Search
Domingo 20 Agosto 2017
  • :
  • :




Conocé al verdadero club decano del fútbol uruguayo

Conocé al verdadero club decano del fútbol uruguayo

MUSEO CHACARERO|CLUB DECANO DE FUTBOL DE URUGUAY|para FUTBOLURUGUAYO.UY | LOS COMIENZOS EN EL RIO DE LA PLATA

Los inicios del fútbol moderno

Como sabemos, los inicios de la práctica moderna del fútbol en Gran Bretaña vienen de la mano de su difusión en las denominadas “escuelas públicas” de este país, en realidad colegios privados. Era reducto de los hijos de la burguesía y clase media en ascenso, que empleaba el deporte en su forma colectiva en sustitución de la gimnasia individual, como una forma de educación, de formación de equipos de trabajo y competencia rápidamente trasladable o aplicable a la vida adulta.

Los ex alumnos pronto se agruparon en clubes para practicar el sport aprendido en los colegios. Cuando se enfrentaban entre sí vieron la necesidad de que fueran comunes las reglas del juego que los convocaba. En octubre de 1863 unificaron criterios y dieron así el formato básico del fútbol que ha llegado hasta el siglo XXI. Esos mismos esquemas de formación se repitieron en los colegios ingleses en todo el mundo, y obviamente también a través de los que surgieron en Argentina y Uruguay. En Montevideo se había comenzado a practicar el fútbol en dos clubes deportivos, dedicados al cricket y al remo: el Montevideo Cricket Club, fundado en 1861 y el Montevideo Rowing Club creado en 1874. Entre los socios de este último club algunos estaban relacionados con las actividades del mar y del puerto y otros eran ya socios del Cricket. Este último había importado, en el mismo tiempo de la aparición del Rowing, elementos para la práctica de rugby y fútbol. Estas instituciones formadas mayoritariamente por británicos o sus descendientes estaban inmersas en el concepto del sport de las últimas décadas del siglo XIX. Con ese espíritu practicarían una variedad de deportes recreativos, más allá de aquel para cual se habían creado inicialmente.

Los colegios ingleses en el Río de la Plata En 1874 se creó en Montevideo The English High School, inicialmente a cargo de Henry Castle Ayre. Con el paso de los años se organizo siguiendo las líneas del High School, de Buenos Aires. Ayre fundó en su colegio el Montevideo English High School Junior Cricket and Athletic Club. En sus cuadros docentes se encontraba un bachiller de Cambridge, William Leslie Poole, quien había arribado en 1885 a Montevideo, desempeñándose como profesor de inglés.

Poole era un sportsman ejemplar. Corpulento y atlético, incursionaba en fútbol, remo, críquet y rugby. Llevaba a sus alumnos a practicarlos a Punta Carretas, en las cercanías del actual centro comercial ahí ubicado.

En 1885 con el mismo ánimo nació The British School, quien tuvo como director a Thomas J. Ashe. Este modelo educativo de los docentes británicos trataba de darle valores éticos, los que se atribuían a los nobles a estos hijos de comerciantes. Un ejemplo de estas ideas nos la brinda Alexander Watson Hutton, director de la English High School de Buenos Aires y propulsor del fútbol en Argentina y del célebre Alumni; cuando se refirió al objetivo de su escuela; “En una escuela selecta… Las faltas de carácter y conducta (…) traen como consecuencia la inmediata expulsión. Merece la atención especial la formación del carácter de los alumnos y cada uno de ellos individualmente es merecedor de la fiscalización del Rector. (No pretendemos) formar sabios, sino hombres capaces, con nociones precisas de la caballerosidad y de la hidalguía, “gentlemen” en una palabra.


Ese es el espíritu del English High School” 

Algunos jóvenes montevideanos tomaban contacto con el fútbol por el propio conocimiento directo con el sport practicado en Gran Bretaña. Les sucedió a Juan y Enrique, dos de los hijos de John Sardeson, contador del “Banco de Londres, Buenos Aires y el Río de la Plata”. Habían sido enviados por su padre a Londres a estudiar contabilidad con un familiar. Los alumnos del English High School Algunas de las pautas de origen de los equipos británicos, se van a repetir en nuestro país.

Es prueba el nacimiento de Albion, un equipo de estudiantes. Henry C. Lichtenberger: padre de Albion Alumno del English High School, Henry Candid Lichtenberger Levins, había nacido en 1873 en Montevideo de padre de origen alsaciano y madre inglesa. Discípulo de Poole, es el alma mater del primer club de fútbol: Albion. Brillante estudiante, termina sus estudios con medalla de oro a los doce años. A los trece está ya trabajando. Player de discretas condiciones, con el tiempo castellanizo su nombre propio a Enrique.

En mayo de 1891, con 18 años, invita a sus excondiscípulos del English High School a formar un club de fútbol denominado precisamente “Foot ball Association”. Eran 23 cuando comenzó a funcionar el 1 ° de junio de ese mismo año2. Lichtenberger por otra parte desarrolló posteriormente una exitosa vida profesional. Fue agente de seguros y empleado de diferentes empresas británicas. Los jóvenes de la nueva institución fueron presididos por William Mac Lean.

En su estatuto inicial marca el rechazo a la presencia de jugadores extranjeros en el mismo. Es que si bien el Foot ball Association se caracterizaba por tener la mayoría de sus socios hijos de padres anglosajones, eran todos nacidos en el país. Es la respuesta al exclusivismo que se respiraba entre los clubes ingleses. Se eligió una casaca blanca con estrella roja.

El 27 de julio de 1891 se celebró la primera sesión del Consejo Ejecutivo. Su primer partido fue el 2 agosto de ese año contra el Montevideo Cricket, y perdió 3 a 1, en un segundo match ante el mismo rival, integrado entre otros por Poole el 25 de agosto fueron vapuleados 6 a 0. Poco tiempo después, el 21 de setiembre, en una asamblea realizada en la calle Juncal nº 5 – el local de la Barraca Inglesa – a propuesta de Pepper y Clark se cambió el nombre de la institución de ex alumnos por el de “Albion Foot Ball Club”, como homenaje a la patria de los creadores de este deporte. Se modificó también la blusa adoptando una azul, con cuello y mangas blancas por ser estos los nacionales, junto con un pantalón blanco y medias negras.

En 1891 un grupo de jóvenes ex alumnos de un colegio inglés de Montevideo decidieron dar forma a un team de fútbol. Lo llamaron Football Asociation. Al poco tiempo sustituyeron ese nombre por el de Albion en homenaje a la cuna del deporte moderno. Se constituyó en referente ineludible en el sport que se imponía gradualmente en el Uruguay de los últimos años del siglo XIX.)( Albión, nombre por el que los antiguos griegos y romanos se referían a Gran Bretaña (la mayor de las islas Británicas). Fue mencionado por el navegante griego Piteas en el siglo IV a.C. Posteriormente los romanos, ante la imagen de los blancos acantilados de Dover, adoptaron este nombre asumiendo que procedía de la palabra latina albus, que significa ‘blanco’ Nuevos rivales:


El Club del Ferrocarril

Un nuevo impulso para el sport es el club que surge de la empresa inglesa del ferrocarril: el Central Uruguay Railway. En 1890, la compañía, adquirió 20 hectáreas en la localidad de Peñarol a 11 kilómetros de Montevideo. Se eligió ese lugar para instalar el centro de operaciones de la empresa, en forma de talleres, depósitos, oficinas e incluso posteriormente casas para sus empleados. En una empresa de estas características se requería además de capitales británicos, trabajadores especializados de ese origen, capacitados para las diferentes funciones.

El 28 de setiembre de 1891 se creó el club de cricket de la empresa. (C. U. R. C. C.: Central Uruguay Railway Cricket Club). En mayo del año siguiente, a instancias de John Woosey, uno de los empleados de oficina, se comienza a practicar football. Ya para ese momento la empresa le había proporcionado al club un campo de juego y algunas instalaciones en Peñarol.

El primer partido se jugó el 25 de mayo de 1892 justamente contra Albion. Dos de los socios del CURCC, Woosey y Sagehorn eran fundadores también de Albion. El hecho llevo a que este último club los expulsase. Se inicia la competencia

Los partidos de fútbol se practicaban en las pocas oportunidades libres que tenían los montevideanos a fines del siglo XIX: domingos y feriados. De ahí lo recurrente de determinados días. En esos años además de los clásicos feriados nacionales, días de los Treinta y Tres, Revolución de Mayo, de la Constitución y de la Independencia, (19 de abril, 25 de mayo, 18 de julio y 25 de agosto) también se consideraban otros como los religiosos con el emblemático día de Santa María (15 de agosto).

El tono de los enfrentamientos puede vislumbrarse a través de la crónica de El Día del 30 de agosto de 1893, tras la victoria de Albion, 3 a 2 frente al equipo del Ferrocarril. Después del partido, el equipo de Peñarol fue homenajeado por el Albión F. C. con una cena, ofrecida en el Hotel Pirámides, donde transcurrió una velada de lo mas entretenida. El Sr. W. J. Maclean comenzó con un brindis pidiendo por la salud de la Reina y la prosperidad del C. U. R. C .C. El Sr. A. W. Davenport, propuso entonces lo mismo para el A. F. C. Y, después, para el M.V.C.C. y la Republica Oriental del Uruguay los brindis fueron propuestos por los Sres. Messrs. Marchbanks y Sturzenegger. Las canciones fueron ofrecidas por Messrs. Barker, Davies, Adam, Rouse, Clark, Sturzenegger, Marchbanks, Broker, Davenport y Thomas…. Después de haber cantado “Auld Lang Syne”, “God Save the Queen” [la tradicional canción del Adiós y el himno real] y el Himno Nacional, el grupo se dividió y el equipo de Peñarol fue acompañado hasta la Estación Central, donde un tren especial los esperaba, y se escucharon alegres despedidas, conformando una muy agradable conclusión a la Temporada de Fútbol de 1893″


La vuelta al redil

Entre 1892 y 1895 el fútbol comenzó lentamente a desenvolverse desde las elites. En 1892 se jugaron 18 partidos entre los cuatro clubes existentes: MVCC, MV Rowing, Albión y CURCC. En diez de ellos participó el Cricket que no perdió ningún partido y se impuso con goleadas al CURCC y al Albion (8 a 0 y 10 a 0 respectivamente). Ubiquémonos en los primeros tiempos.

Un grupo grande de jóvenes, la mayoría ex alumnos del English High School; en el entorno de los 20 años conduciendo un club que deja de ser de un pasatiempo a una afición que convocaba todos los fines de semana. Habían transformado un grupo de amigos en un Club de Fútbol que mantenía en sus actas y notas la lengua inglesa. Por las raíces familiares y educativas pronto surge en Albion la práctica de cricket.

En 1892 se nombran los cargos de responsabilidad: capitán y vice capitán de fútbol al que se le agregan los correspondientes de cricket. El procedimiento para llevar adelante los encuentros con las otras instituciones consistía en luego de establecido un fixture – calendario con los conjuntos rivales y se distribuía el mismo entre los posibles players que establecían así su disponibilidad para las fechas establecidas.

El club comenzó a vincularse a nivel internacional.

En 1893 a los socios Vignoles y Dutton se les solicita que escriban a los editores de la “River Plate Sport Pastime” a efectos de enviarles los datos y colores de Albion4. Para ser más competitivos en una Asamblea el 21 de marzo de 1895, el propio Lichtenberger propuso modificar los estatutos y aceptar incluir jugadores extranjeros, en otras palabras ingleses. También se decidió sustituir los colores de la casaca optando por el azul y rojo en referencia y homenaje a Gran Bretaña.

El diseño fue en mitad y mitad de moda en esos años en muchos clubes ingleses. Entre 1894 y 1895 el Cricket y el Rowing comenzaron a alejarse de la práctica competitiva del fútbol. El Albion y su apogeo: 1895-1900 Profetas en su tierra: los jugadores del Albion El Albion no solo jugaba al fútbol, en cierta forma lo predicaba. Sus integrantes eran realmente unos enamorados de este deporte. Henry Lichtenberger incluso escribía bajo el seudónimo de Arbiter.

En ese sentido el mismo recordaba años después, La prensa no nos “llevaba el apunte” ¡Cuántas de nuestras crónicas sobre aquellos primeros matchs fueron a dar al canasto de “El Siglo”! Nosotros teníamos la constancia de, una vez terminado el encuentro, describir con lujo de detalles técnicos el desarrollo de todo el partido y llevar nuestra crónica a las imprentas, pero, ¡ay! los redactores poco menos que riéndose de nosotros, nos aconsejaban que perdiéramos el tiempo: – “Estas cosas no interesan a nadie” 5. Como vimos Albion había modificado sus estatutos y permitido que jugaran players extranjeros. De esa forma se incorporo William Poole. El conjunto maduraba y se había convertido en la potencia futbolística del medio local. En todo 1896 por ejemplo, fue vencido un solo match en 19; frente a los marinos del H.M.S. “Basilik” por 1 a 0, aunque en la revancha su victoria fue categórica, 6 a 06. Los dos años siguientes se muestra una mayor paridad con quien es el rival más caracterizado del momento, el CURCC. De 6 partidos, 3 vence Albión, 2 el CURCC y se da un empate. Habían dejado de ser un grupo de jóvenes ex estudiantes para convertirse en un team de adultos en la plenitud de sus condiciones físicas y con una mayor experiencia en el dominio de las técnicas del fútbol. Si tomamos como referencia a Lichtenberger sus edades estarían en el entorno de los veinticinco años. La superioridad de Albion en 1897 se manifiesta repetidamente. Así lo evidencian las actas que informan, . . . Desde nuestra última Asamblea se ha jugado un partido con el American Club nuestra segunda oncena con una limpia victoria para nuestro lado de 7 goles a 2 7. En ese año recibe solo dos derrotas. Ante el CURCC y un combinado de la Royal Navy. En 1898 Albion continúa con su papel rector. En efecto, se ocupó de la traducción de las reglas de football y su publicación. También actuaba con generosidad. Así el 9 mayo de 1899 la Comisión Directiva del Albion informa a las instituciones de enseñanza que . . . la cancha de este club está a disposición de los discípulos de dichas instituciones que quieran ejercitarse en cualquier juego atlético, en todos aquellos días que no sean feriados 8. Paralelamente se manifiesta lo funcional del deporte al nuevo esquema social. De hecho desde todos los sectores dirigentes de la sociedad se coincidía con “disciplinar” las pasiones. Esto incluía desde representantes del elenco político, hasta educadores y sacerdotes. Se tomaba como ejemplo el éxito de los anglosajones, en una filosofía que incluía el deporte. Este a diferencia de las diversiones habituales en la sociedad criolla y en sus adolescentes, en principio sin reglas ni mayores limitaciones, tenia un desarrollo previsto y determinado por sus participantes. Constituía una actividad, de acuerdo a la mentalidad de la época, que prometía alejar del ocio a los adolescentes y jóvenes montevideanos. Es por lo dicho que contaba con el apoyo casi unánime de los más influyentes sectores sociales. A los mismos se le sumaban desde empleadores; como los del Ferrocarril Central, hasta los gerentes de las empresas tranviarias que favorecían la existencia de campos de juego que les aseguraba clientes para sus vehículos, inicialmente jugadores y posteriormente simples espectadores. En setiembre de 1894 Albion participa en la fundación de la Asociación Atlética Amateur. Los integrantes de Albion reforzados luego de la modificación de los estatutos en 1895 por sportsman del Rowing incursionan en otros deportes en forma más competitiva; como tenis y cricket. Los gastos que estos sports ocasionaban: guantes especiales, bates y pelotas para el primero y raquetas para el segundo llevaban a discusiones prolongadas como lo evidencian algunas de las actas de asamblea. De la mano de Albion se va difundiendo el deporte que los había convocado inicialmente, el fútbol. Surgen entre 1896 y 1899 tres instituciones rectoras: Deutscher Fussball Klub, Uruguay Athletic Club y el Club Nacional de Football. Las dos primeras en un fugaz primer plano deportivo al filo del siglo XX. El último club perdurará generando una rivalidad histórica con el team del ferrocarril. No obstante, la rivalidad más extendida en la última década del siglo XIX sería la de Albion y el CURCC. Se enfrentaron en 25 ocasiones entre 1892 y 1899. El primer partido fue el 18 de julio de 1892 donde los ex estudiantes del Albion derrotaron al equipo del ferrocarril por 3 a 2. El segundo match el día antes de Santa María resultó una goleada a favor de este último team. Sería su primera victoria y la última hasta otro día de Santa María de 1897 donde derrotó al Albion por 2 a 1. La superioridad de Albión sobre el CURCC fue clara desde 1895 hasta 1897.Hasta ese momento se sucedieron 14 triunfos de Albion ante un solo empate el 18 de julio de 1896. 1900, la formación de la League: iniciativa de Albion Entre 1898 y el 1900 el fútbol, un fenómeno en sus inicios en el Uruguay practicado por las elites como un esparcimiento más, comenzó a ser disfrutado por cada vez mayor cantidad de personas. Numerosos equipos habían surgido complementando a los conjuntos creados desde el seno de instituciones británicas, alemanas o a su influjo: Nacional, Rincón, Titán, Platense, Saturno, Eastern, London, Victoria, Triunfo, entre otros. En febrero de 1900, Henry Lichtenberger desde el Albion, invitó al CURCC, el Deutscher y Uruguay Athletic a formar una asociación que organizase las competencias de fútbol entre unos y otros. El acuerdo se concretó el 30 de marzo de ese año, en la llamada The Uruguay Association Football League. Se disputaría una Copa de plata en dos ruedas, como locales y visitantes. Se grabaría el nombre del ganador en la base, y quien la obtuviera tres veces seguidas, obtendría el trofeo en propiedad. Las características de la League puede simbolizarse en que en sus reuniones se debían expresar y registrar también en inglés, porque eran de ese origen buena parte de sus dirigentes. Su primer presidente fue Percy Davison Chater, representante del CURCC.

La entidad comenzó a sesionar en la oficina de Lichtenberger, en las cercanías de la zona portuaria de Montevideo, el ámbito comercial por excelencia en esos años. Se manejo en sus inicios, en los hechos, como una asociación en la que si bien participaban criollos, en los clubes estos como tales estaban supeditados a los británicos o a descendientes de estos.

El primer campeonato de la novel liga, disputado en el 1900, demostró la superioridad de Albion y el CURCC en forma abrumadora.

El primer partido del campeonato entre ambos fue el 10 de junio y se disputó en “la esplendida cancha del Albión Football Club” el field de la Avenida 19 de Abril en el Paso del Molino. Se anunciaba en estos términos, Gran Partido El Albión Contra El Peñarol, Los mejores jugadores de Montevideo…” 9. Este ultimo venció en la final 2 a 1 al primero confirmando la reversión de un predominio en la década anterior de Albion.

Los otros equipos fueron fácilmente derrotados por el vencedor, Deutscher, perdió 9 y 8 a 0, mientras que el Uruguay Athletic fue vencido 9 y 6 a 0. El team de Poole por su parte, también derrotó con facilidad a los otros dos equipos, al Uruguay 6 y 2 a 0 y al equipo alemán, 7 a 1 y 4 a 2. El Deutscher gano un solo partido, 1 a 0 al Athletic, logrando solo cuatro goles a favor y 31 en contra. El conjunto de Peñarol celebro la obtención del campeonato con un banquete en los salones de la estación Central del Ferrocarril. También en este año había solicitado ser aceptado en la League el Club Nacional de Football Fue rechazado por entender que no tenía un nivel de competencia mínimo. El team criollo ese año tuvo pobres resultados por lo menos con rivales de fuste. Fue derrotado por el Uruguay Athletic, empató con el Deutscher, perdió con el CURCC, con él HMS “Flora” y con el Albion. Albion: field propio y partidos internacionales Se había advertido por las empresas de tranvías que los matchs de fútbol, donde se jugasen, eran atractivos para él público. Y el desplazamiento de este en la ciudad era su negocio. El ir a contemplar un partido de fútbol demandaba pasajes, y el crear la demanda, para luego proporcionar su oferta era el objetivo de las empresas. De ahí que facilitasen a los diferentes clubes campos e instalaciones para ejercer sus actividades. Esto nos habla de que estos clubes tenían poco o ningún capital para hacer inversiones, con la salvedad obvia del CURCC que tras de sí tenia la compañía extranjera más importante del país. Los primeros campos de juego naturales fueron en Punta Carretas. Albion buscaba al igual que el CURCC tener su propio campo de juego acorde con el desarrollo que tenía el club. En 1897 se propuso complementar el campo de juego de Punta Carretas con instalaciones para comodidad de los players y del creciente número de espectadores. La idea tuvo el apoyo de Juan Cat, gerente de una de las empresas de tranvías. Se comenzaron así a debatir las diferentes proposiciones. Así el Sr. J. Stewart tenía una proyecto que contemplaba gradería, vestuario y sala para damas. El costo estimado era de 1.000 pesos. William Mac Lean presentó un plan estimado por el Sr. Adams por un importe de $ 1.500. El más ambicioso era el de Henry Lichtenberger. Incluía una gran gradería para 250 personas; vestuario con baños y aparadores, sala para damas y cuarto para los peones. Estaba previsto también el acondicionamiento del campo de juego; alisado y nivelado además del cercado del mismo. En este caso el presupuesto estimado era de 2.000 pesos10. No obstante va a ser otra compañía de transporte urbano, la empresa de tranvías del Paso del Molino, es la primera que concreta el negocio de “crear” espectáculos para trasladar pasajeros que los vieran. Van a apoyar a Albion en la construcción de su field en la avenida 19 de Abril, en el Prado. Así con el auxilio de la Compañía de Tranvías al Cerro y Paso Molino, se estableció el primer escenario para las exhibiciones deportivas. El 1º de abril de 1899 se inauguró el pabellón que alojaba a los invitados. Lo formal y la etiqueta era el tono que le daban las cometas de tela de coco que llevaban a las nubes los colores de los contendientes del match del día. La actuación de los players de círculos privilegiados era correspondido por la participación de sus familiares, donde era recurrente la presencia de damas de alta sociedad que más que interesarse por el espectáculo en sí, veían en el un espacio de moda, un lugar donde establecer vínculos y relaciones sociales, como señala alguno de los relatos de la época. El campo de juego se inauguró justamente pocos días después un feriado el 19 de abril – fecha del Desembarco de los Treinta y Tres Orientales – frente al HMS “Basilisk” venciendo los locales uno a cero. Un impresionante marco de público para la época, dos mil espectadores, se dan cita para contemplar el match. La nota llamativa para los aficionados fue que el puntapié inicial lo dio el entonces rector de la Universidad, el Dr. Pablo de María, quien coincidía en la difusión del todavía novedoso sport. En 1896 Albion venció al Retiro Athletic Club (4 a 1) y al prestigioso Belgrano Athletic Club (5 – 3) en Buenos Aires en una fecha tradicional: los feriados de Santa María 15 y 16 de agosto de ese año. Se estima que los primeros partidos internacionales que se disputaron en Uruguay fueron en Punta Carretas y ahí se enfrentaron Albion con Lobos Athletic Club de Buenos Aires. Este team tenía entre sus integrantes varios ex alumnos del English High School de Buenos Aires. Los encuentros comenzaron a sucederse. Así en junio de 1898 se enfrentaron en Punta Carretas Albion esta vez frente el Belgrano. Establecida la League, en el 1900, la asociación similar de Argentina invitó a la uruguaya el mismo año a disputar un trofeo entre las asociaciones de ambas márgenes del Plata. Incluía semifinales en Rosario y Montevideo para dirimir el representante a disputar la copa, denominada Competencia en Buenos Aires. En el Parque Central ante 4.000 espectadores se enfrentaron Albion y CURCC para dirimir el representante de Uruguay en esta copa, que se disputaría por primera vez con un conjunto argentino. El partido terminó empatado cero a cero en el tiempo reglamentario debiendo jugarse un alargue. En el mismo, William Poole le dio el triunfo al dueño de casa con un gol de cabeza en el minuto 118. El fútbol cada vez más convocaba multitudes. El 16 de septiembre del mismo año se enfrentaron Albion y Quilmes de Buenos Aires, en el campo del primero en el Prado, ante ocho mil espectadores. El resultado fue un 1 a 1. Albion en crisis: 1901 – 1905

El 22 de marzo de 1901 Nacional solicita nuevamente por nota su ingreso a la League. Es aceptado, debiendo sustituir su camisa roja y azul por ser similar a la del Albion, adoptando el 24 de marzo, la blanca, con pantalón azul y faja colorada. Desde este momento el equipo del Ferrocarril y Nacional comenzaron a adueñarse del favor de los aficionados. El CURCC salió nuevamente campeón, pero Nacional fue segundo, mientras el Deutscher es nuevamente el último del torneo. En este año el presidente de la League había sido Poole. Fue el último año en que Albion exhibió un potencial deportivo importante. En un breve informe del Albion en relación a los partidos jugados en su historia hasta el final de la “Estación” (temporada) de 1901 se mencionan la respetable cantidad de 217 encuentros. De ellos, 55 son contra tripulaciones de naves de la Armada Británica, 48 frente al CURCC, 21 ante el Buenos Aires, 20 contra el Deustcher, 14 frente al Uruguay Athletic y 7 a Nacional. Luego le siguen el American con 4 y el Victoria con 3 partidos. Con 2 matches: Rojo y Blanco, Triunfo, Centro Atlético Uruguay, Bremen y 19 de abril. Finalmente, se registran solitarios encuentros con 15 clubes más11. De todos los conjuntos mencionados perdurarían Nacional y el CURCC devenido en Peñarol. El 22 de enero había fallecido la Reina Victoria, lo que llevó a que el CURCC no festejase el campeonato.

En 1902 la League estuvo bajo la presidencia de Charles Edgard Rowland, británico que representó al equipo de la colectividad alemana. En este año se presentaron dos novedades. Por un lado, la presencia de un sexto equipo, el Triunfo, reforzado por antiguos jugadores del Eastern, y la obtención del campeonato por parte de Nacional.

El Triunfo obtuvo solo cuatro puntos en el torneo, todos frente a Albion. En ese año de 1902 Albion sufre un desprendimiento que mermo seriamente su capital deportivo. Se formó el Montevideo Wanderers conducido por los hermanos Sardeson. El motivo que argumentaron los escindidos es el no tener lugar en el primer equipo. Aceptada la escisión, los directivos de Albion en un hidalgo gesto, solicitaron a los de Wanderers que el primer match fuese contra sus ex compañeros, el propio Albion.

Para 1903, bajo la presidencia del uruguayo de origen británico Jorge Clulow, la League creo su Segunda División, que consagro a River Plate Football Club como campeón. Se agregó un séptimo equipo, el ya referido Montevideo Wanderers. También fue el último torneo del Triunfo que recibió varias goleadas, una de ellas ante al CURCC por doce a cero. La definición de la final de ese año sería entre Nacional y el CURCC, que por diferentes circunstancias se postergó para el año siguiente.

La Guerra Civil que en 1904 enfrentó al partido colorado en el Gobierno y al blanco en la oposición, dividió a los uruguayos en un enfrentamiento fraticida y naturalmente afectó al fútbol impidiendo el campeonato. No obstante motivo partidos benéficos. Como el encuentro entre el Deutscher y el Belgrano de Buenos Aires a beneficio de la Junta Central de Auxilios el 4 de setiembre de 1904. En 1904 por el conflicto como vimos no hubo competencia oficial y en 1905 Albion tuvo una opaca actuación.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario