chicos les resultará muy difícil poder desprenderse algún día del contratista.

Además, hay muchas exigencias a nivel de la propia FIFA. Incluso, se sabe que para ser contratista se tiene que aportar un dinero, pero la mayoría ni siquiera están registrados, trabajan “en negro”: el contratista viene, hace un negocio, se lleva al jugador y no aporta nada. Aparte de todo el mal que se hace con esto, se genera una situación que no es nada positiva.

Creo que, por lo menos, hay que buscar alguna forma de identificar a estas personas para que no sigan funcionando en la marginalidad. Todos los aquí presentes sabemos que los clubes venden los jugadores a los contratistas.

Eso está legislado; se sabe que no se puede hacer, pero, de todas maneras, esa es la realidad. Es más; es frecuente escuchar en la prensa comentarios de periodistas sobre que tal o cual jugador lo tiene Bentancour o Casal. Insisto en que todos sabemos cómo funciona el sistema, pero hay infinidad de gente que trabaja totalmente al margen, compra jugadores porque tiene mucho dinero y aparece en medio de la negociación.

 

SEÑOR PRESIDENTE.– Quiero señalar que el trabajo de la Comisión sigue la línea de lo que acaba de expresar el señor Senador Mujica, pero, igualmente, hay una cantidad de cosas que tendríamos que analizar en profundidad. Por esta razón les agradeceríamos que nos pudieran enviar alguna documentación relativa a los planteos que se han realizado.

 

SEÑOR BARÁIBAR.- Quería subrayar lo que acaba de señalar el señor Presidente. Al terminar esta ronda de entrevistas la Comisión se enfocará en la creación de una Mesa de trabajo en la cual participarán todos los actores involucrados en el tema y, por supuesto, cada uno de ellos lo analizará desde su propia visión.

Pienso que nuestros visitantes tienen, por su poderío social -más que económico- un papel muy importante y por esa razón los estamos convocando para que, en la medida de lo posible y con la colaboración de sus asesores jurídicos, vayan redactando proyectos porque nosotros, reitero, vamos a realizar una convocatoria para discutir el tema.

No sé qué éxito tendremos en este emprendimiento pero, por lo menos, comenzaremos a abordar esta problemática en esa Mesa de trabajo donde participarán todos los actores involucrados. Los resultados se verán en el futuro, pero, por lo menos, este sería el aporte que desde el Senado de la República se estaría haciendo para reunir a todas las partes interesadas en el deporte.

 

SEÑOR LAPAZ.- Quiero felicitar a los esforzados dirigentes del interior del país, tanto a quienes están al frente de OFI como a los que están dirigiendo cada una de las ligas y clubes. Actualmente es difícil conseguir gente adulta para trabajar en este tipo de instituciones, así como también gente que quiera trabajar con menores.

Entonces, me parece oportuno -por intermedio de los dirigentes que en forma totalmente honoraria y desinteresada trabajan en la organización de todos los campeonatos- hacerles llegar las felicitaciones y el reconocimiento de esta Comisión por la notable tarea que realizan en pro de los jóvenes.

 

SEÑOR BARÁIBAR.– Sería bueno que se les enviara la versión taquigráfica de las sesiones anteriores para que tengan toda la información.

(Apoyados)

(Se retira de Sala la delegación de la Organización del Fútbol del Interior)



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario