Search
Domingo 30 Abril 2017
  • :
  • :

Palabra de un Agente de FIFA:”Hay que unificar. La OFI es un invento maquiavélico para recaudar y para que 20 tipos vivan con buenos sueldos en Montevideo”

Palabra de un Agente de FIFA:”Hay que unificar. La OFI es un invento maquiavélico para recaudar y para que 20 tipos vivan con buenos sueldos en Montevideo”

ARCHIVOCES

“La OFI, es una institución rica con clubes sumamente pobres. Es una vergüenza”

Agente FIFA Dr. Marcelo González: “Acá hay una riqueza de jugadores que es increíble”

Marcelo González Pita es agente FIFA desde 2008, vulgarmente conocidos como contratista de futbolistas. Es el único en el interior del país. Registrados en Uruguay hay algo más de 30. Para ser agente FIFA “hay que dar examen sobre reglamentación, es exigente. Hay que conocer la reglamentación nacional, es el examen más difícil que di en mi vida, y además pagar 5 mil dólares más un seguro por mala praxis, que lo contrata AyG, una aseguradora, es la única que lo hace, es un seguro de responsabilidad”.

-¿Cuál es la función del agente?

La función del agente es estrictamente la de representar jugadores, es un empleado del jugador, el que retribuye al agente es el jugador. El salario del agente es del 10% de lo que el jugador percibe, eso es formalmente. En la práctica los agentes son dueños de los jugadores, porque son más potentes que los clubes, lo que hacen los agentes a través de la representación es tener la exclusividad del jugador, y así evitar que se les vaya. Es quien firma el contrato con el club, quien arregla todos los detalles es el agente, que cobra y luego le da la plata al jugador. Los jugadores en general no saben la realidad del contrato que firman, en la mayoría de los casos.

-Uno ha escuchado casos en los que se transfiere a un jugador en tanto dinero y el jugador no percibe nada, que recién cobra cuando hace el contrato con el club.

Reglamentariamente se debería llevar el 20% el jugador, muchas veces renuncia porque lo que quiere el jugador es la garantía del contrato por dos o tres años con su nuevo club. Los agentes son más potentes que los clubes, por lo menos en los clubes que manejamos nosotros. En los clubes grandes de Europa allí hay otro manejo.

-Antes era común la transferencia de club a club.

Hace mucho tiempo pasaba eso, de la década del ´80 para acá los dueños de los jugadores son los agentes FIFA o contratistas u otros que no lo pueden ser. Hay algunos que no tienen certificado de buena conducta y tienen a un familiar en ese lugar como pasa con Bentancurt. Usaba a un hermano o un primo.

-Los dueños de los jugadores son los contratistas, no los clubes.

En la mayoría de los casos sí. Ni Nacional ni Peñarol son dueños de los jugadores. A ver, está prohibido por FIFA, que nadie puede ser dueño de otra persona. La pobreza de los clubes, la necesidad del dinero lleva a esta situación.

-Ya en formativas los jugadores tienen contratistas.

Por ejemplo te cito un caso real. Fonseca (Daniel) elige 5 jugadores de formativas en Defensor. Compra un paquete de 2 millones de dólares, son 5 juveniles, de esos capaz 4 quedan en el olvido y uno es Cáceres.

-La gente no ve los que no llegan, una obviedad porque no son noticia.

Yo llevé a Gonzalo Maulela a Italia. En ese paquete de 5 fue con Cáceres. Fonseca se quedó con el pasaporte de él, al mejor estilo de los que llevaban gente a prostituirse a Italia.

-Fonseca es de los agentes que ha tenido problemas.

Está complicado, una vida azarosa. Los agentes serios trabajan bien y son respetados.

-Para los jugadores han sido beneficiosos en líneas generales.

Sí porque él jugador por sí solo no sabe manejarse, sus negocios. Estamos hablando de adolescentes, tienen que madurar rápidamente. Muchos vienen de hogares vulnerables, es terrible. Acá hay una riqueza de jugadores que es increíble, la mezcla de razas, de la inmigración ha dado que acá existan cantidad de jugadores con condiciones físicas y futbolísticas técnicas muy elevada en proporción a la población. Debe ser el único lugar del mundo que se da.

-El baby fútbol es una cantera inagotable.

También es cierto eso, yo tengo una opinión bastante crítica de lo que es la organización del baby fútbol y de la forma que se disputa pero sin dudas que atrás de cada niño hay una familia ilusionada. Lo que en otro momento era “M´ hijo el dotor”, hoy es “M´ hijo el jugador de fútbol”. Eso lleva una carga emocional bastante complicada para el niño. Los niños en el baby lo que quieren es jugar y no competir; en realidad los que quieren competir son los padres. Si vas los fines de semana te vas a encontrar a padres colgados de un tejido como si fuese la final del mundo.

-Por ejemplo el basket no lleva tanteador a edades tempranas.

El niño quiere jugar. Yo he visto cuadros de baby fútbol haciendo pretemporada. Una locura. Eso contradice todos los conocimientos sobre educación física, no hay gente idónea, ¿quiénes son los dirigentes que están en un cuadro de fútbol? ¿hay idoneidad moral para estar ahí?

-Ahora se da el caso de un jugador uruguayo que está en las formativas del Real Madrid.

Es mucho más probable que no llegue a que llegue, la estadística es matadora. Otro tema en relación a la carrera profesional. Sus hijos van a jugar al fútbol profesional y pueden ganar una plata entre los 20 y 30. A los 30 años la profesión los abandona sí o sí y muchas veces esos tipos no se preparan para los próximos 40 años que son los más importantes de su vida. Ahí te tiene que impulsar la familia, los hijos. Y muy pocos sobreviven. Quienes sobreviven son los que hicieron una carrera seria, ordenada, pudieron ahorrar e invertirlo y estar en condiciones de manejar su futuro. Otros por más dinero que hagan terminan dilapidándolo, en la calle.

Hay varios casos.

Fabián O´Neill , pensá en el “Pato” Aguilera, en el “chango” Pintos Saldanha, campeón del mundo.

-Vos los recomendás, los asesorás.

Permanentemente, lo primero que hay que decirles es la realidad, esto es mucho sacrificio, es abandonar muchísimas cosas a una edad muy temprana, y lo más seguro es que no llegues y que no logres un buen contrato que te haga hacer una diferencia. Tenés que estar preparado.

-Las cifras hablan por sí solas, es un 0,14% que llega a jugar en primera división.

Yo tengo jugadores como el de un sanducero que se llama Jonhatan Sabatini que hace años se fue a Italia y recién este año con 28 años está jugando en la primera en Suiza, habiendo logrado un contrato que le permite vivir bien. En base a mucho sacrificio. También tuve otro de apellido Zardo con muy buenas condiciones, el organismo le jugó una mala pasada y se tuvo que venir, falleciendo a los 25 años. Maulela fue a jugar a Italia, en Brindisi, bien al sur, en la B de Italia, no le renovaron el contrato. Se volvió para acá, jugó en Rentistas, en Paraguay y anda ahí, luchándola casi con 30 años.

-Seguís vinculado a los jugadores.

Sí claro, hablamos, nos vemos seguido. El 4 de febrero mando un jugador de apellido Chéchile, jugó en Fénix, en Danubio, en la selección uruguaya, quedó libre y se tuvo que venir. Va a un cuadro de la B de Italia, tiene pasaporte comunitario que esa es una característica de esta zona, eso favorece.

-El panorama que describís es realmente sombrío. Son pocos los elegidos.

No es lo que pintan. Te puedo contar el caso de Merentiel, es conocida la historia del padre que se tomó un ómnibus y se bajó al rato. El hijo estaba en Peñarol, estaban como locos y ya se volvió.

-Trasciende y es noticia cuando se va, no cuando vuelve.

Yo tengo 6 o 7 jugadores que están acá, ninguno es noticia. Están “tirados”. Tuvieron la oportunidad. Pero para esto hay que resistir, tener claro el objetivo, mentalmente estar preparado, una familia que te respalde en el buen sentido, no que se vaya contigo a vivir a Montevideo. Tenés el caso de Méndez que volvió a Bella Vista. Un jugador sensacional. Nacional lo vendió a Bélgica. Muchos padres se van detrás de los hijos y es un error. Vos tenés que pensar que un jugador de fútbol entrena dos horas por día y las otras veinte y dos horas ¿qué hace? El ocio, el aburrimiento, sin plata, lejos de sus afectos. Es muy difícil de resistir, no es para cualquiera. El propio Suárez ha dicho que si no fuera por su esposa no hubiera resistido, en su momento su novia, él no hubiera salido. El ser humano no es solo lo que hace y menos en una actividad como esta. Es todo el resto de la cosa, y para eso los chiquilines no están preparados, sobretodo cuando vienen de capas sociales vulnerables.

-Por eso te piden que estudies en algunos clubes de la capital.

Siempre que no interfiera con el entrenamiento. Si ese chiquilín es bueno y empieza a hacer doble o triple horario no quieren que jodan el liceo, porque ahí interfiere con el negocio. Los clubes no tienen la función social, atrás de los clubes está alguien que está invirtiendo y quiere sacar la plata lo antes posible. Es un comercio de seres humanos. Poco le importa al tipo si el jugador se va a deprimir, si se va a amargar, si va a llorar y si se va a arruinar de por vida, le importa que valga plata. Aquellos que andan bien encuentran todos los mimos y los otros a la vía.

-¿Trabajás solo?

Tengo gente que me ayuda como Uriel Pesce que es el técnico de Estudiantil, es con el que más trabajo. El “Ñato” Parodi me da una mano. En Montevideo con Gianni Gigou, aquel 8 de Nacional campeón con la Roma de un Scudetto. Hemos estado con Gianni en foros internacionales representando a Wanderers de Montevideo, nos ha ido bien con eso. Pero yo realmente sigo viviendo de la Abogacía, del fútbol he tenido ingresos para cubrir los viajes y poco más. Son inversiones a largo plazo. El tema es la seriedad y el profesionalismo con que lo hagas, yo soy muy cuidadoso de los seres humanos, nunca me he peleado con los jugadores. Se que estoy negociando con un ser humano, que son personas, que sienten, se amargan y que no solo tenés que verlo por lo económico.

-¿Crees que la sangría de jugadores influye en el nivel futbolístico de Paysandú?

Sin dudas que sí, esta selección de Paysandú que está jugando el torneo de OFI, en Montevideo debe haber 3 selecciones más con jugadores de Paysandú. El fútbol de acá cada vez es más amateur. Hay dos tipos de fútbol, el de aficionados y el profesional y así lo define la FIFA. Y el fútbol uruguayo es casi aficionado. En Montevideo hay un profesionalismo muy reducido, pero la mayoría son aficionados. Porque el fútbol para ser rentable tiene que ser un espectáculo, el fútbol no se nutre de las entradas, se nutre de la televisación. Los estadios son cada vez más chicos, porque lo importante es que se transmita por cable y que la gente compre el espectáculo. ¿Qué espectáculo puede comprar la gente por cable cuando ve un jugador que no está en condiciones físicas? Yo llevé un ómnibus con gurises a probar a Montevideo y me dicen que el arquero es muy bueno pero no tiene noción de arco. Yo le dije a “Chumbo” quien me hizo ese comentario, ¿qué noción de arco va a tener si el chiquilín entrena en un cantero en calle Bulevar? O sea no tiene arco. Era de Independiente que había salido campeón en Paysandú. ¿Quién va a comprar ese espectáculo? No solo no va a la cancha hay otra cosa peor, hay una incipiente violencia en el fútbol que es increíble que no se pueda combatir. No la combaten porque nadie se sincera. A mí nadie me va a decir que hay rivalidad entre Bella Vista y Rampla. Nunca existió rivalidad entre esos dos equipos. Podría haber entre Litoral y Bella Vista, entre Estudiantil y B. Vista. Hay un problema de droga, todos se callan la boca. Que se sinceren, todos lo saben. Lo que pasa es que tienen miedo, trabajan los dirigentes en forma voluntaria, poniendo plata, para sacar el club de sus amores adelante, si encima tienen que combatir esto y al otro día les puede aparecer el auto roto. Han querido algunos dirigentes cerrar el club e irse para sus casas. Hasta que no se sinceren y digan las cosas como son no lo van a combatir. ¿Cómo va a pasar que en una trifulca que hubo un guardia de seguridad le hayan partido la cabeza con el contador de la luz? Un tipo que arranca el contador de la luz y nadie hace nada. No seas malo. ¿cuántos son? ¿Son los hooligans?

-Con esta realidad no hay muchos oferentes para trabajar como dirigentes.

Se ha corrido la gente. Nelson (Manzor) es un tipo inteligente, pero empezás a buscar y lo que veo es que lo que no hay son ideas, proyección para el futuro, cómo trabajar. Cada vez que se plantean cosas nuevas se resisten y la gente dirige el fútbol como si fuese el Real Madrid, eso lo siente acá. Acá hay pocos clubes con infraestructura para ser clubes de fútbol, Bella Vista, Estudiantil. Centenario, Independencia y pará de contar.

-¿Cómo ves lo de 18 de julio?

Con el bolsillo de Ayende. Mañana Ayende se va y se termina. Está Soria en Amanecer que tiene un proyecto interesante y lo está bancando, puede ser el más serio y el más a largo plazo. Hay conocimiento allí, es un profesional.

-¿Tiene chances Paysandú de volver a tener un equipo profesional?

Sin plata no. Tenés que bancar un proyecto que genere, y necesitás 5 o 6 años. Porque el público es exitista, te acompaña la gente si tiene éxito deportivo como pasó en el básquetbol. Cuando los resultados no acompañaron se vació el estadio y terminaron con problemas económicos pero hacer un cuadro competitivo de básquetbol cuesta una cosa y en fútbol cuesta tres veces más. Además gana mucho más un jugador de fútbol comparando con el básquetbol. El presupuesto de Wanderers de Montevideo es de 350 mil dólares por mes, para eso tenés que tener quien ponga plata. Los mejores jugadores de Wanderers son de Mesa, lo bancó 4 años a Wanderers y lo llevó a ser lo que es, figuraba como vicepresidente pero en realidad era el gerenciador. Todos los clubes se bancan así excepto algunos como Defensor, pero viene de muchos años trabajando. Es el ejemplo en administración pero en otros clubes hay otros Mesa. Él gastó 5 millones de dólares, rescató con Maxi Rodríguez que lo vendió a Gremio en 2 millones, con otro jugador a Italia otros dos.

-Me estás diciendo que los clubes por la vía de los hechos tienen dueños, son sociedades comerciales como en Europa pero allá es voz populi.

Mesa fue y compró el Huelva y luego lo vendió y el 10% de Pescara.

-¿En Peñarol y Nacional hay dirigentes que tienen jugadores?

No figurarán pero sí, sin dudas. Antes existían las hazañas, hoy es el presupuesto el que manda. Si competís con un cuadro 10 veces con mayor presupuesto que vos, le ganarás una vez cada tanto. Pero atrás de todo esto, está que a tu partido lo compra más gente que el del otro. Si tu equipo va bien vendés cable, acá hay un canal nuevo que está por salir, que quiere transmitir eventos del interior, comprar todos los derechos y venderlo para Montevideo porque sacan la cuenta que la mitad de la gente es del interior y pagaría 15 dólares extra para ver esos espectáculos. Me dijeron que le ofreciera más plata a Paysandú y Salto que a otros departamentos porque es más vendible esta zona y si vendés más, pagás más. Eso va a salir, más tarde o más temprano. Esa puede ser la solución para el fútbol del interior. Acá no entra plata, vendes pasteles, rifas, tortas fritas, eso es aficionado total. Tenés que tener buena pelota, buena cancha, buenas camisetas.

La FIFA pide unificar el fútbol a nivel país.

Hay que unificar. La OFI es un invento maquiavélico para recaudar y para que 20 tipos vivan con buenos sueldos en Montevideo. La OFI es una institución rica con clubes sumamente pobres. Es una vergüenza. La televisión (Tenfield) quiere departamentos no clubes, y quiere el paquete, la ciudad compitiendo, han tenido más respaldo popular Cerro Largo y Tacuarembó en el que la Intendencia apoya, acá la intendencia no respaldó ningún proyecto. Yo creo que debería darle dinero la Intendencia, acá logramos que se nos diera los viajes, se cambiaba por el toque de andén que cobra la Intendencia. Para mí hay que apoyar el deporte, es parte de la cosa.

-La ley de mecenazgo para instituciones no ha tenido éxito.

Es poco el beneficio, está mal hecha. Y la Junta tiene posibilidades de exonerar, hay que tener más inventiva para apoyar, de acceder a espacios públicos muy buenos para la colocación de publicidad y que perfectamente la Intendencia los podría ceder. No que ponga dinero la Intendencia, que se triangule de forma de articular con clubes para generar ingresos. Todo ha cambiado en el mundo y el fútbol es parte de ese todo.

FUENTE: 20ONCE de Paysandú



Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario