Search
lunes 18 junio 2018
  • :
  • :

“Hay terratenientes en Uruguay, no sabemos quiénes son, sabemos que son grandes capitales extranjeros, tienen beneficios impositivos, no se mueven en 4×4, sus responsables, gerentes, directores, etc. viajan en aviones privados y muy rara vez vienen al Uruguay…”

“Hay terratenientes en Uruguay, no sabemos quiénes son, sabemos que son grandes capitales extranjeros, tienen beneficios impositivos, no se mueven en 4×4, sus responsables, gerentes, directores, etc. viajan en aviones privados y muy rara vez vienen al Uruguay…”

LA OPINIÓN EN EL URUGUAY. Por primera vez en la historia se unió el campo, el comercio, los transportistas y quienes proveen servicios, con problemas comunes.

Una rentabilidad negativa en el sector productivo llevó a una detención de las mejoras y las inversiones dejando en el último año 60.000 puestos de trabajo menos en el sector agropecuario más los puestos de trabajo perdidos en empresas que vendían servicios al sector.

Se habla de terratenientes que veranean en Punta del Este y manejan 4×4, los invito a analizar esta frase.

Los viejos jeep Willy de la década del 40 eran 4×4 y no los tenían potentados, además en este siglo 21 la diferencia en precio entre una camioneta 4×2 y una 4×4 es del 5 al 10 por ciento y las ventajas dentro del campo son enormes, no así en el asfalto, lo que significa que es un vehículo de trabajo.

Hablemos de terratenientes, como única firma el mayor propietario de tierras en Uruguay es el Instituto Nacional de Colonización con algo más de 260.000 hectáreas, le siguen empresas como Agronegocios del Plata S.A. empresa agroganadera con 160.000 hectáreas, U.P.M. S.A. empresa forestal con 115.000 hectáreas, Guaraní S.A. empresa forestal con 110.000 hectáreas por citar algunas.

Según ley 18.092 del 07 de enero de 2007 las sociedades anónimas no pueden ser propietarias de tierras en Uruguay pero el 28 de diciembre de 2007 el Presidente firmó el primer decreto autorizando a las empresas forestales a seguir teniendo tierras y seguir siendo sociedades anónimas, hasta el día de hoy entre las autorizaciones firmadas por las presidencias de Vázquez y Mujica más de 90 sociedades anónimas han sido autorizadas a comprar o continuar siendo propietarias de tierras en nuestro país sumando un total de 5.700.000 hectáreas.

Hay terratenientes en Uruguay, no sabemos quiénes son, sabemos que son grandes capitales extranjeros, tienen beneficios impositivos, no se mueven en 4×4, sus responsables, gerentes, directores, etc. viajan en aviones privados y muy rara vez vienen al Uruguay y tienen en nuestro gobierno su gran protector.

Cabe aclarar que hay empresas forestales que se han asociado o han sido compradas juntando números alarmantes de hectáreas, la firma joint venture adquirió Arauco, Stora Enso, y Eufores lo que la hace poseer casi 400.000 hectáreas.

Queda demostrado que los grandes terratenientes del Uruguay no son personas, son empresas multinacionales que se manejan como sociedades anónimas, que no es posible identificar un dueño responsable, que no pagan impuestos y que pesan sobre el resto de la economía.

Hay 136 firmas que poseen más de 5.000 hectáreas siendo en su enorme mayoría extranjeras pero el 84 por ciento de las empresas agropecuarias poseen menos de 500 hectáreas casi todas de Uruguayos.

Nuestro país tiene 16.500.000 hectáreas de las cuales 1.500.000 aproximadamente las tienen las empresas forestales exoneradas de impuestos, por lo tanto al crecer el gasto del Estado, que es 4 veces más que en 2005 y hay menos cantidad de hectáreas para bancar más gasto.

No olvidemos que el sector industrial uruguayo está muy disminuido. En Paysandú quedan funcionando una o dos industrias financieramente potables y las otras están agonizantes o cerradas.

El déficit fiscal obliga al gobierno a endeudarse en 2.000 millones de dólares al año, el ingreso de esos dólares que los vende en el mercado interno para con los pesos obtenidos pagar sus gastos crea una baja artificial en el precio del dólar, que genera atraso cambiario y complica al sector agroexportador y lo que es peor, da una sensación de que la economía del país está fuerte, cuando es todo lo contrario.

Para finalizar creo que se está cerrando la grieta campo ciudad porque finalmente estamos entendiendo que si al campo le va mal en poco tiempo ese mal llega a las ciudades, ya nos pasó, ya lo vivimos, 1982, 2002, ¿es que no hemos aprendido nada?

Fuente: Escribe Mauricio De Benedetti desde 20Once



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario