Search
jueves 13 diciembre 2018
  • :
  • :

Diario Uruguay fue el comensal crítico del Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Danilo Astori, en el clásico almuerzo de ADM

Diario Uruguay fue el comensal crítico del Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Danilo Astori, en el clásico almuerzo de ADM

ESTE SUR con NIVIA GAZZANEO para Diario Uruguay.

El complejo Punta Cala (Canelones) fue el anfitrión para que en un almuerzo de ADM el Ministro de Economía y Finanzas, Cdr. Danilo Astori, el cual expusiera ante la atenta mirada de autoridades nacionales y empresarios sobre los tiempos difíciles que se viven y nuestro lugar en el mundo.

“Por eso hoy más que nunca es preciso resistir al avance de ese proceso de desgaste y de frustración. Y hay para ello un solo camino a recorrer. Que es el de asumir nuestro papel de sujetos de la historia. Y hacer política de calidad…”

En su presentación el ministro Danilo Astori comenzó diciendo que se han venido apreciando “características recientes en la sociedad uruguaya, características que no conocíamos hace algún tiempo, que representan estados de ánimo, humores diferentes a los tradicionales, pero que tienen una consecuencia, para quienes trabajamos en política, que es muy importante y que no podemos dejar de ver”. Aseguro también: “Y es un daño absolutamente perceptible a la confianza y a la credibilidad. Y esto, para quienes actuamos en política, es muy importante, porque el daño a la política es el daño a la posibilidad de ejercer esa convicción humana de actuar sobre una realidad para modificarla”.

“En un país como Uruguay, abierto, pero con un gran potencial, hablar de afirmar nuestra identidad es buscar nuestro lugar en el mundo. Y ese sería el título con el que encabezaría esta charla”, sostuvo el Cdor. Danilo Astori a DIARIO URUGUAY.

“Propongo – dijo- ordenar estas reflexiones en esto que llamamos tiempos difíciles, en la defensa irrenunciable de la política, empezando por la responsabilidad de quienes trabajamos en ella, y por supuesto la construcción de nuestra identidad como camino para apoyar, impulsar, esa actitud de defensa”, siguió.

“En un país como Uruguay, abierto, pero con un gran potencial, hablar de afirmar nuestra identidad es buscar nuestro lugar en el mundo. Y ese sería el título con el que encabezaría esta charla”, indicó.

“Cuando hablamos de tiempos difíciles y complejos encontramos crispación social, enojos, desencantos, y también porqué no decirlo, para intentar ser equilibrados una gran dificultad para reconocer los cambios positivos que Uruguay ha logrado realizar en los últimos años. Y digo Uruguay ha logrado realizar, porque los cambios los ha hecho la sociedad uruguaya. No es cierto que lo que resuelve un gobierno se verifica en la práctica, tal cual ha sido decidido. Los resultados son el producto de miles y miles de decisiones que toman todos los días los habitantes de este país y con respecto a las cuales es necesario buscar conductas coherentes a la luz del rumbo de una orientación.”

“Nadie cambia lo que ignora”

“A lo anterior es preciso agregar para destacarlo en particular los cuestionamientos éticos, referidos a hechos y conductas de cuestionamiento público cuyo eco se ha potenciado en un ambiente mundial y regional en el que han proliferado las denuncias, las investigaciones y la trascendencia acera de casos de corrupción muy asociados en algunas circunstancias al propio funcionamiento institucional de la sociedad.”

Reflexionando sobre un posible avance el Secretario de Estado dijo: “Este ambiente, le ha hecho y le sigue haciendo un gran daño a la política y a quienes hacemos política. Un daño peligroso a ese bien intangible que se llama confianza y que tiene que ver también con la credulidad”.

“Estoy hablando de política en el sentido más elevado del concepto, la actividad humana tendiente a influir sobre la sociedad con una orientación y una profundidad previamente elegidas, contenidos a su vez en propuestas que pretenden estimular conductas de los ciudadanos que resulten coherentes con el rumbo elegido.”

“Aceptar impasibles la erosión de esta actividad es renunciar a la posibilidad de avanzar en nuestra peripecia como sociedad. Es bajar los brazos y sufrir una derrota crucial. Es renunciar al mañana. Es renunciar al futuro”, subrayó.

“Por eso hoy más que nunca es preciso resistir al avance de ese proceso de desgaste y de frustración. Y hay para ello un solo camino a recorrer. Que es el de asumir nuestro papel de sujetos de la historia. Y hacer política de calidad, no solo de partir de irrenunciables compromisos con la ética, la transparencia, la responsabilidad y la rendición de cuentas sino también por definir claramente el rumbo estratégico. No hacia un país ideal, porque los países ideales no existen. Están siempre en construcción. Ese rumbo pondrá en juego valores económicos y humanos, aspectos materiales y espirituales. Esto es: los de nuestros fueros internos, riqueza y dignidad en la vida de todos nuestros compatriotas”.


“Ni siquiera con una reforma vamos a lograr abatir el déficit de la caja militar”.

Al hacer referencia a un nuevo enfoque para competir en el mundo Astori afirmo que “El mundo supera un enfoque tradicional y estático que define que competir es vender a precios más bajos que los competidores, por lo que se procura menores salarios, tipo de cambio real alto, baja carga tributaria, buena dotación de recursos naturales y adecuada infraestructura”, señaló.

El nuevo enfoque “apuesta a la creación de ventajas competitivas a partir de políticas públicas que asignan prioridad a la inversión en investigación y en desarrollo, para estimular la creación de conocimiento, la innovación, la eficiencia y la productividad”, definió.

En la actualidad, “no predominan en el mundo meras negociaciones sobre bienes y servicios, sino que la referencia fundamental es un nexo virtuoso entre el comercio de bienes, servicios e ideas con inversiones asociadas”.

En otro orden, Astori recalcó:“Hay que mirar toda la realidad y no la que más conviene, hay que ser consciente sobre todos nuestros problemas, porque puede ser una realidad insalvable”, subrayó. “Nadie cambia lo que ignora”, sentenció.

“Gobernar es arriesgar, algunos creen que el principal riesgo es equivocarse, pero es dejarse llevar por la corriente sin rumbo, es paralizarnos y dedicarnos a explicar las dificultades”, sostuvo. “Estoy seguro de que como sociedad sabremos evitar esa actitud y dar el salto que podemos y debemos dar, empujados por la confianza”, concluyó el secretario de Estado.

“Hay que mirar toda la realidad y no la que más conviene, hay que ser consciente sobre todos nuestros problemas, porque puede ser una realidad insalvable”


Terminado el almuerzo DIARIO URUGUAY consulto a Astori sobre la posible reforma de la Caja Militar a lo que respondió que “Ni siquiera con una reforma vamos a lograr abatir el déficit de la caja militar”.

Como es sabido y fracasada en el Parlamento la creación de un impuesto específico sobre las altas pasividades militares, el gobierno optó por desechar la vía tributaria en su intento de paliar el abultado déficit del Servicio de Retribuciones y Pensiones de las Fuerzas Armadas.

En el Ejecutivo no existe un “plan B” para obtener los US$ 55 millones que se preveían de recaudación por la iniciativa, abortada por el voto negativo de Darío Pérez, y que habría alcanzado para asumir apenas el 10% de lo que el Estado debe erogar para sostener al sistema.

Así se lo comentó a Ecos el ministro de Economía, Danilo Astori, que dijo que ahora se debe hacer todo lo posible para aprobar, lo más rápido que se pueda, el proyecto de reforma de la “Caja Militar” a estudio del Senado.

El impuesto a las altas pasividades castrenses formaba parte del Plan de Consolidación Fiscal que el Ejecutivo diseñó en 2016 con el objetivo de reducir el rojo en las cuentas públicas y llevarlo a 2,5% del PBI al final de este período.

Pese a los contratiempos y a que el déficit fiscal cerró en abril en 3,4 puntos del producto, Astori mantiene la pauta oficial.

La reforma del sistema de pasividades militares es ahora la única vía que mantiene el gobierno para bajar las erogaciones en el sistema. Pero, a juzgar por lo dicho por el ministro de Economía, la solución parece imposible.

“Ni siquiera con una reforma vamos a lograr abatir el déficit de la Caja Militar”, aseguró Astori. “Hace varios años, el país procedió a reformar la Caja Policial, pero los uruguayos seguimos aportando todos los años cerca de US$ 300 millones”, dijo.

De todas formas sostuvo a DIARIO URUGUAY que la reducción que se logre será de por sí muy importante para el país.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario

error: Este contenido esta protegido!!