Search
miércoles 12 diciembre 2018
  • :
  • :

El Coronel Lazcano y su nuevo testamento: “la OFI no se hace responsable por las consecuencias que pudiera deparar el camino elegido por la AUF”

El Coronel Lazcano y su nuevo testamento: “la OFI no se hace responsable por las consecuencias que pudiera deparar el camino elegido por la AUF”
ARCHIVOCES DE LA OFI. EXCLUSIVO. Desde Montevideo/Eduardo Mérica para Diario Uruguay.
El nuevo testamento del Coronel Lazcano. El día del cañonazo de OFI a la azotea de la AUF
02/12/2010
“OFI, no se hace responsable por las consecuencias que depare el camino tomado por la AUF”
EL NUEVO TESTAMENTO DE LAZCANO
Esta es la declaración del Consejo Ejecutivo de la OFI, de puño y letra del Coronel Héctor Conrado Lazcano, hacia la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol), y dirigido – directamente – a su presidente Eugenio Figueredo, en respuesta a la resolución intrincable de la asamblea de clubes profesionales. Esto había que decirlo… “están entrando campo adentro como perico por su casa”.
Señor Presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol
Don Eugenio Figueredo
Presente 
La Organización del Fútbol del Interior viene por este intermedio a responder a la resolución de la asamblea extraordinaria de Clubes de AUF de fecha 16 de febrero de 1998.
Nuestra institución hace objeción formal de la convocatoria de dicha asamblea, por cuanto la citación recibida establecía un llamado a Asamblea Ordinaria y un Orden del Día constituido por Memoria y Balance del Ejercicio 1997, acompañada de la documentación correspondiente, en tanto que en el propio recinto de la asamblea, nuestro delegado fue informado, mediante repartido efectuado en el mismo momento, de una convocatoria a asamblea extraordinaria a efectuarse a continuación, en cuyo temario se incluía, nada menos, que la implementación del procedimiento por el cual el Ejecutivo de AUF, efectuaría la selección de los clubes del Interior que se habrían de incorporar al régimen profesional.
No puede pasar inadvertido, a la menos atenta observación, que la Organización del Fútbol del Interior es parte interesada, cuando se trata de elegir, seleccionar, licitar, o digitar, a los clubes del interior del país que se suponga dispuestos a iniciar actividades profesionales, en tanto se está tratando de una jurisdicción territorial notoriamente atribuida a OFI, se está refiriendo a clubes que en el momento son afiliados a OFI, pertenecientes a Ligas que son parte integrante de su estructura jurídico – política, y se está aludiendo a estadios y campos de juego que pertenecen a Clubes y Ligas de la Organización, que han sido escenarios tradicionales de sus principales competencias deportivas, y que junto a su público constituyen, precisamente, el principal patrimonio del Fútbol del Interior.
Por tanto, la objeción pasa de ser formal, a ser ética, transformándose en una cuestión de principios para toda la OFI.
Nuestra institución no puede silenciar ni admitir que sin consultársele, sin tener en cuenta a 90 Ligas y 3 Confederaciones, a 50 años de tradición, en los que jamás se permitió una injerencia ni una violación a su autonomía, la denominada Asociación Uruguaya de Fútbol se atribuya el derecho a echar mano de sus mejores clubes y sus mejores canchas, propiedad de su pueblo, de sus jóvenes, de toda la sociedad de los 18 departamentos, bajo la invocación que ejerce autoridad sobre todo el Fútbol del país.
La resolución adoptada por la Asamblea de Clubes de AUF, del pasado 1° de julio, mereció en todo momento el rechazo absoluto de nuestra Organización.
Prueba de ello son la nota cursada a la Asociación Uruguaya de Fútbol, de fecha 23 de julio, y la Declaración Pública de esa misma fecha, remitida como circular a todas las Ligas afiliadas, y que motivara la respuesta y adhesión de Juntas Departamentales e Intendencias del Interior del país, así como el pronunciamiento unánime de los Congresos de las tres Confederaciones zonales, de fechas 18 de julio, 26 de julio y 3 de agosto, y del propio Congreso Ordinario de OFI reunido en Fray Bentos, el 9 de agosto de 1997.
Pero además, el cuerpo de neutrales de AUF no puede ignorar esta radical oposición de OFI en la materia, por cuanto ello fue expresado por el Consejo Ejecutivo en pleno, en audiencia mantenida con la presencia del Presidente de AUF don Eugenio Figueredo, el día 12 de agosto de 1997.
Más aún, reconociendo el derecho de nuestra Organización en la materia, el Consejo Ejecutivo de AUF comunicó, por oficio del 21 de agosto, su voluntad de que las discrepancias expresadas por OFI fueran discutidas en el seno de la Comisión de Integración.
Y corresponde destacar, señor Presidente, esta reivindicación que OFI efectuara en favor de la Comisión de Integración, lo que llevó a que se trasladara a dicho ámbito las discusiones en torno al documento aprobado el 1° de julio.
Fue en el seno de la Comisión de Integración que, desde el 26 de agosto y hasta el 4 de noviembre de 1997, en régimen de sesiones casi semanales, se sometieron a análisis cada uno de los puntos en que OFI manifestara discrepancia, habiéndose logrado que AUF reviera su postura en una mayoría de los casos, como por ejemplo el área de 50 kilómetros de Montevideo, hacia el que AUF pretendía extender su influencia, o como la integración de la Liga Nacional Amateur.
El punto de ineludible discordia en las discusiones continuó siendo la integración de clubes del interior al profesionalismo, materia sobre la cual OFI recogió el parecer de un Congreso convocado expresamente, el día 27 de setiembre, sosteniendo el criterio de que no se rompiera abruptamente el vínculo de los clubes con sus Ligas de origen.
En la propia Comisión de Integración, OFI sustentó el criterio de una integración paulatina , en un proceso gradualista, a través de tres o cuatro años y que contemple la clasificación deportiva, comenzando con torneos cortos, que permitan una maduración y una acomodación paulatina de los clubes.
Es que nuestra institución entiende que no se puede sacar, de la noche a la mañana, una entidad profesional donde hasta ayer había un club amateur, por más que el régimen profesional de Montevideo lo haya decidido como necesario. No sin que previamente se deba transitar todo un proceso de aclimatación, intransferible, que a lo largo de los últimos años se fue cumpliendo mediante los Campeonatos de Integración, y que últimamente tuvo una primera fórmula preparatoria en la creación de la categoría de la Liga Mayor de Clubes de OFI, competencias integracionistas que siempre contaron con el apoyo de OFI.
Proceso deportivo que debe ser acompañado, además, de la preparación de toda una infraestructura económica y administrativa.
A esta altura, señor Presidente, corresponde destacar que la actitud dispuesta por la asamblea de AUF del 16 de febrero, significa abortar el diálogo emprendido, suspender el funcionamiento de la Comisión de Integración, y resolver unilateralmente una cuestión vital para los intereses del Fútbol Nacional.
Cabe dejar constancia que la Organización del Fútbol del Interior no se hace responsable por las consecuencias que pudiera deparar el camino elegido por la Asociación Uruguaya de Fútbol para incorporar clubes del Interior al régimen Profesional, no obstante lo cual proclama desde este momento que no ejercerá ninguna forma de presión ni impedimento sobre los clubes que voluntariamente así lo resuelvan.
OFI no cree , es cierto , que el profesionalismo que actualmente se practica en el seno de AUF , constituya un mecanismo idóneo, ni adecuado, ni deseable, para las instituciones del interior del país. Los Clubes del Interior cumplen una función social en favor de su comunidad, que el actual régimen profesional no proporciona, pero están muy lejos de poder afrontar erogaciones económicas de la magnitud de las plantillas de contratos de los jugadores del sistema profesional. Eso habrá que decirlo.
Pero al mismo tiempo, corresponde que nuestra Organización declare públicamente que no está dispuesta a admitir pasivamente que el Fútbol Profesional quiera buscar recursos en las recaudaciones del Interior, o en la tele audiencia del Interior, en los avisadores y promotores del Interior, en definitiva el medio natural de sus clubes y sus Ligas, penosamente construidos con el sacrificio de generaciones de deportistas y dirigentes, solamente porque una dirigencia del Fútbol de Montevideo, haya llegado ahora a la conclusión que pueden mandar sobre el Fútbol Uruguayo todo.
Para ello exigirá que las presentaciones del profesionalismo en estadios del interior no perjudiquen el calendario de los torneos locales, a cuyo propósito reclamará vigorosamente la solidaridad de las Intendencias Municipales y Juntas Departamentales, en el entendido que dichos escenarios pertenecen a las poblaciones de los 18 departamentos, cuyas expresiones culturales y deportivas merecen contar con sus instalaciones, con mucho mayor mérito que exhibiciones profesionales de equipos de la Capital.
En  cambio, la Organización del Fútbol del Interior ofrecerá toda su colaboración a cualquier iniciativa tendiente a pensar al Uruguay como unidad, como país sin exclusiones, planificando el futuro del Fútbol Uruguayo como un todo, transitando el camino del diálogo y el entendimiento.
Un camino que privilegie a las generaciones juveniles, los campos de juego e instalaciones donde los jóvenes aprendan y se formen, se proteja su salud física y mental y la integridad de sus familias, y donde los deportistas se conviertan en seres humanos antes que en fenómenos.
Saluda a Ud. muy atentamente                                                                         
EL PRESIDENTE DE O.F.I.
                                                                              
CNEL. HECTOR C. LAZCANO


Eduardo Mérica, periodista uruguayo desde 1979. Integrante de las redacciones de La República, Estediario, El Deportivo Sport Magazine y Marca. Tuvo pasajes por radio CX 32 Radiomundo "Contacto Deportivo" y CX 38 Sodre. Redactor creativo del programa Vida Sana (Canal 5 Sodre), Jornalista en A PLATEIA Livramento, Brasil. Sub Editor de ACAURUGUAY.COM y Editor de www.diariouruguay.com.uy y www.futboluruguayo.uy. Es miembro de AER y presidente de la filial APU (Asociación de la Prensa Uruguaya) Rivera.


Deja un comentario

error: Este contenido esta protegido!!