Search
viernes 20 octubre 2017
  • :
  • :

Beethoven (Javier), se fue en un silencio que nos acusa

Beethoven (Javier), se fue en un silencio que nos acusa

FUTBOL CHACARERO DE ROCHA. Opinión de Jorge Méndez, desde Rocha para Diario Uruguay.

En las últimas horas falleció Beethoven Javier, actual técnico del Palermo F.C, equipo hoy bicampeón de nuestro fútbol.
Llegó tal cual era su característica, sin mucho ruido, sin alharacas, pese a su riquísimo historial como futbolista y entrenador. Un hombre que entró en la historia grande cuando en 1976 , logró con aquel Defensor del 76, por primera vez privar a un grande del titulo de Campeón Uruguayo.

Además de ese título, este olimareño ya había jugado en Nacional y en la selección uruguaya. Es uno de los integrantes de ese Defensor que dio la vuelta Olímpica al revés, porque realmente estaban dando vuelta la historia de nuestro fútbol.

Como entrenador también, es amplio el número de equipos de primera y segunda división que dirigió destacándose fundamentalmente como especialista en salvar descensos dado que – opinión personal- la gran oportunidad, pese al respeto que generaba en todos los que lo conocimos, esa oportunidad le fue negada quizás, por ese bajo perfil que mencionamos. Tal vez porque le faltaron “padrinos” o quizás porque era… “EL NEGRO JAVIER, EL DE TREINTA Y TRES”

Extraña forma la de proceder que tenemos los uruguayos!… porque si alguien respiraba fútbol por todos lados era este hombre que llegó como dije: con todos sus logros a cuestas, con 68 años a dirigir a Palermo donde, en dos años sólo supo ganar torneos perdiendo creo en la primer temporada un solo partido y obteniendo invicto los tres certámenes del año en la temporada pasada.

Cuando llegó, quienes ya lo conocíamos como un grande de nuestro fútbol, nos alegramos, porque pensamos que tenia mucho para darnos considerándolo número puesto en nuestra selección e incluso para realizar otras tareas dentro del fútbol. Por ejemplo, a través de charlas con niños a los que amaba.

SIN EMBARGO, PESE A TOMAR A PALERMO ULTIMO Y SACARLO CAMPEÓN DE TODO LO QUE DIRIGIÓ DURANTE DOS AÑOS, SE LE IGNORO TOTALMENTE.

ESE OFRECIMIENTO AUNQUE FUERA PARA BRINDAR UNA CHARLA NUNCA LE LLEGÓ…
COMO DIJE: ¡VINO EN SILENCIO. EN SILENCIO, TRABAJO Y AHORA EN SILENCIO SE FUE PARA NO VOLVER!.

DIGO HOY:¡ESE SILENCIO NOS ACUSA!
NO SUPIMOS VER NI RECONOCER LOS MÉRITOS QUE LE SOBRABAN PARA TOMAR DE ÉL LA EXPERIENCIA DE CONDUCCIÓN QUE HOY NOS FALTA. ESA EXPERIENCIA SE LOGRA VIVIENDO FÚTBOL NO SE JUEGA UNA “TÓMBOLA” PARA VER SI CON ESTE AMIGO LE ACERTAMOS…

¡BEETHOVEN, DESEÓ VIVIR SU VIDA HASTA EL ÚLTIMO DE SUS DÍAS DENTRO DEL FÚTBOL!.
LO LOGRÓ PLENAMENTE. ME LO DIJO ALGUNA VEZ, “MIS HIJOS ME DICEN… PAPÁ QUÉ HACES EN ROCHA?… LES CONTESTO…”DIRIJO FÚTBOL. ESO PARA MI ES VIVIR Y LO HARÉ MIENTRAS PUEDA”.

¡NO SE LE RECONOCIÓ COMO SIEMPRE EN SU VIDA PERO NOS DEJO UNA SEMILLA PLANTADA QUE OJALA GERMINE!.

¡Habría tantas cosas para escribir sobre él!.
Pero les contaré sólo una porque quien hoy nos deja no era sólo un hombre que mucho sabía de fútbol. No. El principal de los halagos creo que puedo hacerle, no solo es reconocer su exquisita cultura donde la música era otra de sus pasiones y donde también se destacaba, estaba su amor por la sociedad que integraba y dentro de ella fundamentalmente los niños.

En Lascano, donde últimamente se había radicado, como hobby, juntaba “pibes” de la calle para enseñarles en forma por supuesto, honoraria a jugar al fútbol. Un día, en un alto de esas prácticas les preguntó? Cuántos de ustedes conocen la playa?… Se sorprendió al ver la cantidad de chicos que no conocían el mar.

Como venía a dirigir a Palermo, él se radicaba allí, en una casa que le prestaba el club, creo que es propiedad de su amigo Fabián Lema, dirigente palermitano. Recurrió a él, le pidió ayuda para traer a esos “gurises” a conocer el mar, con la ayuda de Fabián. Lo logró.

¡Ese era el verdadero Beethoven Javier! Me parece ver la sonrisa pintada en su rostro cuando me contó sobre la maravillosa tarde que vivieron esos “pibes”, que gracias a él conocieron el mar.

ESE FUE EL GRAN CAMPEÓN QUE LLEGÓ EN SILENCIO. GANÓ TODO LO QUE JUGÓ Y HOY CON 70 PIRULOS EN SILENCIO, TAMBIÉN, SE VA MÁS CAMPEÓN QUE NUNCA. ADEMÁS DE SERLO EN FÚTBOL, DE ÉL ME QUEDA LA IMAGEN DE UN CAMPEÓN DE LA VIDA. POR ESO DIGO: ¡SU SILENCIO NOS ACUSA!



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario