Search
jueves 21 junio 2018
  • :
  • :

El uruguayo Adrián Paz, es el primer futbolista uruguayo que jugó en la MLS (Major League Soccer)

El uruguayo Adrián Paz, es el primer futbolista uruguayo que jugó en la MLS (Major League Soccer)

URUGUAYOS CAMPEONES EN EEUU.

Adrián Paz se convirtió en 1996 en el primer uruguayo que jugó en la Major League Soccer, y así como muchos otros latinos se atrevió a arribar a una liga recién comenzada donde reinaba la incertidumbre.

La MLS es actualmente una vitrina para muchos extranjeros jóvenes que desean darle proyección a su carrera. Contrario a lo que se pensaba, hoy por hoy ya no es una liga para el ocaso de los jugadores y ello se debe al crecimiento que ha tenido su fútbol con el paso de los años.

En lo que a la comunidad uruguaya se refiere, el primer jugador que abrió la brecha, el primero en llegar a la máxima división del fútbol estadounidense fue Adrián Paz, cuando en 1996 fichó con el Columbus Crew.

Aquel año fue especial, pues en su primera temporada con el conjunto de la Conferencia Este marcó seis goles y tuvo 10 asistencias.

En 1997 siguiente decidió cambiar de rumbo y llegó al Colorado Rapids, franquicia con la que estuvo en dos temporadas y dejó un récord personal de 24 asistencias y 6 goles.

En total, Adrián Paz marcó un total de 12 goles y 34 asistencias en tres temporadas jugando en Estados Unidos, convirtiéndose en un elemento de la primera generación latina en la MLS.

En la presente temporada de la MLS los extranjeros han disminuido, pero hay nueve uruguayos que se encuentran jugando en Estados Unidos.

Dejando huella en otras ligas
Por si esto no fuera suficiente, Paz también se convirtió en el primer uruguayo que jugó en la Premier League. El volante lo hizo en la temporada 1994-95 cuando fichó por el Ipswich Town.

En 18 partidos disputados solo pudo marcar un gol. Su paso no fue el mejor y únicamente permaneció una temporada con esta institución.

Fuente: us.as.com

Adrián Paz
Un talento desperdiciado en Sudamérica. De condiciones interesantes, sobre todo su velocidad, enseguida se le aventuró un futuro plagado de éxitos. Debutó en Bella Vista de Uruguay, su país, en la temporada 1986-87. Allí sorprendió con sus escapadas típicas de puntero que asiste y que llega al gol. Vélez Sarsfield se interesó en él y lo contrató en 1988. Estuvo un año en Liniers, dónde completó 28 partidos y marcó 3 tantos. En 1989 regresó a Bella Vista y jugó en buen nivel. Por eso lo contrató Peñarol en 1991.

Con los carboneros vivió una situación bastante particular, ya que pese a su aceptable rendimiento fue muy criticado por los simpatizantes. Encima, agregó un dato fundamental a su curriculum. En una semifinal de Supercopa, ante Olimpia de Paraguay, agredió al árbitro chileno Hernan Silva y la Confederación Sudamericana lo suspendió por un año. Volvió en 1992, pero con los colores de Estudiantes de La Plata. Le había quedado como materia pendiente triunfar en la Argentina. Jugó 45 encuentros y marcó 5 goles. No cumplió con lo esperado y voló hacia otras tierras. Anduvo por el Puddong de China (1995), el Ipswich Towg de Inglaterra (1996), Columbus y Colorado Rapid de Estados Unidos (1996 a 1998). En 2000 regresó a su amado Bella Vista.
Jugó en la selección charrúa (marcó el gol de lavictoria en un amistoso con Brasil, en 1992) e incluso disputó la Copa América de 1993.

Adrián, en paz con su leyenda
Ex astro uruguayo instruye a jóvenes locales
May 7, 2010|Por Leo Vega
Uruguayo de nacimiento, de dilatada trayectoria por el mundo del fútbol, desde Bella Vista y Peñarol de Uruguay hasta el Ipswich Town de la Premier League de Inglaterra, Adrián Paz Charquero tiene su propio Club de Fútbol infantil, el Palm Beach Premier F.C.

Y como si eso fuera poco, está abriendo un nuevo Centro de Alto Rendimiento en la materia en Stuart, al norte del condado de Palm Beach.

Una excelente noticia para quienes, como yo, defendemos la idea de que los niños deben aprender a jugar fútbol de la mano de entrenadores que alguna vivieron este deporte desde adentro.

Sin duda alguna pocos sabrán como Paz lo que es luchar para llegar a estar entre los mejores.

Nacido y criado en Hipódromo de Maroñas, un barrio humilde de Montevideo donde, la única oportunidad de abandonar la pobreza es convertirse en un jugador profesional, Adrián asistió por años a las pruebas de verano que realiza el club de fútbol con mayor historia de su país, el Club Atlético Peñarol.

Llegó como hacen miles de chicos cada año: con un pequeña bolsa en la que guardaba sólo un par de zapatos de fútbol en muy mal estado y un millón de ilusiones intactas. El destino, más caprichoso que una mujer hermosa, quiso que fuera rechazado varias veces y debiera comenzar su carrera en el Bella Vista, desde donde Peñarol tuvo que repatriarlo.

“Quiero darle a los chicos un entrenamiento más profundo sobre fútbol y enseñarles todo lo que aprendí como jugador, y transmitirles mis vivencias”, dijo Paz cuando le preguntamos porqué estaba abriendo su propia escuela.

El ex imparable delantero de Colorado Rapids y Columbus Crew de la MLS informó que el objetivo será “formar jugadores a un nivel más cercano al de nuestros países, con los tres fundamentos básicos de este deporte: físico, mental y técnico, donde se puedan desarrollar para un futuro”.

Pero también Paz, de 40 años, pretender ofrecerles la oportunidad de conocer técnicos capacitados a nivel profesional e internacional.

Por eso, hace un par de semanas trajo al entrenador uruguayo César Vega para armar un nuevo campamento a partir del 14 de junio y que tendrá un mes duración. Vega trabajó con el mexicano Jesús Ramírez, actual entrenador del América, en la preparación del equipo Campeón del Mundo sub 17.

“Todos los momentos fueron importantes, tanto los buenos como los malos ya que de cada uno tuve un aprendizaje”, respondió Paz abriendo sus ojos grandes con cara de niño asombrado cuando le preguntamos cuáles de las grandes experiencias deportivas podía transmitirle a sus pupilos.

Dijo que lo más le marcó “fue jugar en Peñarol, Vélez Sarfield, Estudiantes de la Plata, y el día de mi debut en la premier league en Old Tradford frente al Manchester United”.

Pero, sin duda alguna, para el uruguayo lo más grande fue haber logrado llegar a la Selección Nacional y hacer goles importantes como contra Brasil, eso sin dejar de mencionar su actividad en Peñarol.

“Logramos triunfos como el clásico del ocho contra 11 que quedará por siempre en la historia y como tal será inolvidable”, dijo.

Mucho puede enseñar este trotamundos del fútbol, que cuando habla de sus éxitos mira con humildad hacia el piso, como buscando aquellas piedritas que pateaba de niño; imaginando en cada una de ellas un gol en el estadio Centenario, mientras caminaba a jugar en el potrero con los botijas de su barrio de Maroñas, semillero inagotable de jugadores que alcanzaron la gloria mundial.

Hoy los niños del sur de la Florida tienen una oportunidad única de aprender de primera mano cómo se llega a ser importante dentro del fútbol grande, y ustedes de conocer la historia de un hombre que por su gran capacidad e incansable esfuerzo un día de la nada pasó a ser leyenda.

Para más informes sobre el Palm Beach Premier F.C. visite http://www.pbpremier.net.



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario