Search
miércoles 25 abril 2018
  • :
  • :

“El deporte en Paysandú, en el caso del fútbol, tuvo una decadencia tremenda de 25 años a esta parte”

“El deporte en Paysandú, en el caso del fútbol, tuvo una decadencia tremenda de 25 años a esta parte”

CHACAREROS DE PAYSANDÚ.

“¿Cuánto pagó el Estado por préstamos que no se cobrarán nunca? Y por seguros de desempleo a empresas como Funsa, Envidrio, Metzen y Sena, Paylana y muchas más. ¿Y quÉ responsabilidades asumen los políticos que lo hicieron? Es una vergüenza y lo pagamos nosotros”

“…para lograr una comunidad fuerte, cada uno debe brindar un poquito de esfuerzo, sin egoísmos, para que juntos logremos recuperar aquel espíritu de Paysandú, que hizo que este solar fuera un ejemplo para el país y hoy ya no lo es”

 

Hoy quedan pocas curtiembres en el país, y cada vez hay menos industrias tradicionales.

Hace 15 o 20 años había 90 y hoy solo hay 6 o 7. No hay rentabilidad. No hay desarrollo ni mejores salarios.

-¿Cómo fue la iniciativa del Shopping que cumplió 25 años?

-Yo había comprado una propiedad por 18 de julio, y tenía previsto hacer una galería con el dr. Volonterio (Carlos) y Mindel (Manolo). Volonterio ya había demolido y a mí se me ocurrió revivir Famosa que estaba abandonada. Luego de varios intentos conseguí ese predio. Yo quería hacer algo importante y salió esa patriada, me dieron facilidades y en dos años se hizo el shopping. Tuvimos que negociar con el Ing. Pargman (familia de Paysandú) de tienda La Gloria que estaba en San Pablo y era el jefe para Sudámerica de la multinacional Nabisco, una de las más grandes del mundo. Hablé y vino a Uruguay y nos dio facilidades. Yo tuve que vender lo poco que tenía para comprarla. Y Paysandú empezó a cambiar, pusimos marquesinas nuevas, las vidrieras y nos imitaron. Paysandú se destacó del resto de las ciudades del interior. Todos querían blindex, cristales, luces, cristales y así fuimos creciendo.

-¿Ud. siempre vivió acá?

-Siempre viví en Paysandú, aunque viajo permanentemente.

-¿Cuántos locales hay en Montevideo?

-Entre propios hay 9 o 10 y luego están las casas Adidas que son 8, allí tenemos socios mayoritarios. Hay casas que están en todos los shopping de Montevideo.

-¿También las recorre?

-No me da el tiempo para recorrer todas, en eso están mis hijos. Yo he dejado de viajar, iba a las exposiciones internacionales, dos meses al año estaba en el exterior, en EE.UU., en Alemania, Italia, China, Brasil y estaba cansado de viajar.

-¿Cómo se vincula con los medios de comunicación?

-Yo estaba muy vinculado con Stephanian (Kegam), el dueño original y fundador de TV Río Canal 3 y el que hizo el trasmisor que se usó hasta hace pocos años. Ellos tenían el canal y el cable, él se retiró y los socios que tenía se quedaron con el canal y no lo atendían. Compré la parte crítica del paquete, el canal. En el canal hay que vender publicidad, yo tenía la idea que podíamos potenciar nuestras actividades, nuestras empresas. En aquel momento teníamos 35 funcionarios. La publicidad grande es la del Estado que no llega al interior, no nos dan nada, subsistimos todos los canales del interior en grave crisis. Son a pérdida, y hay que renovar y cambiar equipamiento, transmisores, cámaras. Otros no cierran porque tienen el cable y con el cable sobrevive el canal.

-¿Éxito FM también es suya?

-Sí, en sociedad con el arquitecto Belvisi. Las radios están bien porque son radios que tienen muy buena audiencia, programas que atraen, unas a un sector más juvenil y en la otra, la 35 con perfil más periodístico, político, información. La gente quiere escuchar los medios de Paysandú, los sucesos e información local. La ley de medios para mí es un disparate, tiene demasiadas exigencias y limitaciones.

-¿Qué piensa de los empresarios?

-Mire, yo pienso que el empresario en alguna medida es tan o más necesario que el trabajador. El empresario es el que brinda las posibilidades y los espacios laborales, sin empresas no hay trabajo. Fíjese el nivel empresarial que hay en las cooperativas, en todas, dígame una empresa que funcione como cooperativa y ande bien.

Copay…

Perfecto, pero es más que una cooperativa, es una empresa y muy ordenada, lo manejan algunos que son dueños participantes, y se manejan como una empresa. Y otros son funcionarios y tendrán quizás una pequeña participación. Y el resto de las empresas que hemos bancado seguro de paro, mire el Fondes lo que ha hecho, como no le van a dar plata si no les cuesta. ¿Quién devuelve? Nadie. ¿Cuánto pagó el Estado por préstamos que no se cobrarán nunca? Y por seguros de desempleo a empresas como Funsa, Envidrio, Metzen y Sena, Paylana y muchas más. ¿Y qué responsabilidades asumen los políticos que lo hicieron? Es una vergüenza y lo pagamos nosotros.

-¿Cuántas propuestas, pedidos recibe?

-Muchas y trato de apoyar a las que creo más necesitan. La gente dice que Mario Macri es una persona rica, me siento rico porque estoy lleno de trabajo, de proyectos, de perspectivas y de esperanza. Lo que tengo está a la vista, en propiedades, en zapatos, en cueros, en capital de trabajo. Yo no tengo dinero. Si trabaja vale, si no, no. Las máquinas si no generan no valen nada, y los locales si no tienen gente adentro que los haga caminar no valen nada. Esos son problemas. El hombre feliz no tenía camisa. Yo, hay momentos que quisiera cobrar un sueldo y cumplir un horario e irme a mi casa. A descansar, a tomar mate, a llevar a mi hijo a jugar al fútbol y hoy menos que menos se puede. Hay más problemas para subsistir, lo difícil no es llegar, sino mantenerse.

Las carpetas de solicitudes de colaboración se las podría mostrar. A las escuelas, al hogar de ancianos, al hospital, a los centros de recuperación, siempre les hemos dado apoyo. A Macri todos les vienen a pedir. Y nunca se van con las manos vacías, para los del bingo, para las kermeses, o beneficios.

-¿Cuánta gente trabaja en sus empresas?

-Llegamos a tener 1.300. Hoy son menos de 800.

-¿Tienen inversiones en el exterior?

-Ya no. En Brasil teníamos la fábrica de calzados. Tuvimos que cerrarla.

-El Paysandú BBC fue un gran fenómeno que ustedes apoyaron, faltan proyectos de ese tipo.

-El deporte en Paysandú en el caso del fútbol tuvo una decadencia tremenda de 25 años a esta parte. Los dirigentes son de paso, el futuro de una institución no depende de la gestión excelente de un directivo que puede estar 5 años. Nosotros asumimos en una época con Omar Nicolini, Peter Zador, Pepe Manzor, Logiuratto el manejo del Centro Comercial. Tenía menos de 70 socios. En aquel entonces hicimos el salón de actos, manejamos la confederación empresarial uruguaya, hicimos el centro de informes comerciales para que el mal pagador no siguiera comprando y embromando a otros y luego estuve otros 10 años para seguir acompañando. Hay buena gente pero falta apoyo, somos todos egoístas. Entregamos el Centro Comercial con más de 500 socios.

Nosotros al fúbol de Paysandú, al basket, apoyamos con miles de dólares y no recibimos nada. En la medida que podamos damos. Hemos hecho fiestas en el cine apoyando el baby fútbol, se llenaban las salas. Es bueno que los chicos se entretengan en algo sano, en el deporte.

-¿Cómo lo ve a Paysandú?

-Lamentablemente, en decadencia. Si teníamos alguna perspectiva de que esto cambiara, ya no. Fíjese con las termas, que fueron las primeras. Fijese lo que pasa en Salto. Yo salgo poco acá. Pero es lamentable. No es una crítica a este gobierno. Yo digo que cuando queremos hacer las cosas bien, debemos poner a personas capaces y que las cosas se hagan. Le voy a decir algo que no he dicho a la prensa. La radio 35 tiene detrás del Cairo Cosio (cancha de Wanderers), una manzana donde tenía su torre, con su planta de emisión. Toda una manzana tiene. Nos pidieron que sacáramos esa torre porque era peligrosa. Compramos una propiedad en la zona de la Caminera e instalamos la torre y el centro de emisión allá. Nos quedó el predio disponible, podíamos haber loteado, podíamos haber vendido la propiedad. Fui personalmente con el escribano Carlos Bertacchi a ofrecer al intendente en donación esa manzana para que hicieran una plaza, un centro de deportes. Que lo vamos a estudiar, lo voy a analizar. Nunca me contestaron. Le ofrecí lo mismo al actual intendente, me respondieron que no hace falta porque está el parque Municipal cerca. ¿Cuánto será la inversión? 150 mil o 200 mil pesos. En ese interin se habían metido 6 o 7 ocupantes. Hicimos todas las gestiones, les dimos el desalojo, se convocó a la fuerza pública y a los dos o tres meses se empezaron a ir. Se fueron unos y vinieron otros. Y así está hoy, es una zona crítica. Sería muy bueno un espacio así.

-Volvemos al tema de Paysandú…

-Yo he tratado de poner y lo digo todas las veces que puedo, la semilla del fruto de nuestro trabajo, en este solar, donde nací, donde me desarrollé, donde creció mi familia, donde vivió mi familia antes que yo para generar nuevas cosas, aunque sea para generar contagio. Como si usted pinta el frente de su casa su vecino va a querer hacerlo también. Hicimos cosas y hemos puesto el fruto de nuestro trabajo acá, en Paysandú. Muchas veces nos fue bien, otras tantas mal. La semilla hay que ponerla, hay que regarla y hasta ahora hemos seguido así. La tierra es muy generosa, siempre devuelve con creces el esfuerzo que uno pone, hasta las piedras son útiles. Pero la gente es poca la que piensa así. Hay mucha gente buena, son los silenciosos, pero no se meten. ¿Quiénes se meten en política hoy? Usted me preguntaba si me ofrecieron trabajar en política. Y siempre puse como condición una cosa, una ley menos de las que hay, que es la inamovilidad de los funcionarios públicos. Yo a los buenos los quiero conmigo y a los ineptos no. Porque una manzana podrida pudre el cajón.

A mí que me juzguen de la forma que les parezca a cada uno pero que no me juzguen por lo que digo, sino por lo que hago o lo que he hecho, las buenas, las regulares y las malas. Ahí si me juzgaran con un criterio acertado. Yo soy duro, exigente, pero ¿con quiénes? A los buenos los dejo actuar, les retribuyo y les agradezco por el apoyo y por mojar la camiseta. Y esos crecen.

-¿Quién es Mario Macri?

-Un sanducero, uno más del departamento, que lleva la camiseta puesta todos los días con la fuerza que me queda. Tengo 71 años, 55 años de trabajo, más que cumplido los tiempos para haberme jubilado. Me parece que no es digno si estoy en condiciones de seguir trabajando.

-¿Qué empresarios recuerda de Paysandú?

-Ha habido muchos, cada uno con su idiosincrasia. Don Conrado Olaso Marín, Juan Carlos Henderson, “Bocha” Fraschini, los hijos de “Bocha”, Homero Nolla ya fallecido, el hijo “Pimpo”, los hijos de “Pimpo”, los Tortorella, Mattiauda, Nicolini, Baccaro, Fremd y muchos más.

Al trabajador silencioso hay que agradecerle, al que todos los días usted ve y están en las comisiones de fomento, cubriendo las necesidades que el Estado debería cubrir y no cubre, de las instituciones de beneficencia. Por la gente que apoya. Yo pienso que la peor condición de una persona es la mediocridad, basta leer el libro de José Ingenieros, “El hombre mediocre”, esa es la peor posición con la que pueden catalogar a una persona. Usted puede ser mejor o peor pero no mediocre, porque capacidad para algo todos tenemos, hay que brindarse si la comunidad nos da todo. Somos una cadena, pero ¿cuál es la fortaleza de esa cadena? Es la fuerza del más débil de sus eslabones. De qué sirve la fortaleza de 100 eslabones si hay uno en el medio que no acompaña. Resumiendo, para lograr una comunidad fuerte, cada uno debe brindar un poquito de esfuerzo, sin egoísmos, para que juntos logremos recuperar aquel espíritu de Paysandú, que hizo que este solar fuera un ejemplo para el país y hoy ya no lo es.

Fuente: Mario Macri desde 20Once

Fotos: 20Once



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario