Search
domingo 19 noviembre 2017
  • :
  • :

Empresa del ‘FIFAGate’ pagó a una ‘offshore’ por el partido España-Uruguay de Qatar en 2015

Empresa del ‘FIFAGate’ pagó a una ‘offshore’ por el partido España-Uruguay de Qatar en 2015

ESCANDALOS EN EL FUTBOL. A finales de junio de 2015, las alarmas se dispararon en la oficina del Barclays Bank de Mauricio. Una cuenta bancaria a nombre de ESM Group, una sociedad registrada en las Seychelles, había recibido en febrero y marzo de 2013 dos transferencias por valor de 28.400 dólares procedentes de una cuenta suiza de Full Play Group SA. Esta empresa argentina, dirigida por Hugo Jinkis y su hijo Mariano, aparecía acusada de haber pagado sobornos a dirigentes de la Conmebol (la equivalente a la UEFA de Sudamérica) y de la Concacaf (Caribe) para adjudicarse los derechos televisivos de sus torneos. Era el inicio del caso de corrupción de la FIFA, conocido popularmente como ‘FIFAGate’.

 

En las facturas remitidas por la sociedad de las Seychelles a Qatar, figura un pago de 175.000 dólares a ESM y otro de 225.000 dólares a Tenfield/AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol). En total, 400.000 dólares.

Cláusula del contrato entre ESM Group y Doris Keller en el que se alude directamente a la RFEF.

Los empleados de Barclays Bank enviaron un correo electrónico a la oficina de Mauricio de Appleby, la principal protagonista de los Paradise Papers, con una “urgente petición de información” en relación a las dos transferencias realizadas por Full Play Group a ESM Group y solicitando más detalles sobre la sociedad de las Seychelles. Los 6,8 millones de documentos internos del despacho fundado en Bermudas, obtenidos por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y El Confidencial y La Sexta en España, desvelan que la compañía ‘offshore’ se constituyó de cara a la organización del amistoso España-Uruguay jugado el 6 de febrero de 2013 en Doha (Qatar). Fuentes cercanas a los Jinkis consultadas por ‘La Nación de Argentina’ han confirmado que los 28.400 dólares desembolsados a ESM Group están relacionados con el pago de los derechos de transmisión del España-Uruguay para toda Sudamérica salvo en Uruguay, país en el que la empresa uruguaya Tenfield tenía los derechos audiovisuales en exclusiva.

Estas mismas fuentes explican que el primer pago, de 14.975 dólares el 19 de febrero de 2013, era el desembolso inicial por la retransmisión del España-Uruguay en todo el continente, al tiempo que subrayan que el precio fue tan bajo debido a que no estaba incluido Uruguay en el paquete. El negocio les fue tan bien a los Jinkis que realizaron una segunda transferencia a ESM Group —de 13.425 dólares, un mes más tarde—, como una especie de bonus.

Los registros internos de Appleby Mauricio relatan con gran detalle la rocambolesca historia de ESM Group, constituida el 5 de diciembre de 2012 en las Seychelles, archipiélago del Océano Índico considerado por España paraíso fiscal. Un cirujano ortopédico alemán de testaferro, negocios con las federaciones de fútbol de Qatar y Uruguay y un doble juego empresarial son los principales ingredientes de la corta pero agitada vida de ESM Group. De acuerdo a los documentos analizados por El Confidencial y La Sexta, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), salpicada con su propio caso de corrupción, juega un papel indirecto y secundario en esta historia.

El cirujano ortopédico alemán testaferro
En noviembre de 2012, un cirujano ortopédico alemán, Thomas R., contactó con Appleby para la constitución urgente de una sociedad ‘offshore’ en las Seychelles para la gestión y organización de eventos deportivos. La causa de las prisas de Thomas era el “no perder una oportunidad de negocio”, según un documento interno de Appleby.

Tras abrir la cuenta bancaria en la oficina de Barclays de Mauricio, el departamento de cumplimiento de Appleby se percató de lo raro que era que un cirujano abriera una sociedad de ‘marketing’ deportivo. Thomas les informó de que en el proyecto también estaba una amiga “con un alto perfil” en el sector. “Sin embargo, la antigua empresa para la que trabajaba la demandó por incumplimiento de contrato y mi amiga actualmente tiene una cláusula de no competencia”, explicó el cirujano en un correo electrónico de diciembre de 2012. “Hemos decidido por tanto que yo debo continuar con la constitución de la sociedad para no perder las actuales oportunidades [de negocio]”. Appleby concluyó que Thomas “es solo un testaferro”.

La oportunidad de negocio a la que se refería Thomas era la búsqueda y organización de un partido amistoso internacional en febrero de 2013 para la selección uruguaya de fútbol. Entre los documentos internos de Appleby Mauricio, figuran o se mencionan dos acuerdos de ESM Group con las federaciones de fútbol de Qatar y Uruguay, y un tercero con Tenfield SA, tenedora de los derechos televisivos de la selección uruguaya. Un cuarto acuerdo, esta vez con Doris Keller, agente suiza para la organización de amistosos internacionales, también aparece en los Paradise Papers.

Los negocios de ESM con Qatar y Uruguay
En el intercambio de correos electrónicos con la oficina de Appleby en Mauricio, el cirujano-testaferro les trasladó el 21 de enero de 2013: “Hemos acordado con Qatar 2022 que el dinero que necesitamos que se transfiera a las asociaciones de fútbol se enviará a ellas directamente por Qatar en vez de ser enviado en primer lugar a nosotros”. Preguntada por ello, la federación española ha manifestado que “no tiene nada que aclarar”, al tiempo que subraya que “tanto ella como cualquiera de las personas que la forman (…) cumplen en todo momento con todas las leyes, estatutos, reglamentos y códigos aplicables en materia de lucha contra la corrupción”.

Un día después, Thomas se puso en contacto con la federación de fútbol catarí para solicitar la transferencia del primer plazo en virtud del acuerdo firmado con ESM Group. En las facturas remitidas por la sociedad de las Seychelles a Qatar, figura un pago de 175.000 dólares a ESM y otro de 225.000 dólares a Tenfield/AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol). En total, 400.000 dólares. La federación uruguaya ha reconocido a El Confidencial que “la organización y eventuales beneficios económicos del partido amistoso internacional al que hacen referencia se encontraban plenamente cedidos a un tercero que ostentaba los derechos televisivos de nuestro representativo nacional”.

Cinco días más tarde, el 27 de enero, ESM Group firmó un acuerdo para la comisión de la agente suiza de FIFA Doris Keller por la búsqueda de “potenciales promotores, agencias y/o federaciones” para un amistoso internacional en febrero de 2013 por parte de Uruguay. Ambas partes acuerdan una comisión de 95.000 dólares —finalmente serían más de 108.000 dólares, al incluir los gastos del viaje a Qatar—. La RFEF aparece mencionada tal cual en una de las cláusulas del contrato.
“En caso de cancelación del partido por causas de fuerza mayor, las partes ESM Group, QFA [Asociación de Fútbol de Qatar, por sus siglas en inglés], RFEF [Real Federación Española de Fútbol], AUF [Asociación Uruguaya de Fútbol] y su agente DK [Doris Keller] entrarán en negociaciones para reagendar el partido. Si no se alcanza un acuerdo, todas las cantidades pagadas por QFA, RFEF y AUF a ESM Group mediante este acuerdo serán reintegradas completamente por ESM Group y así también todos los pagos realizados por ESM Group a DK [Doris Keller]”, se puede leer en la segunda página del contrato. Preguntada en concreto por esta cláusula, la federación española ha señalado que “no tiene nada que aclarar” al respecto.

Finalmente, el amistoso se celebró el 6 de febrero en el Khalifa Stadium de Doha, con un resultado final de 3-1 favorable a España. El partido supuso el estreno internacional de Isco, Azpilicueta y Mario Suárez. Dos semanas más tarde, ESM Group recibió el primer pago procedente de la empresa argentina de los Jinkis. Y un mes más tarde, un bonus especial no esperado.

El doble juego empresarial y la traición
Los documentos internos de Appleby ponen de manifiesto que ESM Group era la tapadera de los negocios ocultos de la amiga de Thomas R., el cirujano-testaferro. ¿Pero quién es esta amiga? La respuesta se halla en un correo electrónico de julio de 2015, donde aparece mencionado un nuevo personaje de la trama en relación con la sociedad ‘offshore’ de las Seychelles: Tina S.

Tina trabajó para Kentaro, una agencia de ‘marketing’ deportivo involucrada en una investigación suiza sobre los pagos y comisiones que movió el amistoso internacional entre Argentina y Brasil celebrado el 17 de noviembre de 2010 también en Qatar, según publicó ‘The Guardian’. Las redes sociales revelan la conexión entre Thomas y Tina: ambos son amigos en Facebook, y también Doris Keller.

Fuentes consultadas por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ confirman que Tina traicionó a Kentaro para abrir su propia agencia de ‘marketing’ deportivo pese a tener una cláusula de no competencia. Y lo hizo en las Seychelles a través de ESM Group y su amigo Thomas. Tina aprovechó la sociedad ‘offshore’ de las Seychelles para continuar sus negocios con Qatar, antiguo cliente de Kentaro. Mientras Thomas R. ha enfatizado a los medios alemanes NDR, WDR y Süddeutsche Zeitung que nada en relación con ESM Group era ilegal, Tina S. no ha querido realizar comentarios.

 

fuente: El Confidencial
* Iván Ruiz, de ‘La Nación de Argentina’, ha participado en esta investigación.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario